¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

martes, 21 de abril de 2015

RICKY SE PIERDE EL EUROBASKET



Ricky y el infortunio




Se confirmaron los malos augurios y los peores pronósticos sobre el verano de Ricky Rubio. No estará en el próximo Eurobasket 2015, que se disputará en cuatro países y en el que España competirá en la primera fase en Alemania en un grupo realmente temible (Alemania, Islandia, Serbia, Italia y Turquía serán nuestros rivales) Es la primera baja entre las estrellas de primer nivel de nuestro país, y mucho nos tememos que no será la única. 

La noticia la confirmó Flip Saunders, primer entrenador y presidente de operaciones en Minnesota Timberwolves. Los problemas físicos que han perseguido a Ricky una temporada más, llevándole a su reciente operación de tobillo y paso por el quirófano, han hecho no transigir al club NBA arriesgándose a ceder a quien consideran su jugador franquicia, y más tras la multimillonaria renovación que suponía el espaldarazo definitivo a la confianza depositada en el base español. Un Ricky Rubio sano y de vuelta a su mejor nivel (el que ronda habitualmente los 10 puntos, 10 asistencias y 5 rebotes por partido) es la máxima prioridad para los jóvenes Wolves, que confían en el jugador del Masnou como el director de juego idóneo para que los Wiggins y compañía sigan creciendo en la mejor liga del mundo. Ha sido una dura temporada para Ricky, no así para sus “haters” quienes de manera inmisericorde han jaleado sus constantes lesiones celebrándolo como victorias personales. Lo más miserable que hemos llegado a ver en redes sociales ha sido ya no reírse a algunos “aficionados” de la última desgracia de nuestro base internacional, si no incluso acusarle de fingir dicha lesión. Increíble pero cierto. Perdonen los lectores la digresión y desahogo que suponen estas líneas, pero a veces me pregunto cómo es posible que este país haya obtenido tantos éxitos en deportes de equipo como baloncesto o fútbol cuando una parte de nuestra afición despedaza sin piedad a nuestras figuras.   

Lo cierto es que la baja de Ricky supone un duro golpe a nuestras aspiraciones en un torneo en el que recordemos que nos jugamos la participación en los JJOO de Río de Janeiro el próximo año, y es que pocas posiciones parecían tan claras y bien cubiertas como la de la tripleta de bases, la ya consolidada Ricky-Calderón-Sergio Rodríguez. Veremos que pasa finalmente con el base extremeño de los Knicks, ya que su temporada también ha sido desafortunada en lo físico, y hay considerables dudas sobre su participación con la selección española en el próximo gran torneo continental. Se abre por tanto el abanico de posibilidades. Un Llull haciendo labores de base, o la búsqueda de un director puro, puesto en el que ningún jugador español está brillando especialmente al margen del Chacho. Quino Colom tuvo un gran comienzo de temporada pero no ha logrado la continuidad deseada, y por otro lado el no haber sido un jugador vinculado a la selección en los últimos tiempos juega en su contra. Jóvenes valores como Jaime Fernández o Guillem Vives podrían tener su oportunidad. No obstante, si se trata de aprovechar el hueco para otro jugador exterior, hay un nombre que brilla de manera propia y además puede desempeñar funciones de director de juego. Se trata de Pau Ribas cuya excelente temporada debería merecer el premio de la selección, máxime si comienza el rosario de bajas en nuestras primeras espadas. Claro que todas estas especulaciones no cobran ningún sentido cuando ni siquiera sabemos lo que piensa el futuro seleccionador… ya que no sabemos quién desempeñará tal cargo (vuelve a sonar Scariolo)   

El Eurobasket 2015 será la segunda gran cita internacional que se pierde por lesión el base de los Wolves (la otra fueron los Juegos de Londres 2012), desde que en las Olimpiadas de 2008, con sólo 17 años, se convirtiera en un fijo en nuestro combinado. Desde entonces ha sumado 2 oros europeos (2009 y 2011), 1 plata olímpica (2008) y un bronce europeo (2013)     



¿La hora de Pau Ribas?




No hay comentarios:

Publicar un comentario