¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 27 de febrero de 2014

VÍCTOR ASOMA LA CABEZA


Buenos momentos para Claver.


Por fortuna mucho han cambiado las cosas para Víctor Claver tras el parón del All Star en la NBA. Aprovechábamos aquella circunstancia para ver que tal le estaba yendo a nuestros seis jugadores internacionales en la liga profesional estadounidense, y nos lamentábamos de la situación de un Claver que había jugado la ridícula cantidad de 4 minutos repartidos en 3 partidos. Esa era la triste realidad del forward valenciano en su segunda campaña NBA hasta aquel momento, pero si algo nos enseña la mejor liga de baloncesto del mundo es que el trabajo acaba dando sus frutos y los estatus no son tan inamovibles como parece, y si no que se lo pregunten a Jeremy Lin o más recientemente a Kendall Marshall, jugadores que parecían carne de Liga de Desarrollo y ahora ven como muchos chavales lucen camisetas con sus dorsales en los pabellones. Nunca hay que tirar la toalla. 

A Claver le costaba encontrar su sitio en la rotación de uno de los equipos revelación de la temporada. Una maquinaria perfectamente engrasada que de la mano de Terry Stotts (quien fuera jugador del Estudiantes haciendo pareja de americanos con Chuck Aleksinas a mediados de los 80) ya es tercer mejor equipo del Wild West y roza el 70% de victorias. Casi nada para una franquicia que no entraba en los pronósticos y al que históricamente le ha perseguidos el mal fario en forma de lesiones o malas decisiones en el draft.

Pero poco a poco el pelirrojo jugador ha empezado a tener cierto protagonismo y contar para Stotts, coincidiendo precisamente con el “break” de la fiesta de New Orleans. Tras el fin de semana de las estrellas Portland ha disputado cinco partidos (cayendo ante San Antonio y luego ganando cuatro consecutivos) y en todos ellos hemos podido ver a Claver en pista. Fantástica noticia. 

Comenzó con 7 minutos (ya era más de todo lo que había jugado hasta el momento esta temporada) frente a San Antonio aportando un rebote, una asistencia y un tapón. Falló sus dos lanzamientos a canasta, ambos desde el triple. Frente a Utah ya pasó de los diez minutos en pista, mirando aro una sola vez sin anotar, y con iguales registros que ante Spurs (un rebote, una asistencia y un tapón), además perdió dos balones y cometió una falta personal. En un magnífico partido contra los Timberwolves de Ricky Rubio lo vimos jugar medio partido, nada menos que 24 minutos, y contribuir a la remontada de su equipo tras un magnífico comienzo de los de Minnesota. De hecho un mate de Claver culminaba un parcial de 12-0 para los de Oregon que encarrilaba el partido para los locales (coincidiendo con la ausencia de Ricky en pista durante esa fase del partido) En total sumó cinco puntos, cinco rebotes, repartió una asistencia y colocó un tapón. Perdió un balón y cometió una falta personal. Contra Denver Stotts le tuvo 12 minutos en cancha, para capturar cinco rebotes y robar un balón. Sumo dos puntos desde el tiro libre, perdió un balón y cometió dos faltas. 

Su mejor actuación hasta la fecha la hemos vivido esta pasada madrugada. En un partido cómodo ante los decepcionantes Brooklyn Nets se fue hasta los 13 puntos, con buenos porcentajes de tiro (5 de 7 en tiros de campo y 2 de 2 en libres), 5 rebotes y 1 asistencia en 21 minutos de juego. En total y desde el All Star Weekend ha promediado 14.8 minutos en pista en los que ha sumado 4 puntos, 3.4 rebotes, 0.8 asistencias, 0.6 tapones y 0.2 recuperaciones. Cifras muy lejos de poder considerarse un jugador consolidado en la NBA, pero al menos su nombre ya vuelve a ser habitual en los box scores. Parece que Terry Stotts confía en su aportación defensiva y reboteadora y que Víctor ha encontrado el camino, ese que debe llevarle a defender de nuevo la camiseta de nuestro combinado nacional en el mundial de selecciones. No nos sobran jugadores de su calidad y polivalencia. Que siga así.   


Stotts y Aleksinas en el Estudiantes 1983/84



No hay comentarios:

Publicar un comentario