¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 27 de abril de 2017

BALADA TRISTE DE MANRESA





Campeones ACB en el 98. Eran otros tiempos.





Con su derrota ayer en Málaga frente al Unicaja en partido aplazado de la jornada 27, el Baloncesto Manresa certifica su descenso matemático a LEB después de diez temporadas consecutivas en la máxima categoría del baloncesto español. Estos últimos diez años han estado marcados por los malos resultados deportivos, tanto que en 2013 y 2014 ya finalizaron en plazas de descenso ganando sólo 6 y 7 partidos respectivamente sobre los 34 disputados, y permaneciendo en ACB por causas administrativas. Con el nuevo rumbo que va a tomar la Asociación de Clubes y la supresión del canon, esta temporada el descenso es una realidad. Cobra así mayor mérito el balance de 11-23 obtenido hace dos temporadas por Pedro Martínez con los manresanos, tanto como el de la pasada temporada con su actual entrenador Ibon Navarro, quien logró un 10-24.   


Día triste para un club histórico de nuestro baloncesto, fundador de la ACB y campeón de Copa en 1996 y de liga en 1998. Un club por el que han pasado jugadores históricos como Jordi “Chichi” Creus, Kenny Simpson, Paco Vázquez, Joan Peñarroya, Granger Hall o George Singleton. El club en el que pudimos disfrutar de un auténtico mito de la NBA como George Gervin, “Iceman”, 9 veces All Star de la NBA en una época en la que la distancia con el baloncesto USA parecía inalcanzable, y que dejó imborrables exhibiciones anotadoras con la elástica roja del Manresa pese a contar con casi 40 años. Club que también ha servido de trampolín y de lugar donde foguearse para jugadores de la talla de Sergio Llull, Andres Nocioni, Serge Ibaka o Adam Hanga.



Escuchaba ayer a Jordi Villacampa en una entrevista a Radio Marca, con motivo de su marcha de la presidencia del Joventut Badalona (después de una labor que ha de calificarse como magnífica, dados los tiempos que corren), que el drama de muchos equipos históricos de nuestro baloncesto iba más allá del descenso a LEB, lo dramático de verdad era ver algunos equipos desaparecer, como sucedió con el Valladolid (aunque han encontrado relevo en el CBC Valladolid), actualmente en LEB Plata. Esperemos que no sea el caso del Manresa, y una ciudad tan vinculada al baloncesto pronto vuelva a disfrutar del mejor deporte de la canasta. Suerte.  





No hay comentarios:

Publicar un comentario