¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

viernes, 23 de agosto de 2013

EUROBASKET 2013. GRUPO C: ESPAÑA Y LOS DEMÁS


Grupo de dificultad media para nuestra selección que no debería pasar excesivos apuros de cara a su clasificación para segunda ronda. Aún así estaremos rodeados de selecciones competitivas y capaces de plantar batalla, lo cual puede venirnos bien para ir cogiendo rodaje de cara a los momentos de la verdad. 

Chequía lleva años siendo uno de los países más prolíficos a la hora de generar jóvenes promesas baloncestísticas. Ahora por fin tenemos ocasión de ver juntos a una camada de jugadores espectaculares y aún en progresión, como es el caso del alero de los Washington Wizards Jan Vesely. Un 2.11 capaz de jugar de tres, aunque en su selección posiblemente lo veamos más cerca del aro (y uno de los jugadores más seguidos en este blog desde su etapa en el Partizan). Jelinek, Kudlacek, Balvin y Satoransky son otros cuatro jugadores nacidos en los 90 con calidad ya contrastada, sobre todo en el caso del base del Cajasol. También en ACB hemos visto al alero Pavel Pumprla, uno de los referentes del pasado equipo revelación, el Obradoiro. Barton y Welsch ponen la veteranía en una selección con juventud y calidad que quizás adolezca de cierta fortaleza interior, pero llega con aspiraciones de pasar de ronda.   


Vesely, el checo volador.


Croacia es otro ejemplo de selección ex –yugoslava que no acaba de crecer. Calidad a raudales, pero falta de ambición y de competitividad. Todo ello se encuentra perfectamente reflejado en su actual gran figura, el pívot Ante Tomic. 217 centímetros de calidad, buenos movimientos y muñeca fina para un jugador que no acaba de ser todo lo determinante que debería como gran cinco continental. Su falta de dureza bajo aros y su indolencia defensiva siguen siendo un hándicap. Alrededor de la torre de Dubrovnik encontramos talentos como los aleros Bogdanovic y Tomas, de sobrada pericia anotadora, el escolta tirador Krunoslav Simon, el genial base Roko Ukic, o el sobrio Dontaye Draper. Esperemos que en esta ocasión podamos ver definitivamente al “prospect” Dario Saric, paisano de los Petrovic y la gran perla croata. Viene de una lesión. También a seguir el joven Mario Delas, ex del Zalgiris y fichado por el Obradoiro. Luka Zoric también puede ser importante, entrenador por un Jasmin Repesa que ya le tuvo este año en la nefanda temporada realizada por el Unicaja. No pasar de fase sería un fracaso.   

Expectativas de medalla para los anfitriones. La Eslovenia de Bozidar Maljkovic que siempre acaba rozando la lucha por los metales. Esta puede ser su gran ocasión. Dos grandes ausencias: Beno Udrih y Erazem Lorbek… pero mucha calidad. Goran Dragic ya se ha consolidado como uno de los mejores bases NBA, Nachbar sigue siendo un todoterreno sin apenas fisuras en su juego, Lakovic sigue siendo una escopeta… y además Begic ya parece capacitado para pelearse cara a cara con los mejores cincos del continente. Con todo esto, la sabiduría de Boza, y el empuje de la afición, deberían ser uno de los equipos con mayor recorrido del torneo. 

Georgia, sin su figura Zaza Pachulia, sigue siendo un ejemplo de gestionar bien lo poco que se tiene. Con un entrenador de experiencia NBA como Kokoskov (asistente en los Cavs), llegan sin apenas opciones de pasar de ronda, pero buscarán dejar buenas sensaciones y ganar algún partido. Tienen mimbres para ellos. Hombres altos muy interesantes como el ex de Olympiacos (y fichado por el Cai) Giorgi Shermadini, el eterno e impronunciable trotamundos Tskitishvili, o el joven estadounidense Luke Zeller (si finalmente entra en la lista, ya que se juega el puesto con el tirador Ricky Hickman, en principio con ventaja para el jugador del Maccabi) Otras referencias serán sus jugadores del “pallacanestro”, Viktor Sanikidze, alero del Montepaschi Siena, y el escolta del Cantu y gran tirador Manuchar Markoishvili. 

La selección polaca se ha convertido ya en una clásica de los europeos recientes, sin llegar a reverdecer sus glorias de la década de los 60 (ganaron tres medallas consecutivas) En esta edición buscan dar la campanada con el mítico entrenador alemán (posiblemente el mejor coach germano de la historia) Dirk Bauermann. Dependerán mucho del estado en el que llegue su estrella Marcin Gortat, con molestias en el pie. El martillo pilón de los Phoenix Suns podría formar uno de los mejores front-courts del torneo con Maciej Lampe. Unidos a un alero alto como Ignerski, Polonia puede ser uno de los equipos más duros en defensa y con mayor vocación reboteadora del campeonato, mientras que dejarán a Thomas Kelati las responsabilidades en la anotación exterior. Pero más allá de eso poco más pueden ofrecer, con una profundidad de banquillo bastante pobre.    

Gortat anda suelto.


Sobre España ya hemos escrito por estos lares, una vez que conocimos la lista de Orenga, y tras los dos primeros partidos de preparación, que ya dejaban buenas pistas sobre nuestras intenciones. En teoría la primera plaza de grupo debería estar al alcance de la mano, pero en estos torneos cuesta arrancar y seguro que se nos atraganta algún partido, e incluso podemos sufrir alguna derrota. Pase lo que pase, que no cunda el pánico. 

NUESTRO PRONÓSTICO: 

1º ESPAÑA
2º ESLOVENIA
3º CROACIA
4º CHEQUIA
5º POLONIA
6º GEORGIA 



No hay comentarios:

Publicar un comentario