¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

miércoles, 12 de octubre de 2011

CINCUENTA NOMBRES PARA LA LIGA ENDESA (V)

Y llegamos al final de nuestro repaso a los jugadores en los que más me apetece fijarme para esta temporada recién comenzada. Ya saben que nunca llueve a gusto de todos, y menos si estás en una convención de gremlins, pero repito que son jugadores seleccionados desde la total subjetividad, o sea que no me lo tengan en cuenta.  


Vamos pues con los pivots, y feliz día de la Hispanidad, para quienes tengan la suerte de no estar trabajando.  




Ante Tomic (Real Madrid, 24 años, 2.17) En una liga que en los últimos años ha ido perdiendo jugadores como Curtis Borchardt, Thiago Splitter, Esteban Batista o Stanko Barac, Tomic aparece como la gran esperanza blanca en el puesto de pívot dominante de la ACB. El muy mal llamado “Gasol del Este” (hay que ver el daño que pueden hacer algunas comparaciones) lo sigue teniendo todo para imponerse como el mejor “cinco” del continente, pues no es muy habitual encontrarse casos de 217 centímetros tan bien coordinados y con tan buenos movimientos. ¿Su problema?, el de siempre, una preocupante y elevada cantidad de horchata en sus venas en vez de glóbulos rojos.   
¿Será su parecido a Fer de "Física o Química" lo que hace de él  un "sinsangre"?

Fran Vazquez (Barcelona, 28 años, 2.09) Aquel espigado muchacho gallego cuyo nombre comenzó a sonar con fuerza en el Gran Canaria de la mano de Pedro Martinez, para luego consagrarse en el Unicaja de Scariolo como un “cuatro” con buena mano desde fuera, y que incluso podría aparentar un perfil baloncestístico similar al de Pau Gasol, ha ido dando paso con los años a un “cinco” cada vez más puro, con una extraordinaria capacidad para jugar por encima del aro y reinar en las alturas, gracias a un terrorífico “timing” de salto (recordemos que llegó a poner 12 “gorros” en un partido, record ACB) En cualquier otro equipo que no fuera el actual Barcelona sería uno de los líderes y no bajaría de los 30 minutos por partido.

Kevin Seraphin (Caja Laboral, 21 años, 2.06) Este “angelito” de tan solo 21 años fichado por el Baskonia es posible que la NBA le quede muy grande todavía, como se demostró en su pasada temporada en Washington, pero sin duda puede ser un “cinco” más que interesante en FIBA. En el pasado Eurobasket ya dejó muy buenas sensaciones como pívot de rotación por detrás de Joakim Noah. “Cinco” clásico, de los de plantar la tienda de campaña en la zona, a pesar de no ser lo que se dice una torre, con sus 206 centímetros, es un jugador muy corpulento que ronda los 120 kilos y ofrecerá buen trabajo en defensa, intimidación y rebote. Si se asocia con un maestro del “pick&roll” y del 2 contra 2 como es Prigioni, puede hacer estragos cada vez que encare el aro.   
El nuevo ogro baskonista.


Paul Davis (Cajasol, 27 años, 2.11) Llegó a nuestra liga a finales de la temporada 09-10 para intentar salvar del descenso a un Obradoiro en situación desesperada. No lo logró, pero su trabajo fue tan eficiente que el Cajasol no dudó en contratarlo para la siguiente temporada, donde se convirtió en pieza clave en el engranaje de Joan Plaza y uno de los mejores pivots ACB. Pívot de maneras clásicas y buen juego de pies en la pintura, pero ojo a este dato, la temporada pasada no lanzó ni un solo triple, y en la primera jornada de este nuevo curso ya le vimos ensayar dos lanzamientos de esa distancia (sin éxito), ¿cambio de tendencia en su juego? 

Cedric Simmons (Asefa Estudiantes, 25 años, 2.06) El mejor reboteador de la pasada liga griega llega a nuestra liga. Pese a no parecer un pívot alto para el baloncesto moderno parece un jugador con olfato innato para el rebote y la colocación. Difícilmente le veremos jugar más allá de un metro de la canasta, pero su buena capacidad de salto y su entendimiento con los compañeros y capacidad de combinar con los otros interiores, será algo muy apreciado. En su primer partido ya ha dejado tres mates espectaculares. En ese sentido puede recordar un poco a pivots del estilo de D’or Fischer. 
Simmons, garantía de espectáculo.
Lamont Barnes (Lucentum Alicante, 33 años, 2.08) Tras dos exitosas temporadas en Valladolid, el muro defensivo y valladar reboteador de Barnes se traslada a Alicante. Uno de esos veteranos profesionales que engrandecen este deporte y que sigue jugando con la misma ilusión e intensidad del primer día.

Rafael Hettsheimeir (CAI Zaragoza, 25 años, 2.08) Viene de hacer un brillante FIBA Americas con su selección, obteniendo el subcampeonato y siendo uno de los jugadores más destacados al lado de los Huertas o Splitter. Lleva ya seis años en nuestro país y conoce a la perfección nuestro baloncesto. La que va a ser su segunda temporada en Zaragoza, debería ser la de su confirmación.

Xavi Rey (Gran Canaria 2014, 24 años, 2.09) Tras el premio de la convocatoria por parte de Scariolo este verano para la selección española, aún sin pasar el corte definitivo, se espera otra temporada de progresión del canterano barcelonista, en un Gran Canaria no demasiado sobrado de centímetros. Lo normal es que supere ampliamente los 20 minutos por partido de la pasada temporada. 
Uno de los nuestros.

Josh Asselin (Assignia Manresa, 32 años, 2.11) Uno de esos jugadores que ya se va convirtiendo en clásico de nuestra liga, tras unos pasos efímeros por Cajasol y Murcia y una temporada completa en Estudiantes, vuelve al club en el que mejores prestaciones ofreció y con quienes ascendió a ACB en el 2007. Dejó el Manresa promediando 14 puntos por partido y en sus últimas temporadas no ha llegado a 8. ¿Recuperará su mejor versión en su "casa"?

Juanjo Triguero (Cajasol, 27 años, 2.12) Sigue siendo uno de los pivots más apreciables de nuestra liga por su gran trabajo en defensa y en el rebote. Su falta de progresión en ataque le ha impedido aspirar a cotas mayores y llegar a un estatus en nuestro baloncesto que quizás se podía esperar cuando fue plata europea con la sub-20, cuando era uno de los jugadores más destacados con el Barcelona en categoría EBA, o cuando en LEB era uno de los hombres fuertes de la competición (recordemos que llegó a ser MVP de la Copa del Príncipe y de las finales de la categoría) Aquella progresión solía ir acompañada de comentarios sobre su "mala cabeza". Definitivamente centrado de nuevo en el baloncesto, se ha logrado consolidar en el Cajasol con ese trabajo menos vistoso pero sin duda apreciado por cualquier técnico.     
Mejores mates que las del colegio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario