¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

miércoles, 6 de enero de 2016

LOS MEJORES DEL 2015: ENTRENADORES INTERNACIONALES



Y con esta entrada acabamos nuestro serial sobre los protagonistas del pasado año. 



NESTOR GARCÍA: El “Che” condujo a la selección venezolana a su particular revolución bolivariana en la que a nuestro juicio ha sido la mayor sorpresa baloncestística del año, alcanzando el oro en el último Torneo de Las Américas después de doblegar a escuadras muchísimo más potentes como Canadá o Argentina. Sin ningún jugador relevante en sus filas (García tenía que lidiar con la ausencia de la gran estrella venezolana, Greivis Vazquez), hecho reflejado en que ningún hombre del roster vinotinto figuraba en las principales estadísticas individuales del torneo, la importancia del entrenador se hace más patente que nunca. En un triunfo colectivo, el ya mítico entrenador argentino merece el reconocimiento como líder de una revolución baloncestística con la que nadie contaba y supuso una de las grandes conmociones de los últimos tiempos en el deporte de la canasta.      




La gesta del "Che" García




STEVE KERR: Campeón de la NBA en su primer curso como entrenador jefe, algo que no se veía desde Pat Riley en 1982 con los Lakers. El caso de Kerr es un ejemplo de no sólo ganar… si no como ganar. En ese sentido estos históricos Warriors conjugan, para alegría del espectador, una demoledora eficacia de resultados con el tradicional juego vistoso y de carácter ofensivo tan querido en la Bahía de San Francisco. La idea está perfectamente asimilada en los jugadores, tanto es así que el equipo lejos de resentirse con la ausencia de Kerr, recuperándose todavía de su operación de espalda, está haciendo la mejor temporada de la historia de una franquicia NBA en manos de su ayudante Luke Walton, y apuntan directamente a batir los registros de los Bulls de Jordan en 1996 con su marca de 72-10.     




Steve Kerr, vencer y convencer.





SERGIO SCARIOLO: A estas alturas el “italiano” bien podría ser considerado español a todos los efectos, pero hemos sido rigurosos con la nacionalidad, por lo que Sergio entra en la categoría de entrenadores foráneos. Tras los discutidos dos años de Orenga (batacazo en el Mundial incluido), Scariolo vuelve a demostrar que a día de hoy es el técnico ideal para esta selección. Sus tres europeos se han saldado con tres oros (2009, 2011 y 2015, nuestros tres únicos oros de la historia), siendo el del pasado verano sin duda alguna el más meritorio, dada la calidad de los rivales (Francia y Grecia parecían contar mejores plantillas a priori y Serbia venía de ser subcampeona del mundo) y las dudas sobre una selección que lidiaba con las bajas de Calderón, Navarro, Ricky Rubio, Ibaka y Marc Gasol. Quien no dudaba era un Scariolo que una vez más vuelve a demostrar ser el piloto perfecto para conducir el exuberante bólido de los Pau Gasol y compañía.   





Scariolo y España, una buena combinación.





No hay comentarios:

Publicar un comentario