¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

lunes, 4 de febrero de 2013

ANOTHER ONE BITES THE DUST


El Madrid se quitó otra gran espina en Miribilla

Última jornada de Liga Endesa antes de la esperadísima cita copera. Y como protagonista nuevamente un Real Madrid al que va a ser imposible descolgarle el cartel de claro favorito para Vitoria. Peligro por lo tanto para los hombres de Laso, ya que no son pocas las veces en las que quien acude con esa etiqueta a la fase final de la Copa se acaba llevando un sonoro batacazo (el pasado año el Barcelona, y como local, sin ir más lejos) Lo cierto es que el Real Madrid acude con un balance en Liga de 19-1 y 34-4 entre todas las competiciones. Una burrada. Un 90% de victorias que no recordamos ni los más viejos del lugar. Ayer el equipo blanco fue un rodillo en una de sus últimas canchas malditas, nada menos que la caldera de Miribilla frente a un Bilbao Basket que siempre se crece contra los grandes (o mejor dicho, contra los más grandes, ya que al equipo de Katsikaris hay que considerarlo hoy día como uno de los poderosos de nuestro baloncesto), y especialmente contra el Real Madrid. De hecho estamos hablando de la última gran bestia negra madridista. El equipo que cercenó el camino al título liguero hace dos temporadas tras la espantada de Messina y con su segundo Lele Molin llevando las riendas, y el mismo que el pasado curso dejó fuera de Euroliga por basket average a los de Laso en el Top 16 sin posibilidad de llegar a cuartos de final. Y el rodillo blanco de ayer además tiene el mérito añadido de haber pasado por la cancha bilbaína sin Rudy Fernández, sin Marty Pocius, y con un Jayce Carroll totalmente desconectado del partido (-5 de valoración), la “vieja joven guardía” (Llull, Mirotic y Reyes) unidos a un Sergio Rodríguez que sigue en versión “killer” se bastaron para imponerse en una de las pistas más complicadas del baloncesto ACB. Hay que reseñar también el buen partido de Carlos Suárez (8 puntos y 9 rebotes), que en esta ocasión si lució en números, siendo en general es un jugador muy infravalorado en el equipo de Laso. No luce como otros en ataque ni le vemos correr la pista, jugar a campo abierto o dar espectáculo, pero es un jugador absolutamente clave para este equipo. Junto a Slaughter (y Pocius, cuando se echa mano de él), son los jugadores más sacrificados en defensa del equipo, más trabajadores atrás y los destinados a hacer ese juego a veces llamado “sucio” que nunca se refleja en las estadísticas propias (si en las del reival) pero es absolutamente fundamental. Si la pasada temporada Pablo Laso lograba apartar definitivamente los fantasmas que sacudían al equipo blanco en sus duelos contra el Barcelona, ayer se logró cruzar otra especie de Rubicón que parecía inaccesible a los blancos.  Lo dicho, que los del vitoriano siguen con su temporada impecable, primera posición, balance 19-1, con una plantilla larga en la que todos pueden aparecer en un momento dado. Su distancia respecto al resto comienza a ser tal que aún quedando 14 jornadas para el final de la liga regular, aún perdiendo todos los partidos que quedan con casi total probabilidad estarían en play offs (la pasada temporada con 19-15 el Lagun Aro acabó quinto en la tabla) Su hándicap de cara a la Copa: el estado de Rudy… y el excesivo favoritismo. El Bilbao se mantiene en una buena sexta posición (12-8)  


Rudy, guardando el fusil para la Copa.


Claro que si hablamos de rodillos, por Fuenlabrada pasó por uno descomunal llamado Herbalife Gran Canaria. El rocoso equipo de Pedro Martínez se caracteriza por una espléndida solidez defensiva. Sin embargo en Madrid se fueron hasta casi el centenar de puntos (66-99) Victoria por aplastamiento prácticamente desde el minuto 1, con un excelso 11 de 17 en lanzamientos triples y Xavi Rey presentando credenciales de internacional (24 de valoración en 20 minutos) Baño de moral para los insulares de cara a la Copa, que mantienen una impresionante tercera posición en la tabla con balance 13-7. El Fuenlabrada, que parecía haber mostrado cierta mejoría en las últimas jornadas, continúa con su particular Vía Crucis esta temporada. Decimosexta posición, 6-14. Y entre Real Madrid y Gran Canaria la segunda posición la sigue ocupando un gran Caja Laboral (doce victorias consecutivas en Liga), venciendo a un Valencia en opuesta dinámica (cuatro derrotas seguidas) Era uno de los choques más atractivos de la jornada, entre dos de las escuadras que competirán en Vitoria por la Copa, y en ese sentido el duelo no decepcionó. Muchas alternativas en el marcador para que en un arreón final en el último cuarto con un parcial 11-0 la victoria se quedara en casa. Nocioni, inmenso. La segunda plaza de los vitorianos luce un 17-3 por un más discreto 12-8 de los valencianos que les sitúa en quinta posición. 

Sigamos con equipos coperos. El Barcelona, ese equipo siempre candidato a todo pero envuelto en un mar de dudas (o más que un mar, una duda con nombre y apellidos: Juan Carlos Navarro), se impuso en un descafeinado derbi catalán (y pensar que llegaron a protagonizar una de las mejores finales de Copa que se recuerdan, la de Murcia en el 96, con “Chichi” Creus con 39 años, camino de 40, como MVP de aquella edición) por doce puntos en el Nou Congost. Volvió el mejor Tomic y gran debut de Oleson con la elástica azulgrana (16 de valoración en 25 minutos), ojo a este as en la manga con el que llegan los de Pascual a la Copa, sobre todo teniendo en cuenta su play off semifinal la pasada temporada contra el Real Madrid cuando vestía la camiseta del Baskonia. El partido estuvo interrumpido durante más de media hora debido a la rotura de un tablero por parte de ese portento físico que es Adam Hanga. Penúltima posición para el conjunto manresano, 4-16, y los de Pascual que siguen con la escalada. Cuarta posición y balance 12-8.     


Carroll se las volverá a ver contra su más duro defensor


Para finalizar con los equipos que a partir del Jueves se estarán batiendo el cobre en Vitoria, Cai Zaragoza y Estudiantes disputaban un atractivo duelo entre dos equipos cuya liga está siendo realmente notable. Y los colegiales realizaron otro encuentro memorable, tanto es así que sólo la inane reacción final del conjunto local adecentó un marcador que en todo momento mostró una absoluta superioridad visitante. El primer cuarto finalizó con un 11-28 esclarecedor de cómo salieron uno y otro equipo al pabellón Príncipe Felipe. Al descanso la diferencia era de 14 puntos, y sólo en el último parcial los maños mostraron su habitual buena cara de esta temporada. Sin Tariq Kirksay, los otros dos grandes pilares estudiantiles de la temporada dieron la cara. Germán Gabriel, actual MVP de la temporada y en el mejor momento de su carrera (18 puntos, 26 de valoración) y el “capo cannonieri” Carl English (27 puntos, 24 de valoración), un dúo realmente letal para el equipo de José Luis Abós. Maños y madrileños empatan a balance (11-9) en la tabla, aunque un mejor average global coloca al Cai séptimo, un puesto por encima de los de Vidorreta. 

El resto de duelos de la jornada nos dejan entre otras cosas una nueva victoria del posiblemente equipo más luchador de la liga. El Blancos de Rueda Valladolid se llevó una victoria agónica con un triple final de uno de sus recientes fichajes, Román Montañez. La temporada de Nacho Martín, por cierto, para enmarcar. El capitán y símbolo pucelano (único jugador que repite de la pasada temporada, y el único jugador que tenía firmado en su plantilla el club durante el verano) se fue hasta los 27 de valoración en un gran duelo contra ese gigante bosnio de 214 centímetros llamado Ognjen Kuzmic. Como decimos la victoria se quedó en casa, y ya son ocho las que suma el equipo de Roberto González, por doce derrotas, manteniéndose en la decimocuarta posición. Los verdinegros pierden una ocasión de asaltar puestos de play offs y permanecen novenos con un 50% de victorias (10-10)     


El orgullo de Pucela


Sigue la cuesta abajo del Blusens Monbus, que llora la ausencia de Andrés Rodríguez. Ya advertimos que sin el concurso de su base titular todo apuntaba a que el milagro compostelano se fuese desvaneciendo. Y eso que en Murcia ofrecieron una buena cara, controlando el partido durante tres cuartas partes del mismo para venirse abajo en los momentos finales, donde por un lado la veteranía de un “perro viejo” como Andrés Miso (sus únicos 9 puntos, todos en el último cuarto) y por otro el descaro de un joven genio como Josep Franch decantaron la balanza para los de Quintana, que se empiezan a acercar a las zonas nobles (decimosegundos, balance 9-11) Los gallegos se desinflan, pero aún así es digna de mención su décima plaza, aunque con similar balance que el equipo murciano.

El desquiciado Unicaja consiguió una sufrida victoria ante el colista Lagun Aro GBC. El partido comenzó de manera cómoda para los de Repesa (27-12 en el primer cuarto), pero este equipo malagueño es un auténtico caos y un manojo de nervios en forma de equipo de baloncesto. Suerte para ellos que enfrente tenían un equipo aún más angustiado que fue incapaz de rematar la faena cuando se pusieron a tan sólo un punto en el último minuto (71-70) La buena noticia para los de Sito Alonso estuvo en el partido de la reciente incorporación, el base Morris Finley, tras dos partidos discretos en su tercer encuentro ACB explotó con 21 puntos y 9 rebotes (pese a su 1.80), que sumados a sus 4 robos de balón y 2 asistencias le dieron una valoración de 32 (-1 y 2 había sumado en sus dos choques anteriores) MVP de la jornada… sin premio. Los donostiarras siguen sin levantar cabeza y su balance de 3-17 comienza a pesar como una auténtica losa. Pese a la victoria, los de Repesa siguen demostrando una imagen preocupante y poco sólida. Con su undécima posición en la tabla y balance 9-11 lo tienen todo a favor para el asalto a los play offs (después de quedarse fuera de la Copa, no acceder a ellos sería un fracaso mayúsculo), pero mucho han de mejorar en su juego. No me cabe la menor duda de que si el inquilino de ese banquillo fuese algún joven (o no tan joven) entrenador español, ya hace tiempo hubiera recibido una generosa patada en el trasero… pero hay nombres con mucho peso en el basket europeo, Repesa es uno de ellos.   

Morris Finley, el nuevo jugón de Sito Alonso.


Y finalizamos con otra victoria local. Y es que hay que congratularse de lo bien que están haciendo las cosas en Tenerife con ese equipo recién ascendido que es el CB Canarias. En otro extraordinario partido de Ricardo Úriz (por cierto, una de mis grandes dudas para el Supermanager esta semana se centraba entre Úriz y Renfroe, aposté por el segundo… el primero hizo 30 de valoración, el del Blancos de Rueda 0… así me va) el equipo insular se impuso a un batallador Cajasol. Los tinerfeños ya suman 8 victorias (balance 8-12), en una nada desdeñable decimotercera posición. El objetivo de la permanencia va por buen camino. Los de Aito, por contra, han de seguir sufriendo, decimoquintos y con balance 7-13. Veremos si ahora que ya no tienen opciones en Europa ofrecen su mejor cara en ACB.   

EL QUINTETO DE LA JORNADA: 

Morris Finley (Lagun Aro GBC) 21 ptos, 9 rebs, 4 robos y 2 asists. 32 valoración.
Ricardo Úriz (3) (CB Canarias) 21 ptos, 6 rebs, 5 robos y 2 asists. 30 valoración.
Andrés Nocioni (5) (Caja Laboral) 20 ptos, 8 rebs, 4 asists y 2 robos. 28 valoración.
Nacho Martín (3) (Blancos de Rueda Valladolid) 22 ptos, 13 rebs y 2 asists. 27 valor.
Ante Tomic (3) (Regal Barcelona) 24 ptos, 8 rebs, 2 asists y 2 taps. 30 valoración.

ENTRENADOR: 

Zan Tabak (Caja Laboral) 

EL QUINTETO DE LA TEMPORADA:

Sergio Llull (14) (Real Madrid) 12.8 ptos, 3.8 asists y 1.8 rebs p.p. 15.9 valoración.
Carl English (5) (Asefa Estudiantes) 19.6 ptos, 3.7 rebs y 2.1 asists. 16.7 valoración.
Nikola Mirotic (13) (Real Madrid) 13.2 ptos y 5.3 rebs. 16.7 valoración.
Germán Gabriel (8) (Asefa Estudiantes) 14.4 ptos, 5.8 rebs y 2.2 asists. 17.2 valoración.
Lamont Hamilton (Uxue Bilbao) 13.3 ptos, 5.6 rebs, 1.2 asists y 1 tap. 16.3 valoración.

ENTRENADOR: 

Pablo Laso (15) (Real Madrid) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario