¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

miércoles, 13 de junio de 2018

PEDRO Y PABLO SE CITAN DE NUEVO











Como si fuera una versión moderna y baloncestística de Los Picapiedra, Pedro y Pablo vuelven a ser los protagonistas de las grandes finales de Liga Endesa por segundo año consecutivo. En el caso del entrenador baskonista accede a su segunda final seguida con el mérito de no hacerlo ni en Madrid ni en Barcelona. Es la tercera final de un técnico absolutamente consagrado cuyo primer play off final por el título fue dirigiendo al Joventut (en 1990 y ante Barcelona, a la postre campeón) Mucho mérito por tanto el de este ilustre de los banquillos ACB.  


Y qué decir de Pablo Laso. El vitoriano continúa engrandeciendo su leyenda. Es nada menos que su séptima final liguera consecutiva. Nunca ha fallado en la cita final por el título desde que se sienta en el banquillo madridista, hito que nos hace viajar en el tiempo hasta el Madrid de finales de los 70 y primeros 80 de Lolo Sainz para encontrar una trayectoria similar. Hablamos por tanto de algo no visto en la casa blanca desde hace más de 35 años. Que el Real Madrid vive una nueva edad dorada de la mano de Laso no es ya una opinión sino más bien un hecho contrastado. 


No puede haber mejor guinda para la temporada que un duelo al mejor de cinco partidos entre estos dos equipos, los mejores de la ACB, primer y segundo clasificado, y los dos únicos españoles que jugaron eliminatorias por el título europeo, cayendo Baskonia ante el Fenerbahce de Obradovic y Real Madrid resultando brillante campeón. Por si fuera poco, los dos mejores jugadores de la temporada, con una valoración media de 19.3 cada uno por partido, militan en estos dos equipos. Nos referimos a Luka Doncic (¿sus últimos partidos en España?) por parte madridista y Tornike Shengelia por el lado baskonista. 


A disfrutar. 




martes, 12 de junio de 2018

LA HISTORIA DE UNAS FINALES SIN HISTORIA





El Rey hincó su rodilla.




El signo de los tiempos de nuestro blog hace que pasemos de puntillas por uno de los grandes acontecimientos baloncestísticos de cada temporada, como son las finales de la mejor liga de baloncesto del mundo, la NBA. Hemos tenido la suerte en los últimos años de asistir a grandes series finales entre Miami y Dallas, Miami y San Antonio, y más recientemente Cleveland y Golden State. Todas ellas con un denominador común: LeBron James, el gran dominador de la Conferencia Este, primer jugador en la historia en ganar diez veces consecutivas su división, y campeón del Este en nada menos que nueve ocasiones. Un joven LeBron James precisamente sufría el anterior 4-0 acaecido en unas finales NBA. Tenía 22 años, y los San Antonio Spurs de Parker, Ginobili y Duncan no dieron opción a aquel equipo liderado por un joven insolente que había destronado a los Detroit Pistons de Billups, Hamilton, Prince y Rasheed Wallace y buscaba dominar la NBA. Once años después un LeBron maduro, evidentemente mejorado, pero claramente exhausto, vuelve a caer sin contemplaciones, 4-0, frente a la nueva dinastía de la NBA. Los Golden State Warriors ganan su tercer anillo en cuatro años y dada la media de edad de su núcleo fundamental todo apunta a que no será el último. La liga sigue sin encontrar respuesta a la fastuosa dinamita de los Curry, Thompson y Durant, sólo Houston Rockets parece haberse acercado a la resolución de la fórmula, y nos quedamos con la duda de saber si hubieran hecho morder el polvo a los de Steve Kerr de no haber perdido a Chris Paul para los dos últimos partidos después de que los de D’Antoni llegasen a ponerles contra las cuerdas con 3-2 en la serie.  




No fue por tanto un camino fácil el de Golden State hasta llegar a su cuarta final consecutiva. Tampoco el de Cleveland, exuberante ante Toronto (4-0) pero sufriendo lo indecible frente a unos Boston Celtics de nuevo sorprendentes pese a no contar en play offs con su gran estrella Kyrie Irving, ni por supuesto Gordon Hayward. Con esas premisas ambos equipos se citaban de nuevo en una gran cita para la que los de Oakland eran grandes favoritos, pronóstico que cumplieron de manera casi insultante.  




Y es que unas finales en las que uno de los rivales no estrena su casillero de victorias siempre resultan decepcionantes y obviamente poco competidas, pese a que el primer y tercer partido gozaron de la emoción necesaria para tenernos enganchados a la pantalla y disfrutar de un gran espectáculo. Esa consideración del baloncesto en los pequeños detalles cobró visos de absoluta crueldad en la figura del ciclotímico J.R.Smith, protagonista del primer partido cuando en una jugada que pasará a la historia (a su pesar) de las finales de la NBA renuncia al tiro tras capturar un rebote ofensivo con marcador empatado a 4 segundos del final, saliendo de la zona y dejando consumir el tiempo ante la atónita mirada de un LeBron James quien se había vaciado una vez más sobre la cancha (acaba con 51 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias en 48 minutos) No sabemos qué hubiera pasado de haber sabido aprovechar Smith aquel balón que era un tesoro (o de haber anotado George Hill el segundo tiro libre, por no cargar toda la culpa sobre el imprevisible alero de New Jersey) y de haberse anotado Cleveland el primer punto de la serie. Creo sinceramente que Golden State hubiera acabado alzando igualmente el título, pero las series hubieran transcurrido por unos niveles de competitividad totalmente diferentes. La prórroga a la que se vio condenado el equipo de Tyronn Lue (cada vez más irrelevante en sus decisiones, y sobre quien sus conocidos problemas de ansiedad generan lógicas dudas sobre su capacidad para estar al frente de la nave de un equipo que aspire a ser campeón) nos ofreció a un equipo hundido tanto o más psicológica que físicamente. Con un 0-9 de salida Golden State comenzó a encarrilar el primer punto de las finales, la posibilidad, que se alumbraba lógica, del barrido del 4-0, y el deseado “back-to-back” como ganadores del anillo, con Kerr recurriendo de nuevo al descarado “small ball” y la renuncia al pívot (Curry-Livingston-Thompson-Durant-Green es el quinteto que borra de la pista a Cleveland en el tiempo extra) 



J.R.Smith saliendo de la zona con el último balón. Jugada para la historia.





El segundo choque no fue más que una continuación de aquella prórroga. Pese a la resistencia inicial de los de Ohio, el paso de los minutos fue imponiendo el peso de la lógica de un equipo superior, con mayor y mejor rotación, y más trabajado y dosificado. En el segundo cuarto los de Oakland comienzan a estirar el marcador otra vez con Livingston formando parte del quinteto (aprovechando la ausencia de Igoudala en esos dos primeros partidos), un parcial de 0-7 con dos canastas del base de Illinois y un triple de Curry rompían la barrera de la decena de puntos, y anticipaba la segunda victoria californiana que sólo debía esperar el desangrado del rival, incapaz de cerrar las vías por las que su barco hacia aguas frente a los torpedos de un Stephen Curry que con 9 triples (de 17 intentos, por encima del 50%) establecía un nuevo record de canastas de esa distancia en unas finales de la NBA, superando la anterior marca de 8 de Ray Allen en 2010. 2-0. Factor cancha salvado. Misión cumplida. Tocaba viajar a Ohio. 




Si levantar un 3-1 en 2015 ya había sido una labor hercúlea para un LeBron que por entonces contaba con la letal alianza de Kyrie Irving, hacerlo con un 3-0 parecía directamente misión imposible, por eso el tercer partido se antojaba absolutamente vital para dar ya por campeones a los de Kerr o al contrario pensar que tendríamos todavía finales y los Cavaliers conservarían alguna mínima esperanza de remontada. Y ciertamente no se les puede reprochar nada a los de Lue en este tercer choque con una puesta en escena arrolladora por parte local. Cleveland ofreció a sus seguidores sus mejores minutos de las finales, en unos espléndidos primeros cinco minutos en los que llegan a poner un salvaje 4-16 en el marcador, con acciones tan descomunales como el autopase a tablero de LeBron para hundir el balón en el aro. Al lado de The King Kevin Love demostraba casta y orgullo peleando por cada balón y mirando el aro con decisión, y hasta J.R.Smith se redimía con cinco puntos casi consecutivos. Pero Cleveland seguía enfrentándose a dos poderosos rivales cuya conjunción parecía imposible de batir. Por un lado su rival, la casi perfecta maquinaria ofensiva de Golden State, por otro el tiempo y el paso de los minutos, puñales que lenta pero inexorablemente se irían clavando en las piernas de sus hombres clave, especialmente el infatigable LeBron James. Igoudala reaparecía y entraba mediado el primer cuarto sentando a Javale McGee para volver a ese juego sin pívots que tanto rédito da a Steve Kerr, y Kevin Durant comenzaba su recital particular. En un suspiro Golden State estaba en el partido. En los últimos 4 minutos los visitantes lograban 18 puntos, sin fallo en sus últimas siete posesiones, que finalizaban en canasta o en tiros libres igualmente acertados. El marcador una vez sonado la bocina de fin de periodo no ofrecía dudas. 28-29. Sólo un punto de ventaja para unos Cleveland que parecían haber jugado su mejor baloncesto en las finales. Aún sacarían fuerzas los de Ohio para dominar el tercer cuarto, y Lue atisbaba parecer un entrenador de verdad gestionando sus recursos, sacando partido de la clase de un Rodney Hood cuyo enfrentamiento con el técnico en el cuarto partido ante Toronto (se negó a disputar los minutos de la basura, considerándolo un insulto para un jugador de su categoría) lo han pagado caro todas las partes implicadas. No obstante Cleveland tenía razones para el optimismo viendo a su equipo mantener distancias en torno a la decena de puntos, hasta que Durant volvió a demostrar que aquella noche estaba tocado por los dioses, con seis puntos en el último minuto y especialmente un triple a 1 segundo del descanso tan letal y casi tan lejano como el de Curry al filo del descanso en el G1 para poner el empate a 56. El 35 de los Warriors dejaba el marcador en un apretado 52-58. Cleveland seguía jugando su mejor baloncesto posible, ni siquiera necesitaban a “LeBron contra el mundo” (en el primer cuarto sólo había realizado cuatro tiros de campo, ocho en el segundo… en el total del segundo tiempo sumaría 16 lanzamientos más), pero sólo se veían seis arriba en el luminoso con 48 largos minutos por delante. Seis puntos de ese extraño elemento llamado Javale McGee metían a los Warriors en el partido hasta el punto de empatar a 61 transcurridos apenas dos minutos de tercer cuarto (entre medias otro triplazo de Durantula) Los de Kerr comenzarían a tomar el mando del partido, y pese a la resistencia de los Love, Hood y un cada vez más desinflado LeBron no cederían la ventaja en el electrónico hasta el último cuarto, cuando el partido entro en esa apasionante fase “columpio” con constantes cambios de liderato. El último de los locales fue a tres minutos para el final, momento en el que un desafortunado Curry (3 de 16 en tiros de campo, 1 de 10 en triples) anota cinco puntos en 20 segundos para poner a su equipo cuatro arriba, encontrando la respuesta en el orgullo de King James que responde con un triple. Los mejores minutos de las finales. Kevin Durant regalaría su séptima asistencia de la noche al reaparecido Igoudala y el propio Durantula mataría el partido con un triple antológico para poner una inalcanzable ventaja de seis puntos a 49 segundos para el final. El espigado alero marilandés cincelaba una obra de arte casi perfecta. 43 puntos con unos porcentajes de cortar la respiración (15 de 23 en tiros de campo, 6 de 9 triples y 7 de 7 en libres), además de 13 rebotes y 7 asistencias. Sencillamente uno de los mejores partidos que se recuerdan en unas finales, y la actuación definitiva para conseguir su segundo MVP Finals consecutivo. No puede haber dudas en el galardón, por mucho que reluzcan los 37 puntos de Curry en el cuarto partido, y es que las medias de 27.5 puntos, 10.75 rebotes y 7.5 asistencias por partido (además de 2.25 tapones por noche) le sitúan como el máximo anotador, reboteador y asistente de Golden State en las finales. La némesis perfecta de LeBron James, y además mejor acompañado. 



El fichaje que dimanitó la NBA





El cuarto partido significaba algo así como asistir al funeral de Cleveland mientras en las neveras californianas se enfriaba el champán. Fue un triste epílogo a unas finales sentenciadas prácticamente desde el momento en que J.R.Smith escribiese otro episodio más en su narrativa maldita (indispensable escuchar, a este respecto, el programa de “El Reverso”que Gonzalo Vázquez y Andrés Monje han dedicado a su quebradiza figura) con aquel disparatado rebote ofensivo. El 13-3 que reflejaba el luminoso a los tres minutos de partido tras un triple de Stephen Curry (era su noveno punto) no dejaba lugar a dudas. Íbamos a asistir a un trámite y no a un partido de las finales. Tanto fue así que prácticamente la única alegría que se llevaron los aficionados del Q Arena fue un celebrado “air ball” del odiado Draymond Green. 4-0, y LeBron James regresando a 2007, sólo que con once años más de baloncesto y batallas en sus piernas. 




Poca historia en unas finales que sin embargo, no podía ser de otro modo con LeBron James por medio, dejan mucha miga y análisis posterior. El ídolo de Akron confesaba en rueda de prensa posterior que tras el primer partido se lesionó su mano derecha golpeando los vestuarios del Oracle californiano, frustrado por la inverosímil derrota y por las decisiones arbitrales (especialmente su falta sobre Durant en el ocaso del tiempo reglamentario, en un principio señalada en ataque y posteriormente tras revisión cobrada como en defensa, una acción que al igual que el fallo en el libre de Hill y el extraño movimiento de Smith en el último balón, bien pudo cambiar el curso del partido, y quizás de las finales) Cualquiera que haya seguido este blog durante sus siete años de existencia no puede dudar de nuestro amor por LeBron. En esta nueva edad dorada del mejor baloncesto James reluce como la estrella más rutilante, la más desafiante a la lógica y la más capaz de devorar registros y coleccionar hazañas, pero todo eso es insuficiente para avanzar en un palmarés ya de por si desorbitado. Hablamos de un jugador condenado a ser recordado, al menos bajo el prisma actual (es muy posible que el paso del tiempo emita un juicio más generoso sobre su esfuerzo), más por la miseria de perder ya seis finales que por la gloria de llegar a nada menos que nueve últimas rondas de play offs. La absurda comparación con Michael Jordan, que ya padeciera Kobe Bryant (más lógica en el caso del escolta de los Lakers, por estilo de juego y posición en la cancha), sigue oscureciendo, como una sombra negra, la auténtica valía de un jugador nunca visto anteriormente. No entraremos en tal pernicioso debate, pero quienes se aferran a la dictadura de Jordan como el mejor de todos los tiempos por sus seis anillos en seis finales en 15 temporadas (¿a qué nivel deberíamos situar entonces a Bill Russell con sus once títulos en 12 años, dos de ellos como jugador-entrenador, siendo prácticamente el mejor de todas esas finales pese a que no se entregaba MVP por aquel entonces?) mal hacen en despreciar la constancia de la carrera de James, quien ha llegado a tres finales más que Jordan en de momento el mismo número de temporadas.



Reconocemos pues nuestro “lebronismo”, pero seguimos advirtiendo que su extraordinaria calidad como jugador queda empañada por su ansiedad en la búsqueda del anillo llevándole a inmiscuirse en tareas directivas tratando de dar forma a un equipo a su gusto. Ya le hemos perdonado su abuso en la posesión del balón y en la dirección del juego, asumiendo que no le basta con ser posiblemente el mejor alero de todos los tiempos, si no que busca el ser el mejor jugador, el baloncestista total, al que ningún aspecto del juego, ni en ataque ni en defensa, le es ajeno, pero debería concentrar sus energías más en la cancha que en los despachos. El disparate de esta campaña, cambiando medio equipo antes del “trade deadline”, no parece la mejor manera de conseguir un grupo ganador, al menos a corto plazo. En estas dos últimas temporadas marcadas por la llegada de Kevin Durant a Golden State, Cleveland ha contado con rosters de 21 y 22 jugadores respectivamente, sin dejar madurar apuestas que en principio parecían interesantes alrededor de jugadores como Isaiah Thomas, Jae Crowder, Dwyane Wade o Derrick Rose. Buscaban en la defensa la respuesta a la tormenta ofensiva de Oakland, pero quizás la respuesta hubiera estado en no renunciar a la dinamita. Lo empequeñecidos que están en este Cleveland jugadores con la excelente mano de Kyle Korver o Rodney Hood muestra que Tyronn Lue (o LeBron James) no son conscientes del momento que vive el baloncesto actual, en el que prima (por suerte) el descaro anotador antes que la desactivación ofensiva del rival. 




Y queda por último toda una NBA obligada a reflexionar sobre el modelo de “superequipos” en el que Golden State marca un antes y un después con la incorporación de Kevin Durant. En un baloncesto contemporáneo marcado (y repetimos, afortunadamente) por la anotación y el ataque, los Warriors acumulan dos jugadores que han sido máximos anotadores en cinco ocasiones en la presente década, cuatro de ellas el propio Durant, siempre en Oklahoma City, un galardón que bien podría haber seguido coleccionando pero a buen seguro no cambia tal honor por lucir dos anillos de campeón en sus manos (y dos MVPs de las finales), formando la posiblemente mejor tripleta de tiradores de todos los tiempos junto a Curry y Thompson. La gestión en Oakland ha sido realmente eficiente, con las incorporaciones vía draft de Stephen Curry (número 7 en 2009), Klay Thompson (elección 11 en 2011) o Draymond Green (segunda ronda en 2012), un buen ojo que parece mantenerse viendo el rendimiento del “rookie” Jordan Bell (mérito también de Steve Kerr, cuya gestión de los recursos humanos deja en evidente mal lugar el trabajo de Lue en el banquillo Cavalier), pero curiosamente sus MVPs en las finales han sido sus dos grandes fichajes vía agencia libre, un Andre Igoudala que buscaba nuevos retos después de haber sido All Star y jugador franquicia en Philadelphia, y sobre todo el de Kevin Durant, el golpe definitivo para que la NBA viva la mayor dictadura desde la era de los Bulls de Jordan. Esperemos que algún equipo encuentre la “respuesta” para que las próximas finales vuelvan a tener historia. 



Steve Kerr, tres anillos como entrenador... más cinco como jugador.




jueves, 7 de junio de 2018

SIETE AÑOS DEL TIRADOR MELANCÓLICO




La soledad del tirador.





En efecto, el 7 de Junio de 2011 veía la luz este blog. Siete años después, y a pesar de que el siete es mi número favorito (el número que lucía en su espalda mi ídolo de infancia, Chechu Biriukov), celebramos el aniversario más gris de la historia del Tirador. Con el blog en su peor momento, sin apenas tiempo al que dedicarle. De un ritmo de 3-4 entradas a la semana hemos pasado en los últimos meses a una semanal y gracias. Es terrible, y hasta se me ha llegado a pasar por la cabeza cerrar el chiringuito. Pero de momento seguiremos resistiendo, aunque me da muchísima pena el declive de esta página que, modestamente, creo que por momentos ofreció algo de buena literatura baloncestística.

Curiosamente (o en parte por culpa de eso) este séptimo aniversario coincide con un momento bastante importante en mi vida. En este 2018 están pasando cosas. He publicado un libro, me voy a casar, incluso he vuelto a subirme a los escenarios. Pero no puedo abandonar el mundo de las canastas. Necesito este blog.

Aquel 7 de Junio, sin que fuera consciente de ello, también se celebraban 18 años de la pérdida del mito Drazen Petrovic, cumpliéndose hoy por tanto 25 desde aquel desgraciado suceso, pero eso, evidentemente, es otra historia. 

Sea como fuere, intentaremos seguir adelante. Gracias a todos los que estáis ahí. 

miércoles, 6 de junio de 2018

ASI FUE LA VII LIGA PRIVADA EL TIRADOR MELANCÓLICO-ROCKY MOUNTAIN



Rocky Mountain, apoyo incondicional a nuestra liga









El siete es mi número favorito. Siete años lleva funcionando este blog y siete ediciones de nuestra liga privada del Supermanager ACB cumple. Mañana, día de nuestro aniversario, expondremos más sobre estos asuntos, pero hoy toca centrarse única y exclusivamente en nuestra liga, que por tercer año consecutivo está patrocinada por nuestros buenos amigos de Rocky Mountain. 

Desgraciadamente mediada la temporada hemos desatendido la liga y no hemos podido realizar las actualizaciones semanales como sucediera en los seis años anteriores. Nuestras más sinceras disculpas. Como todo el contenido del blog en general, la liga privada se ha visto perjudicada por nuestra falta de tiempo libre para esto que no deja de ser un hobby. Nuestra disculpa va para todos los lectores, pero especialmente para nuestro patrocinador Rocky Mountain, a quienes volvemos a agradecer su apoyo y patrocinio con tres pequeños obsequios para los tres primeros clasificados. Como los comentarios ya están desactivados dentro de la liga ni siquiera hemos podido hablar con los ganadores, pero pueden escribirme a pepekubrick73@hotmail.com para hacerles llegar el citado obsequio.

El despropósito y la falta de tiempo lo he notado particularmente en mi participación, finalizando en una horrible 53ª posición, aunque siendo fiel a la tradición al menos he logrado ganar una jornada (la 17) Temporada para olvidar. Pero vayamos a lo que importa, los ganadores. Sinzona, desde Caspe (Zaragoza) es el primer clasificado de la general final con su equipo 111. La victoria ha estado disputada porque ha tenido a unos 17 puntos al segundo clasificado, fanloman y su Can Mario’s, mientras que alvarozp completa el podio con un equipo al que ha dado el nombre de la liga y web, El tirador melancolico. Enhorabuena a ellos y a todos los participantes, que han realizado una gran liga siendo de hecho la temporada con mayor puntuación de todas las disputadas hasta la fecha (yo mismo he hecho unos 600 puntos más que el curso pasado, pese a no haber hecho una buena liga, y es que el gran nivel baloncestístico de la temporada regular ACB ha hecho que habitualmente hayamos visto muy buenas valoraciones individuales por parte de los jugadores de nuestra liga. Los Doncic, Shengelia, Norel, etc, han subido el nivel del juego)

Esta es la clasificación final:  



POSICIÓNEQUIPOMANAGERPUNTOS
111sinzona (Caspe)6.591,20
Can Mario'sfanloman (Barcelona)6.574,00
El tirador melancolicoalvarozp (Santos de Maimona (Los))6.565,80
Monroe Bellramonbrelobo (Trujillo)6.550,80
20-10-5 y sin saltarwebberjugon (Burgos)6.532,20
Choped tras chopedjmarmolarganda (Arganda del Rey)6.526,80
Burn SalamancaRodman91 (Fuenlabrada)6.525,20
Mrk&ThePiratesjuanjoaldo (Cartaya)6.512,60
MENOS DISCOTECA Y MÁS BIBLIOTECAPeRaSoViC19 (Fuenlabrada)6.510,60
10ºJmdelcobre1jmdelcobre (Algeciras)6.500,20
11ºStar Wars: Los últimos JediFrabicio (Gabias (Las))6.490,20
12ºLucas & Ainhoachake-20-valencia (Valencia)6.477,80
13ºMAS PRIVATEyomismo_28 (Calatayud)6.423,40
14ºyamo Teamyamo100 (Madrid)6.393,20
15ºFRANCHUTE MINGAFRIAyeye454 (Bilbao)6.375,50
16ºMellizos teampat-valencia (Valencia)6.374,40
17ºArsenal 19pegasoalex (Tres Cantos)6.369,60
18ºFORUM-TALAMaria-no (Talavera de la Reina)6.358,00
19ºBardoBARDO1974 (Vigo)6.349,40
20ºCHICAGO melimpiopanterinha (Castell (Es))6.347,80
21ºPerfect_Seasonkike_cdp (Madrid)6.343,00
22ºInenarrable encuentroBwoy (Madrid)6.335,00
23ºLa Font VellaPep5 (Quatretonda)6.330,20
24ºO TOLO ASPIRINO Y SU TROUPLadgerda ()6.317,80
25ºSometamos o matemosvicvasu (Santa Olalla del Cala)6.316,60
26ºToixanner RedemptionPeke#8 (Mataró)6.309,60
27ºtodojberriel1 (Telde)6.305,20
28ºSanta Ana la RealAndalux (Huelva)6.304,60
29ºForward 33Juanky G. (Tobarra)6.301,40
30ºESTUthemasteryos (Madrid)6.300,20
31ºIlla de OnsSTT (Madrid)6.274,80
32ºPajaritaMr. De ()6.268,80
33ºalcaralluchema70 (Ponferrada)6.259,40
34ºCapitán Caosalbrto8 (Valladolid)6.243,80
35ºMourne Dwejra*Alvarvs* ()6.205,20
36ºAvenida Belmont BCgunspector (Castellón de la Plana)6.184,60
37ºXcd5xavicd (Olesa de Montserrat)6.131,20
38ºX1iinrgt (Coruña (A))6.126,40
39ºPhnom Penhale_92_jandro (Sant Boi de Llobregat)6.112,00
40ºSWEET LOUBURKE MAESTRO (Madrid)6.075,40
41º¿Por qué todos los jugones sonríen iguajafdez (Marchena)6.072,20
42ºKUKUDRULUSsabañón (Vigo)6.063,40
43ºSPITFIRE COATIESBJC TOLEDO ()6.037,60
44ºPANTUSO VARGASlobo10 (Guadalmez)6.021,60
45ºEl equipo de Dantesvegeta (Barcelona)6.000,40
46ºME COMO A PANTUSO LOBEZNOerivan (Sant Feliu de Llobregat)5.982,80
47ºratatatatatatatatatatacapitanbud (Ponferrada)5.958,40
48ºLisazo-1lisazo (Valencia)5.912,20
49ºFive off tatikutatiku74 (Badalona)5.874,80
50ºSparta Fuentesnuevasfrog (Ponferrada)5.860,00
51ºSeremos Campeones😂balaguera (Almansa)5.855,20
52ºSira's Teamcharlydune ()5.847,80
53ºEL TIRADOR MELANCOLICOPepe Kubrick (Madrid)5.774,00
54ºThe LastSebasVIII ()5.772,00
55ºTerrence Morrrisedgar1991 (Morella)5.656,20
56ºRopopomponDe la Penya (Madrid)5.650,60
57ºEstos no son de fiarMbenaventep ()5.650,20
58ºORIOLJOEL3JUANMARTIN ()5.640,80
59ºTHE DAY THAT NEVER COMESpoliciaspolis (Carcaixent)5.521,60
60ºSpace Jamricar5adc (Valladolid)5.520,20
61ºThe Tabby Star Teamender57 (Ponferrada)5.495,40
62ºLOKOMIAbierzofree (Ponferrada)5.471,20
63º¡Schreiner hipster!manolo_14 (San Fernando)5.468,40
64ºPAOLA MOLLYIRON PALENCIAasspollo84 ()5.427,40
65ºEduardo Inda Pendienteagullom (Sabadell)5.395,80
66ºtripessergiohb86 (Madrid)5.341,40
67ºCBT ACB? ;(Raulovic_6 ()5.339,60
68ºS.D. PONFERRADINAJSRPONFE (Madrid)5.315,40
69ºPLCH 21ponguss (Lanzahíta)5.256,80
70ºkanuto kartofenkanutokartofen ()5.205,00
71ºXino xanodracnuca (Girona)5.204,80
72ºUARGHHHHHDICTATORSFOREVER ()5.181,40
73ºraloclaclaudiaxiao (Córdoba)4.996,80
74ºRoyCRoyCorella ()4.814,00
75ºCalabaza's Clubvule avdalovic (Valencia)4.801,80
76ºABIGAILJOYA666 (Ponferrada)4.792,60
77ºPUTOELCHEdomi64 (Guardamar del Segura)4.767,40
78ºSlow deathEddieThunder ()4.732,40
79ºX. VOLVO MASTERSsuperbetico1 (Loja)4.680,00
80ºjjavierdmjjavierdm (Logroño)4.613,00
81ºLa diligencialeganense (Leganés)4.601,80
82ºHiruRosko88 ()4.505,60
83ºYUNCOS ACB82manzano (Yuncos)4.471,40
84ºpucela teamVíctor55 (Valladolid)4.452,40
85ºRegalizsuku (San Fernando)4.376,40
86ºEl Héroe silenciosocharliehds (Pinto)4.154,40
87ºIdolo's Team 24jjavier11 (Granada)4.118,20
88ºEsteañosiPustulio (Albacete)3.847,80
89ºLOS 11 DE ENEROpignoise50 (Terrassa)3.836,40
90ºlx2vclx2vc (Torrejón de Ardoz)3.743,80
91ºmellis teamflbanderas (Córdoba)3.715,00
92ºmrjugon1ivan 07 (Valdepeñas)3.656,80
93ºMágico20rancataplan (Coles)3.611,80
94ºPataliebresnenichico ()3.467,20
95ºSlovenijaN.Bjelica (Ansoáin)3.426,20
96ºMalmö Dragonsnomadik (Málaga)3.340,00
97ºTeam Koyotesfernazinguer (Torrelavega)3.322,60
98ºMoisTeamMois23 ()3.302,20
99ºsurpriseRAFITA87MALAGA ()2.989,60
100ºCULTURAL DEPORTIVA LEONESACHEWAKA2012 ()2.182,00




En victorias por jornadas, así ha quedado la cosa:

ESTU (themasteryos) 3 victorias
Can Mario’s (fanloman) 3 victorias
MENOS DISCOTECA Y MÁS BIBLIOTECA (PeRaSoViC19) 2
SWEET LOUE (BURKE MAESTRO) 2 victorias
Monroe Bell (ramonbrelobo) 2 victorias
Estos no son de fiar (Mbenaventep) 2 victorias
yamo Team (yamo100) 2 victorias
CHICAGO melimpio (panterinha) 1 victoria
Star Wars: Los últimos Jedi (Frabricio) 1 victoria
Forward 33 (Juanky G.) 1 victoria
¿Por qué todos los jugones sonríen igual? (jafdez) 1 victoria
El tirador melancolico (alvarozp) 1 victoria
Sometamos o matemos (vicvasu) 1 victoria
ME COMO A PANTUSO LOBEZNO (erivan) 1 victoria
Sparta Fuentesnuevas (frog) 1 victoria
O TOLO ASPIRINO Y SU TROUP (Ladgerda) 1 victoria
EL TIRADOR MELANCOLICO (Pepe Kubrick) 1 victoria
Five off tatiku (tatiku74) 1 victoria
alcarallu (chema70) 1 victoria
FORUM-TALA (Maria-no) 1 victoria
KUKUDRULUS (sabañón) 1 victoria
todo (jberriel1) 1 victoria
Arsenal 19 (pegasoalex) 1 victoria
Xcd5 (xavicd) 1 victoria
El equipo de Dante (svegeta) 1 victoria

Y actualizamos el historial de nuestra liga, estos han sido todos los podios de estos siete años con sus puntuaciones:  


2012: 1º Marc Rampas 4840.8 pts, 2º Pepe Kubrick 4794.2 pts, 3º Douggy 4555 pts.
2013: 1º Senén (STT) 5548.6 pts, 2º Abby 5526.6 pts. 3º Andyrocks  5513 pts.
2014: 1º Spicoli 6159.8 pts, 2º Chema70 6057.8 pts, 3º Senén (STT) 5976.6 pts.
2015: 1º Kenysito 5731.2 pts, 2º finsa 5714 pts, 3º Chema70 5682.8 pts.
2016: 1º RamonRivaldo 6053 pts, 2º iinrgt 6005.6, 3º jmdelcobre 5923.2 pts.
2017: 1º Chema70 6091,6 pts. 2º joyas 6078,6 pts 3º archiduque 5993 pts
2018: 1º Sinzona 6591,2 pts. 2º fanloman 6574 pts. 3º alvarozp 6565,8 pts.


Sin más, nos despedimos hasta una próxima edición. Reiteramos nuestras disculpas por la falta de actualización en este curso y nuestra gratitud a Rocky Mountain por su apoyo contra viento y marea.