¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

martes, 12 de agosto de 2014

DIEZ BASES PARA EL MUNDIAL


Comenzamos un pequeño serial de cara al próximo Mundial sobre algunos jugadores que consideramos deben ser a seguir por el aficionado. Empecemos por los bases. 


DERRICK ROSE (USA, 25 AÑOS, 1.91) Tras pasarse en blanco toda la temporada 2012-13 y jugar tan sólo 10 partidos el pasado curso, pocos deseos pueden estar más alentados por el buen aficionado al baloncesto que el recuperar al único jugador que junto a Kevin Durant ha sido capaz de discutir la soberanía de LeBron James como mejor jugador del planeta (MVP en 2011, el más joven de la historia en conseguirlo) Con la ausencia confirmada de Durant (el contratazo de más de 300 millones de dólares por 10 años vistiendo las zapatillas Under Armour tiene la culpa), Rose se convierte en líder absoluto del combinado de Krzyzewski. Ojala en España comencemos a ver el comienzo de la “Roserrection”.      


El gran líder de los yanquis.


STEPHEN CURRY (USA, 26 AÑOS, 1.91) Pocos jugadores han tenido un impacto tan reciente en la NBA como este tirador de seda paisano de LeBron James (ambos naturales de Akron) y eficaz playmaker que se ha metido en el bolsillo a todos los aficionados como el base que mejor combina dirección y anotación. Un espectáculo.    


La muñeca más letal


DANTE EXUM (AUSTRALIA, 19 AÑOS, 1.98) Después de arrasar en cuantos campeonatos de formación compitió, presentarse al draft de la NBA para ser elegido en quinta posición por Utah Jazz, e incluso tener tiempo para dejar ráfagas de su clase en la Liga de Verano de Las Vegas, llega el momento de ver a la perla aussie en su presentación absoluta internacional. En una selección habituada a la libertad de cara al aro para sus exteriores, y sin Patrick Mills (quien hubiera conformado una tripleta de bases NBA junto a Exum y el cavalier Dellavedova), vamos a ver a Exum tirarse hasta las zapatillas. No se lo pierdan, es una estrella en ciernes.   


The spirit of Australia


GORAN DRAGIC (ESLOVENIA, 28 AÑOS, 1.91) Viene de hacer la temporada de su vida en la NBA liderando a unos sorprendentes Phoenix Suns (20.3 puntos y 5.9 asistencias por partido) Está en el mejor momento de su carrera y no para de crecer. Las opciones eslovenas pasan por las manos y el talento de este killer con cara de niño y actitudes en ocasiones demasiado chulescas.   


Genio y figura.


MARCELINHO HUERTAS (BRASIL, 31 AÑOS, 1.91) La madurez de un crack. Absolutamente imprescindible para entender el triunfo liguero del Barcelona este curso (en Valencia aún recuerdan la canasta que les apeó de la final), ya nada queda de aquel base de maneras alocadas que llegara a España hace más de diez años de la mano del Breogán de Luego, para posteriormente enrolarse en la siempre brillante cantera del Joventut de Badalona. Con dos jóvenes talentos apretando por detrás como Raulzinho Neto y Rafa Luz, la experiencia y temple de Huertas vuelve a ser uno de los grandes valores de una selección capacitada para luchar por las medallas.   


La batuta brasileña


JOSE  CALDERÓN (ESPAÑA, 32 AÑOS, 1.91) Con el retorno de Navarro a la selección nacional, Calderón debería volver a brillar en labores de dirección y no ser tan necesario su tiro exterior. No obstante hay que recordar que hablamos de un jugador que ha lanzado desde el triple con una efectividad del 46 y 45% respectivamente en sus dos últimas campañas NBA, por lo que esperamos ver al mejor Calderón con este aspecto vistiendo la camiseta de nuestro combinado. A punto de cumplir los 33 años y empezar una nueva aventura en Nueva York, sigue siendo uno de los “jefes” de la mejor generación baloncestística de nuestra historia. 


RICKY RUBIO (ESPAÑA, 23 AÑOS, 1.93) Los lectores de este blog ya saben que no somos precisamente objetivos con este jugador que tanto nos alegra la vista con su juego esteticista y preciosista, pero es que da la sensación de que dentro de la talentosa tripleta de bases nacional, a esta cita es Ricky quien llega en mejor forma. Afortunadamente su lesión de ligamentos parece totalmente olvidada, mantiene su excelsa visión de juego, y cada vez se atreve más a penetrar. Lástima de su tiro exterior, que sigue siendo casi inexistente. Sigue siendo un chaval y ya parece un veterano de la Ñ.   


Ricky y Calde, bases con química


JUAN JOSE BAREA (PUERTO RICO, 30 AÑOS, 1.83) Y ya que estamos con Ricky, hablemos de su peculiar “back up” en Minnesotta (con muchas papeletas de traspaso actualmente), el campeón de la NBA en 2011 con Dallas es uno de esos jugadores capaces de sobrevivir en un mundo de gigantes. Sus entradas a canasta son un auténtico suicidio, pero eficaces. En Puerto Rico es santo y seña y tendrá libertad para jugarse todas las que quiera.   


Orgullo boricua.


NICK CALATHES (GRECIA, 25 AÑOS, 1.98) ¿Es el momento de Calathes en Grecia?, debería serlo, y tomar definitivamente el relevo de Nikos Zisis. Katsikaris confía ciegamente en quien fuera figura en la NCAA con los Gators de Florida (suyo es el primer triple-doble de la universidad), y le espera con los brazos abiertos una vez cumpla su sanción de cuatro meses por dopaje y pueda enfundarse de nuevo la zamarra helena.   


Calathes Kid


FACUNDO CAMPAZZO (ARGENTINA, 23 AÑOS, 1.79) No es precisamente un recién llegado al combinado celeste, pero ha sido tan longeva la calidad de la “generación dorada” argentina que a las jóvenes figuras les ha costado abrirse paso. Campazzo parece el relevo natural del eterno Prigioni (37 años y aún rockeando) Competitivo y con buena mano, otro de los que sabe buscarse la vida a pesar de su estatura. El Real Madrid le quiere.   


Campazzo, a dar el salto.





No hay comentarios:

Publicar un comentario