¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

martes, 20 de diciembre de 2016

LOS MEJORES DEL AÑO: JUGADORES NACIONALES



Comenzamos uno de los clásicos seriales de nuestro blog por estas fechas, el repaso a los mejores del año, divididos en cuatro categorías: jugadores nacionales, internacionales, y entrenadores nacionales e internacionales. No hacemos de jugadoras ni entrenadoras debido a nuestro poco conocimiento sobre baloncesto femenino, aunque seguimos a la selección absoluta y Lucas Mondelo suele ocupar un sitio de honor en nuestros rankings particulares. Vamos sin más dilación con nuestro podio de jugadores nacionales. 


SERGIO LLULL: ¿Alguien tiene alguna duda de que hablamos del año de Llull?, repasemos sus logros. En Febrero, mientras era elegido MVP del mes de la ACB, levantaba la Copa del Rey gracias entre otras cosas a sus ocho puntos en el último minuto y medio en una durísima semifinal ante el Baskonia. En primavera arrasaba al Barcelona en unas finales ligueras de las que salía elegido MVP (otro para la colección), se colgaba un bronce olímpico en verano, y este curso ha comenzado como un tiro (MVP de Noviembre de la Euroliga) Ha protagonizado muchas de las mejores canastas del año, y sobre todo ganadoras. Por encima de todas la que aniquila al Valencia en La Fonteta desde su propia cancha, sin duda la canasta del año. Pero aún tenemos reciente en la retina el triple para llevar el partido a la prórroga ante Oklahoma City, o su canasta decisiva ante Panathinaikos en los instantes finales del partido de Euroliga. Con 13.5 puntos por partido es el segundo máximo anotador nacional ACB (sólo por detrás del eterno Mumbrú) y sus 5.5 asistencias le muestran como el cuarto mejor pasador de la liga (alguno sigue diciendo que no sabe jugar de base) En Europa todavía se muestra más decisivo, y es que sus 18.9 puntos y 6 asistencias por partido son una auténtica burrada y demuestran que estamos viendo el mejor momento de una carrera marcada por el éxito. Houston puede esperar.     




LLull se lo comió todo este año.




SERGIO RODRÍGUEZ:  El otro “Sergio”, santo y seña del desbocado estilo impuesto por Pablo Laso a su llegada al Real Madrid ha sido otro de los grandes dominadores del baloncesto nacional en 2016, contribuyendo decisivamente al doblete de Liga y Copa y colgándose una medalla olímpica en Río de Janeiro. Le ha dado tiempo también a batir el record de asistencias en un partido ACB, con las 19 que repartió ante el Fuenlabrada en Mayo de este año que finaliza. Todo ello antes de emprender su segunda aventura NBA, un escenario en el que está dando muestras de su calidad luchando por meterse en el Top Ten de los mejores pasadores, y al que llega firmando un contratazo que le ha hecho ser uno de los nombres propios del final de verano, cuando más se agitaba el mercado.  




La NBA y el Chacho. segunda parte de una historia de amor.



VÍCTOR CLAVER: No, nos hemos vuelto locos al incluir a Claver entre los mejores del año, pese a tratarse de uno de los jugadores más discutidos del baloncesto español de la era moderna, quizás precisamente por convivir con la mejor generación de nuestra historia, esa en la que con justicia el valenciano, sin llegar a brillar con la luz propia de los Gasol, Navarro y compañía, ha sido capaz de meter la cabeza. Sinceramente nos ha costado mucho elegir el tercer nombre, ya que todos los personajes que barajábamos (y de quienes hablaremos al final de esta entrada), o bien no han tenido un gran año a nivel colectivo, o individualmente han estado por debajo de su nivel. Sin embargo Víctor Claver tiene motivos para recordar el 2016 como un año estupendo, en el que ha vuelto a sentirse importante en una cancha de baloncesto. Fue uno de los mejores aleros altos de la pasada Euroliga, rubricando su campeonato con una gran eliminatoria ante el Barcelona en cuartos de final secando a todo un Justin Doellman, y llevando al Lokomotiv Kuban por primera vez en su historia a una Final Four de la máxima competición continental. De hecho ha sido el único jugador español con relevancia en la final a cuatro (Diop y Corbacho, por parte baskonista, apenas participaron) Hombre de confianza para Bartzokas, quien no ha dudado en llevárselo a un Barcelona que no acaba de arrancar, en parte debido a los constantes problemas físicos a los que Claver no ha sido ajeno. Bronce en Río, supo interceptar el balón australiano en la última jugada del partido para que nos pudiéramos subir finalmente al cajón medallista.      




Claver, valladar del "Loko".





 Como suele ser habitual, tenemos que citar unos cuantos nombres más que bien pudieran estar en nuestro particular podio. Nuestros jugadores NBA, con dos parejas de hermanos, una consagrada como Pau y Marc que si bien no han estado tan debajo de los focos como en otras ocasiones siguen formando parte de la aristocracia de la mejor liga de baloncesto del mundo, como bien demuestra que el mayor de Gasol se haya enrolado a las órdenes de Gregg Popovich para intentar el que puede ser último asalto a su tercer anillo de campeón. La otra pareja es la de los Hernangómez, quienes no han entrado con mal pie en la NBA, sobre todo Willy (6.1 puntos y 5.2 rebotes por partido en 14.5 minutos de juego por el momento) No nos olvidamos del gran momento del baloncesto en las islas, con un Albert Oliver en plan Benjamin Button y ya ganando títulos en Las Palmas, o Javier Beirán liderando al equipo revelación de esta temporada, un Tenerife que ya le echa de menos tras su rotura parcial del cruzado. Un veterano como Alex Mumbrú sigue escribiendo páginas históricas de la ACB, y no podemos dejar de citar al gran gladiador de nuestro baloncesto, un Felipe Reyes que sigue sumando títulos y hazañas. Todos ellos también han sido grandes protagonistas durante el 2016. 




Felipe y Mumbrú, viejos rockeros dando guerra.




No hay comentarios:

Publicar un comentario