¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

lunes, 18 de junio de 2012

UNA FINAL SIN PERDEDORES


Escribimos hoy con el fresco y agradable recuerdo del desenlace final del play off por el título de la ACB prendiendo fuerte en nuestras memorias, con esta reflexión sincera sobre lo que han supuesto para este deporte, siempre tan necesitados de estímulos, audiencias, y atención mediática. Ha ganado el baloncesto, por encima de todo. 

Evidentemente sólo un equipo puede levantar el título, y ese ha sido un grandísimo Barcelona capaz de remontar la serie y de sobreponerse a un cúmulo de circunstancias desfavorables que hacen que su victoria final tenga todavía mayor mérito. El pie de Navarro que lo tiene a mal traer (y que nos tiene a todos temblando de cara a los Juegos Olímpicos), la lesión de N’Dong, la incomprensible desaparición de un superclase como Eidson, y por si fuera poco la fiebre de Lorbek en el último partido que le hizo ser duda y que terminó con el jugador desmayándose en el vestuario al acabar unas finales de las que hasido MVP. Lo del esloveno es un pequeño episodio dentro de la gran historia que ha sido esta final. Buen nivel de juego en ambos lados de la cancha, grandes defensas que no han impedido brillantez anotadora, emoción, competitividad, garra, lucha, y épica. Hemos tenido de todo.     

El MVP más meritorio.


Ya hablaremos de la “letra pequeña” que nos dejan estas finales y esos pequeños detalles que pueden haber decidido el título (la inconsistencia reboteadora del Real Madrid en los dos últimos partidos, solo paliada, como no, por un Felipe Reyes que agota los adjetivos con la emotividad de su juego, y fundamentalmente el desequilibrio que provoca Fran Vazquez en el partido decisivo… lo hemos dicho muchas veces, el juego por encima del aro es el más difícil de defender, y si hay un equipo especialmente dotado para realizarlo en Europa ese es el Barcelona), creo que sobre todo el equipo de Xavi Pascual (que por cierto no puede ser que a este señor lo sigan cuestionando en cuanto pierden dos partidos después de ganar 3 ligas, 2 copas, 3 supercopas y 1 euroliga… ¡en sólo cuatro años!) ha logrado el triunfo gracias a un buen control de las emociones cuando se ha visto abajo en la serie, y ha demostrado una competitividad y deseo de ganar superior a un Real Madrid que quizás haya sufrido de cierto vértigo ante el éxito al haber pasado por encima del rival en el magnífico tercer partido de la serie (otro de los highlights de la temporada madridista)   

Fran Vazquez parece querer emular a los Calatrava en "El Ete y el Oto". Su quinto partido fue para enmarcar.


Ya saben que yo no soy en absoluto nostálgico del baloncesto de los 80, y creo que mal hace al aficionado (si es que puede llamársele así) que desprecia el juego actual y no valora el grandísimo momento que vive el deporte de la canasta, pero si es cierto que en el recuerdo perduran inolvidables duelos entre los clubes de los que estamos hablando, basados en unas señas de identidad muy definidas por parte de ambos conjuntos. Aito frente a Lolo Sainz, Epi contra Biriukov, Solozabal y Corbalán, y por encima de todo, Norris y Fernando Martín… esperemos que lo que hayamos visto en estas finales no sea si no el principio de otra época dorada de magníficos y apasionantes duelos entre entrenadores y jugadores que se conozcan de memoria y que sean capaces de odiarse a muerte en la cancha y de fundirse en un sincero abrazo de reconocimiento mutuo por el trabajo realizado y la lucha reflejada una vez finalizado el partido. Aunque el marcador final siempre acabe mostrando un vencedor y un derrotado, todos los que amamos este deporte podemos salir ganando.    

Aquellos maravillosos años.

2 comentarios:

  1. Preveo un nueva "época dorada" para el baloncesto, no solo por el resurgir del RMB, que obviamente tira de medios y audiencias, si no también por la previsible marcha de la liga a una TV privada con lo que ello puede suponer en promoción del deporte de la canasta, cosa que no hace TVE... Aunque tampoco creo que el baloncesto tenga menos tirón que en los 80, lo que si creo es que el fútbol tiene mucho más y eso eclipsa a otros deportes. De momento a disfrutar de este Real Madrid, ya estoy deseando que llegue la próxima temporada, pero mientras, a ver lo que pasa con la selección...

    ResponderEliminar
  2. ¡A por los Juegos!, aunque sinceramente, creo que debemos rebajar nuestras expectativas y pensar que la medalla va a estar mucho más cara que en otras ocasiones... que no nos pase como en fútbol, que parece que ahora que todo lo que no sea golear, jugar bien, y ser los más guapos, ya no convence a nadie.

    ResponderEliminar