¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 29 de noviembre de 2012

INVASIÓN O VICTORIA






Hace diez días salió a la venta el libro “Invasión o victoria. Extanjeros en la NBA”. Escrito a cuatro manos entre Gonzalo Vázquez y Máximo José Tobias (al que muchos conocerán por su alias en multitud de blogs, foros y webs de basket como “meej”), éste último también merece ser sin duda reseñado por la autoría de su obra “Michael Jordan. El rey del juego”, dedicada, como pueden imaginar, al genio depredador de North Carolina. Sobre Vázquez, por otro lado, lo tenemos claro (y si han seguido este blog lo sabrán): es sencillamente el mejor en esto. Gonzalo no parece un periodista deportivo especialmente dotado para la literatura, más bien yo lo veo directamente como un literato al que, por suerte para todos nosotros, le apasiona el baloncesto y en concreto la NBA. Pero por encima de todo es un escritor. Eso se tiene o no se tiene. El don de la palabra, en este caso escrita. Pero también de la palabra oral, ya que en las (por desgracia pocas) ocasiones que he escuchado a Gonzalo también me ha parecido un comunicador extraordinario, pausado, reflexivo, y a la vez vigoroso. En definitiva, transmite. Y sobre el arte de domar y domesticar palabra y verbo hace ya tiempo que vengo pensando que no sólo obedece a un gran talento (en parte innato y en otra parte aún más grande cultivado con cierta disciplina), si no a una correcta conjunción entre uno mismo y sus ideas. Dicho de otro modo, escribir bien es pensar bien. Lo cual nos lleva a la terrible conclusión de que en un mundo en el que la tendencia hacia la escritura se encamina cada vez más hacia lo grotesco (y ya no hablemos del ámbito deportivo), nuestras mentes parecen cada vez más unos enormes campos absolutamente yermos ajenos a cualquier siembra que procure una futura y enriquecedora cosecha. 

Por ello para un fanático de la NBA su alimentación no debe basarse sólo en el visionado de partidos, si no que ha de complementarse con textos como el que proponemos hoy, que ayuden a que precisamente ese intelecto hambriento del mundo de la canasta adquiera ese orden necesario para que del yermo campo de nuestra mente, al fin, broten los mejores frutos. 

575 páginas de puro placer son las que me aguardan al enfrentarme a esta obra, que nos saluda desde una preciosa portada con Dirk Nowitzki, majestuoso, ejecutando su ya famoso “fade away a la pata coja” frente a nuestro Serge Ibaka (posiblemente en las extraordinarias finales de Conferencia Oeste de hace dos temporadas, donde el alemán sembró el caos y la destrucción en todas y cada una de las líneas de unos Oklahoma City Thunder que cambiaban el marcaje sobre el rubio teutón en vano tratando de que alguno de sus efectivos pudiera minimizar el efecto aniquilador del Robin Hood tejano) y se cierra con ese hombre de goma por el que no pasan los años llamado Manu Ginobili taponando sobre los interminables brazos de Kevin Durant (quizás se trate, igualmente, de una imagen de la final de la Conferencia Oeste, en este caso del pasado curso) Dos magníficos ejemplares de la “invasión” tratada en este libro, ganadores de títulos, all-stars, y por encima de todo capaces de elevar a cotas de calidad aún mayores a la mejor liga de baloncesto del mundo. 

Ya les contaré que tal se me ha dado el banquete.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario