¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 18 de febrero de 2016

UN VISTAZO A LA COPA




El objeto del deseo



Comienza la final a ocho de la Copa del Rey ACB, cuatro días que convertirán A Coruña en la auténtica capital europea del baloncesto, ya que es uno de los acontecimientos deportivos más interesantes de todo el calendario anual. Toca por tanto escribir unas líneas sobre como vemos desde nuestro blog esta nueva edición del evento.



Si de favoritismos hablando, diría que Laboral Kutxa y Barcelona llegan un peldaño por encima de los otros dos grandes, Real Madrid y Valencia. Mojándonos más y si tuviéramos que dar a un único favorito, apostaríamos por el equipo de Perasovic. Ningún otro equipo llega en un momento de forma tan excepcional. A su rival en cuartos de final, Río Natura Monbus, le ha derrotado en ambos partidos ligueros (82-75 en Vitoria, y el contundente 69-86 de la pasada semana en Santiago de Compostela), si en una hipotética semifinal se midiese al Real Madrid, los antecedentes también son positivos, ya que en partido de Liga Endesa y con un descomunal Bourousis (24 puntos y 8 rebotes) tumbaron al Real Madrid en el Buesa Arena por 86-80. Aún más impactante fue su victoria sobre los blancos en Euroliga, a domicilio por 68-77. Si llegase a la gran final y tuviese por rival, como sería lo más probable, a Valencia o Barcelona, hay que recordar entonces que este Baskonia es el único equipo que ha derrotado en liga a los de Pedro Martínez (79-73, hace apenas dos semanas), aunque perdieron en el partido de ida en La Fonteta (85-78, a principios de Noviembre) Mejores sensaciones incluso han dejado ante el Barcelona de Xavi Pascual, a los que derrotaron en liga por 87-79 (finales de Noviembre) y sorprendieron en Euroliga más recientemente asaltando el Palau por 78-81 con otra gran exhibición de Bourousis (24 puntos y 8 rebotes) Han ganado 9 de los últimos 10 partidos ligueros, y llevan cuatro victorias europeas consecutivas, en un grupo tan fuerte como el de su Top 16, con dos exhibiciones locales ante Brose Basket y nada menos que CSKA y ganando en pistas como el Palacio de Los Deportes de Madrid o el Palau Blaugrana. Bourousis es el jugador más valorado en ACB (21,3 de media) y segundo en Euroliga (21,82), sólo por detrás de Nando De Colo. Por tanto considerar a este Laboral Kutxa como principal favorito no es en absoluto ningún brindis al sol si no el producto de un análisis objetivo. Cierto es que en cualquier torneo en el que participen Real Madrid y Barcelona siempre van a ser considerados más favoritos que ningún otro, pero el escudo baskonista también sabe lo que es ganar títulos. En concreto en Copa del Rey suma seis entorchados, y aunque parece ya lejano el último (2009), Perasovic les ha devuelto el gen ganador. El propio Perasovic ganó este título como jugador en 1994 vistiendo la elástica alavesa, y posteriormente en 2006 como entrenador baskonista, siendo junto a Pablo Laso el único ganador del título en ambas etapas, como jugador y como técnico. A nadie debería sorprender ver el domingo a los Bourousis, Causeur y compañía levantando la Copa.  Todo ello a pesar de la baja de Tornike Shengelia, pero es un aspecto éste, el de las bajas, que todos los equipos comparecientes a esta cita lo sufren en mayor o menor medida.    




Perasovic y Laso, abrazados y ganando títulos para el Baskonia.



El Barcelona, pese a cierta irregularidad en su campaña (algo habitual en la era Pascual), llega a la cita también muy fuerte. Recuperan a Carlos Arroyo aunque pierden músculo en la zona con la baja reciente de Shane Lawal. Han reaccionado rápido en los despachos contratando a un viejo conocido como Joey Dorsey, pero las noticias apuntan a que no llega a tiempo para la Copa. Frente a su rival en cuartos, el Dominion Bilbao Basket, sólo han disputado un partido, en liga y con victoria azulgrana por 66-57. Contra su hipotético rival en semifinales, el Valencia, disputaron un auténtico partidazo en el Palau saldado con victoria visitante por 91-94 tras prórroga. Frente a Baskonia como ya hemos comentado mordieron el polvo por partida doble (ACB y Euroliga) y por partida doble se lo hicieron morder al Real Madrid, en ambas ocasiones a domicilio, siendo el liguero un partidazo por parte de los de Pascual, y el europeo decidido en ese final a cara o cruz por la muñeca de Doellman. Tienen mucha hambre después de la pasada temporada en la que no se llevaron ningún título al zurrón. De momento tienen la Supercopa, pero quieren más. Pascual ha ganado ya tres ediciones y parecía el gran dominador de este torneo… hasta la llegada de Laso. Quiere desempatar con el vitoriano, que también tiene tres entorchados como técnico. Satoransky, Ribas y Doellman están a un gran nivel, y si Tomic recupera su mejor versión esta Copa puede tener color azulgrana. 


El Valencia llega como líder liguero, realizando una gran temporada, pero con la amargura de su eliminación en Eurocup. No son favoritos pero el hecho de encabezar la tabla ACB les otorga unas expectativas que quizás no puedan cumplir, ya que da la sensación de que su temporada está yendo de más a menos. Ganaron 28 partidos de manera consecutiva, pero desde el 19 de Enero, cuando el Limoges les inflige su primera derrota de la temporada, han ganado cuatro encuentros por otras cuatro derrotas en sus últimos ocho partidos. No obstante deberían avanzar en esta competición frente a un Herbalife Gran Canaria al que derrotaron con rotundidad en ACB (86-61) La baja de Van Rossom les deja cortos en rotación exterior, máxime teniendo en cuenta que hay dudas con el estado de Lucic. El triángulo Vives-Martínez-San Emeterio cargará con la responsabilidad por fuera, y por dentro Dubjlevic y Hamilton llegan en un gran momento de forma, especialmente el montenegrino (16 puntos de media en sus últimos 6 partidos ligueros) De cara a una hipotética semifinal frente al Barcelona, y con el recuerdo del intenso partido liguero reciente, tendrían sus opciones, aún con cierto favoritismo azulgrana en nuestra opinión. De llegar a la gran final del domingo, y en vista del nivel actual del Baskonia, no les daríamos apenas chance frente a los de Perasovic, no así contra el Real Madrid, ya que creemos que los blancos, de conseguir acceder al último partido, lo harían tras un gran desgaste físico. Además hay que recordar que el Laboral Kutxa es el único equipo que les ha derrotado en ACB, mientras que los de Laso fueron derrotados por los taronja en la primera jornada liguera (82-88)    



Discípulo frente a maestro.



Desde que llegase Pablo Laso al Real Madrid, en una etapa realmente exitosa y jalonada por títulos, ha sido la Copa del Rey particularmente el título que mejor se le ha dado al club blanco. La edición de 2012 fue una declaración de principios, con una espectacular final ante el Barcelona de Pascual al que derrotaron por 74-91 en una explosión de baloncesto ofensivo que hacía tiempo no se recordaba en ACB. En 2013 los azulgrana se vengaron en cuartos de final, pero los dos últimos años han tenido idéntico desenlace: el Real Madrid levantando la Copa dejando al Barcelona con la miel en los labios. En 2014 con esa canasta lateral de Llull prácticamente sobre la bocina, y en 2015 con un gran Rudy Fernández, baja sensible para esta edición. Y es que en ninguna de las anteriores temporadas llegaban los blancos con tantas dudas y arrastrando tantos problemas físicos. Rudy, la navaja suiza de Pablo Laso, sigue en el dique seco. Felipe Reyes y Andrés Nocioni son duda, y en caso de llegar lógicamente no lo harán al cien por cien, y Sergio Rodríguez lleva semanas arrastrando una molesta pubalgia. Demasiados contratiempos para un equipo que necesita de su mejor tono físico para realizar ese baloncesto de velocidad de crucero con el que suele deleitar al aficionado. Por si fuera poco abrirán frente a un rival que ya sabe lo que es ganarles esta temporada. El sorprendente Fuenlabrada apuntilló gran parte de sus opciones para estar en A Coruña con un memorable partido en Liga Endesa hace justamente un mes con un enorme Josip Sobin dejando al descubierto las carencias defensivas interiores de los blancos (24 puntos con una serie de 12 canastas de 13 intentos en el tiro) El Baskonia, rival que se vislumbra en semifinales, les ha derrotado en las dos ocasiones en las que se han enfrentado este curso, al igual que el Barcelona, posible rival en una hipotética final, y el Valencia, quien les derrotó en liga. Dicho de otro modo, el Madrid no ha logrado ganar a ninguno de los otros tres grandes esta temporada. Se antoja difícil que un equipo tan renqueante como éste pueda realizar tres buenos partidos frente a tres duros rivales en tan solo tres días. Sus opciones pasan porque Llull y Ayón mantengan su gran estado de forma, y que Carroll continúe lanzando al nivel de esta temporada (increíble 53% en triples en ACB, con 50 dianas en 94 intentos… aunque baja bastante en Euroliga, con un 34% resultado de 23 aciertos de 67 triples intentados), pero lo cierto es que por mucho que respondan estos tres hombres, Laso va a tener que realizar equilibrios con las rotaciones y rezar para que al Chacho la pubalgia le dé una tregua durante el fin de semana y que el gladiador Felipe Reyes milagrosamente se olvide de que tiene un esguince en su hombro derecho. Este Real Madrid aún puede dar mucha guerra esta temporada en Europa y ACB, pero hay que admitir que esta Copa no les pilla en el mejor momento. 


La Copa suele ser escenario propenso a las sorpresas, pero parece difícil que cualquiera de los otros cuatro equipos pueda avanzar a semifinales. Hay que darle algún crédito al Gran Canaria, siempre competitivo, y en el que el maestro Aíto tratará de sorprender a uno de sus más avezados discípulos como es Pedro Martínez, con la conexión Pangos-Omic como mejor arma y un Albert Oliver manteniendo un interesante duelo generacional frente a Guillem Vives. El Fuenlabrada, como ya hemos dicho, sabe lo que es ganarle al Real Madrid, y si Sobin repite una actuación como la del partido liguero y los exteriores Tabu, Paunic y Popovic mantienen su extraordinario nivel de últimas fechas, pueden poner contra las cuerdas al Real Madrid. Competitividad siempre ofrece el Bilbao del veterano Alex Mumbrú que está realizando, con 36 años, algunos de los mejores partidos de su carrera, y el Río Natura Monbus tratará de darle alguna alegría a la parroquia gallega. Aun así ninguno de estos cuatro equipos parece capacitado para avanzar más allá del primer partido a día de hoy. 



Respecto a nombres propios, ya hemos citado unos cuantos. Bourousis, Hanga, Causeur Doellman, Satoransky, Ribas, Llull, Ayon, Carroll, Vives, Dubjlevic, Hamilton, Omic, Paunic, Popovic, Waczynski o Mumbrú llegan en un momento de forma que hace que tengamos que estar atentos a sus evoluciones en la cancha. Respecto al MVP, y teniendo en cuenta que hay un 99,9% de posibilidades de que lo gane un integrante del equipo campeón, y considerando favorito al Baskonia, no podemos menos que apostar por un hipermotivado Ioannis Bourousis como el hombre clave del largo e intenso fin de semana copero que arranca hoy Jueves.  




Bourousis llega con hambre a la Copa




No hay comentarios:

Publicar un comentario