¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 1 de septiembre de 2016

ALTERNATIVAS AL PODER 2016-17





John Bryant, un animal en la zona.




Seguimos echando un vistazo a la próxima edición de la Liga Endesa. Una liga que en los últimos años ha visto acrecentar la distancia entre los dos clubs de fútbol y el resto. ¿Será esta la temporada en la que, por fin, las alternativas al poder sean capaces de pillar algún trozo del pastel? Analizamos los cuatro equipos que creemos más posibilidades tienen de disputar algún título doméstico a los dos grandes. 


El Valencia apuesta por el proyecto continuista de Pedro Martínez, quien además logra retener a la mayor parte de su núcleo duro de la pasada temporada, excepción de Justin Hamilton, camino de la NBA para enrolarse en los Brooklyn Nets tras una magnífica campaña en nuestro baloncesto. Pero siguen los Vives, Van Rossom y Diot para dar seguridad en el puesto de base, Rafa Martínez, San Emeterio y Sato en las alas, y Dubjlevic y Sikma por dentro. Todos jugadores de garantías y de plena confianza para el técnico catalán. Llegan cinco caras nuevas, reforzando sobre todo el juego interior tras las salidas de Hamilton, Shurna y Trias. De Alemania llega el estadounidense John Bryant, una mole que llegó a ser dos veces MVP de la Bundesliga. Se espera que proteja el aro y rebañe rebotes como si no hubiera mañana. Will Thomas dejó muy buenas sensaciones en Unicaja, y parece otro acierto de la directiva taronja, mientras que Pierre Oriola ha sido una de las revelaciones de los últimos tiempos en la ACB vistiendo la camiseta del Baloncesto Sevilla. No obstante parece que tendrá difícil pelear por minutos con tanta competencia. Las otras dos incorporaciones son los aleros Joan Sastre, consolidado ya como uno de los mejores aleros nacionales tras su paso por Zaragoza, y el griego nacido en Serbia Vladimir Jankovic. Plantilla larga y de calidad para aspirar al menos a semifinales ligueras y con opciones en la Copa, sin perder de vista, claro está, la Eurocup, competición en la que los taronja ya son unos clásicos.  


Renovación total en Baskonia con la marcha de su mejor jugador de la pasada temporada, Ioannis Bourousis, de vuelta a Grecia para vestir la camiseta del eterno rival del Olympiacos con el que se dio a conocer, el Panathinaikos, y del entrenador que devolvió ferocidad competitiva al club, un Velimir Perasovic huido al calor de las liras turcas del Efes Pilsen. Su revolucionaria pareja de bases, Adams y James, también ha hecho las maletas (el primero a cobrar una pasta gansa en China y el segundo a compartir vestuario con Bourousis en Atenas), Davis Bertans va a probar suerte en la NBA al lado de Pau Gasol en San Antonio, y Planinic cambia Vitoria por el calor de Las Palmas. Tampoco sigue Fabien Causeur, destino Alemania, ni Michael Roll, llegado a final de la temporada pasada y quien mueve su muñeca al igual que Bou y James al club verde del Panathinaikos. Jugadores menos importantes como los aleros Mamadou Diop, hermano mayor de Ilmaine, y Alberto Corbacho, tampoco siguen en la disciplina baskonista. 


Con tanta salida, ha sido un éxito retener (de momento) a Adam Hanga tras su grandísima temporada pasada. Ilmaine Diop sigue ilusionando como proyecto de futuro que ya es presente, y Blazic, Tillie y Shengelia, éste último fundamental si le respetan las lesiones, son los otros tres jugadores que continúan de la pasada temporada. Entre las siete nuevas incorporaciones encontramos uno de los nombres del verano, Andrea Bargnani en su regreso al baloncesto europeo. Un gran fichaje para la ACB por lo menos a nivel mediático, veremos en lo deportivo, ya que Il Mago ha combinado tanto talento baloncestístico como indolencia en su juego. Otro nombre ilustre es el de Rodrigue Beaubois, de quien los aficionados a la NBA aún recordamos su magnífico tercer año en Dallas. No siguió progresando pero es otro de los fichajes estelares para la próxima liga. Junto al también ex –NBA Shane Larkin (buena temporada en Brooklyn, ojo a este chaval) formará una dupla de bases tan explosiva o más que la que conformaban Adams y James. Rafa Luz llega como tercer base, y pese a su amplia experiencia ACB apunta a jugador de profunda rotación. Por dentro se apuesta por la juventud, con el joven alemán Johanes Voigtmann. El lituano de 18 años Tadas Sedekerskis y el brasileño Daniel Bordignon de 20 son productos de esa cantera baskonista que pesca por todo el mundo, y tras su paso como cedidos por el Peñas de Huesca suben al primer equipo. Ambos son aleros, y siendo ese un puesto bastante débil en el equipo vitoriano es posible que les veamos bastante en pista, sobre todo a Sedekerkis, quien apunta a figura. Una plantilla muy joven en manos de un entrenador acostumbrado a manejar rosters con tal cualidad como es Sito Alonso. Sobre el papel pinta muy bien este nuevo Baskonia, pero con tanta nueva incorporación se hace difícil establecer un pronóstico. Lo que parece claro es que difícilmente repetirán el éxito europeo de la pasada Euroliga (Final Four) y en ACB no les vemos capacitados para ganar títulos, pero ha de ser uno de los equipos a seguir y más excitantes de ver por la juventud de su plantilla, sembrando un fruto que quizás recojan una o dos temporadas más tarde. Aún con todo hay algunos rasgos que sí asemejan a la pasada temporada, como la brutal pareja de bases tremendamente anotadores o la figura de un pívot estelar aunque con dudas sobre sus ganas de competir.  




Shane Larkin, otro jugón en Vitoria.



El Unicaja no acaba de dar el salto de calidad que se esperaba del proyecto de Joan Plaza. No han conseguido regularidad, alternando en las dos últimas temporadas buenas actuaciones europeas con decepciones domésticas y viceversa. Sobre el papel cada verano apunta bien, con buenos fichajes, como es el caso en esta ocasión de uno de los mejores jugadores de la pasada temporada, Dejan Musli, quien dejó numerazos jornada tras jornada en Manresa. Refuerza un juego interior huérfano tras las salidas de Vázquez, Thomas y Kuzminskas. Oliver Lafayette ya es conocido por su paso en el Valencia. Base de garantías para apuntalar un puesto en el que seguirá progresando el genial pelirrojo Alberto Díaz en competencia con el estadounidense Kyle Fogg, quien llega con el aval de ser el máximo anotador de la Bundesliga la pasada temporada. El juego exterior parece uno de los fuertes del próximo Unicaja, con la renovación de un Nedovic que acabó la temporada pasada en un momento de forma extraordinario (18.3 puntos de media en sus últimos 10 partidos ligueros) y que empieza el nuevo curso con la medalla de plata olímpica al cuello. También sigue el francotirador Jamar Smith (43% en triples la pasada temporada), y el gran fichaje es el del polaco Adam Waczynski, quien dominó la posición como nadie en Santiago de Compostela. Sumados a los polivalentes Carlos Suárez y Dani Díez, capaces de jugar tanto por dentro como por fuera, tenemos una de las mejores baterías de aleros del campeonato. En el juego interior además del citado Musli, llega Jeff Brooks quien en la pasada Eurocup dejó medias de 13.1 puntos y 8.2 rebotes jugando en el Avdotor Saratov ruso, y el estadounidense-nigeriano Trevor Mbakwe. El joven canterano congoleño Okouo, a esperar su oportunidad. Sinceramente tampoco creemos que este vaya a ser el año del Unicaja, pese a la excelencia de su juego exterior. Por dentro parecen más blandos y vulnerables, pese a la calidad en aro rival de Musli. No obstante el bajar de peldaño en Europa, pasando de jugar Euroliga a Eurocup, puede hacer que la temporada no se les haga tan larga y consigan acceder a unas semifinales ligueras, lo cual ya sería todo un éxito.    




Nedovic, verano de plata antes de volver a Málaga.




El Gran Canaria ya debe ser considerado uno de los grandes de nuestro baloncesto por derecho propio. Y sinceramente creemos que es uno de los equipos que mejor se ha reforzado este verano. Sus bajas más sensibles son las del base Kevin Pangos y el pívot Alen Omic. Tampoco sigue el mítico Sitapha Savané, que ya va por su quinta o sexta juventud y se la lleva al Estudiantes, ni los tiradores DJ Seeley y Brad Newley. Cinco bajas, y cuatro altas, pero tan lustrosas como las de Bo McCalebb, Richard Hendrix o Darko Planinic. El genial base de Nueva Orleans ha sufrido en los últimos tiempos contratiempos físicos en sus piernas, incluyendo la siempre temible rotura de ligamentos cruzados, que le han apartado de su posición de jugador dominante en Europa,  pero a poco que recupere su mejor versión nos encontramos ante uno de los nombres de la próxima liga. A su lado tendrá al incombustible Albert Oliver, y quizás vemos a Sasu Salin ayudando en el puesto. Hendrix y Planinic refuerzan un juego interior plagado de centímetros (Galdikas y Pasecniks, ambos con 2.17) y de buena mano (Aguilar y Báez) El americano es ya un clásico del baloncesto europeo y conoce perfectamente nuestra liga, y el croata dejó muy buenas sensaciones en Baskonia y hace unas semanas en los Juegos con la selección de su país (fundamental en la victoria contra España, con 11 puntos y 6 rebotes y sacando faltas personales de manera constante a nuestros pívots) Royce O’Neale es la cuarta cara nueva de los grancanarios. No tiene mucha experiencia europea y ninguna en ACB, pero con el MHP Riesen alemán se enfrentó al Gran Canaria en Eurocup, teniendo una participación muy discreta. En principio parece llamado a sustituir a DJ Seeley, pero echando un vistazo a las estadísticas de su carrera llama la atención su buena labor reboteadora pese a su 1.96 de estatura. Refuerza un perímetro en el que siguen Salin, Kyle Kuric, y en el que como aleros altos continúan Xavi Rabaseda y el joven Oriol Paulí. Luis Casimiro intentará continuar la buena labor de Aíto García Reneses al frente de los insulares, a los que llevó a la pasada final de la Copa del Rey y final y semifinales de Eurocup las dos últimas temporadas. Plantilla muy sólida en la que si las lesiones respetan a McCalebb puede aspirar a semifinales ACB, sin descartar dar algún susto en la Copa o incluso repetir éxito europeo (aunque va a estar realmente difícil con equipos rusos muy fuertes como Khimki o Lokomotiv) 



¡Qué bueno que viniste, Bo!




No hay comentarios:

Publicar un comentario