¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

lunes, 14 de octubre de 2013

EL HIJO DEL ZAR


Domantas Sabonis ya sabe lo que es jugar en ACB. Con sólo 17 años y uno de los apellidos más deslumbrantes que jamás haya conocido el baloncesto mundial, el joven ala-pívot ya conoce la mejor liga doméstica de Europa. Una competición en la que su padre dejó una huella imborrable durante seis años en nuestro país repartidos entre Valladolid y Madrid. Después a crecer la leyenda en la NBA. Pero el gran Arvydas se enamoró de la Costa del Sol. Comenzó a ser frecuente verlo por Torremolinos y a sus tres hijos baloncestistas (Zygimantas, Tautvydas y Domantas) los dejó creciendo en las canastas malagueñas. Y es el menor de los tres, Domantas, quien más claramente apunta a baloncestista de elite. Plaza le tuvo 15 minutos en pista en los que firmó 6 puntos y 3 rebotes para 9 de valoración en la incontestable victoria del Unicaja frente al Estudiantes. El equipo malagueño, de la mano de un Joan Plaza que salió del Madrid por la puerta de atrás con la llegada de Florentino Pérez y ahora no pueden caber dudas sobre su maestría en los banquillos, quiere olvidar experiencias pasadas y volver a ser uno de los equipos fuertes de la competición. Esta temporada van en serio. Plantilla larga, posiciones bien cubiertas, y un magnífico entrenador. Frente a ellos un Estudiantes que afronta una difícil temporada tras ver como se ha desmembrado su más reciente columna vertebral (Granger, English, Kirksay y Gabriel) y que además acudía a Málaga con la ausencia de un Lucas Nogueira sobre quien se esperan grandes cosas esta temporada. Con estas premisas a nadie puede sorprender la fácil victoria local. Paciencia con los estudiantiles, que necesitan ajustar piezas nuevas como Banic, Ivanov y Rabaseda. Cosa que no parece suceder con Quino Colom y Andrés Miso, los mejores en la mañana del domingo y cuyo trabajo maquilló un marcador que pudo ser mucho más contundente. Y precisamente fueron dos ex de los colegiales como Granger y Suárez quienes más brillaron en la primera victoria malagueña.   


En el nombre del padre


Pero no ha sido Domantas Sabonis el único nombre joven protagonista en esta primera jornada ACB. En el derbi catalán de la jornada, los 4000 espectadores del Nou Congost presenciaban la descollante actuación del joven danés de 18 años (camino de 19) Rasmus Larsen. El pívot de 2.12 debutaba en ACB y lo hacía dejando una brutal tarjeta de presentación en forma de 21 puntos (incluyendo dos triples) y 13 rebotes para sumar 37 de valoración y aplastar a un Fiatc Joventut que también presenta muchas caras nuevas, algunas de las cuales no empezaron precisamente con buen pie (Cochran -4 y Shurna -8), en el plano positivo, Devoe Joseph se fue a los 22 puntos con 4 de 5 en triples y apunta a uno de los tiradores a seguir de esta temporada. Un derbi con mucha juventud, autóctona y foránea, y que presenta una declaración de intenciones del Bruixa d’Or del joven entrenador Borja Comenge, después de una infame pasada temporada, frente a una Penya a la que demasiado pronto se le instalan las dudas.   

Cronológicamente la jornada, y por tanto, la temporada, dio comienzo en Tenerife con el duelo que enfrentaba a dos de los equipos revelación de la pasada temporada. Dos clubes que engrandecen nuestra competición y dan mayor lustre a la Liga Endesa. Con presupuestos exiguos pero buen ojo técnico a la hora de acometer fichajes, con ganas de competir y luchar y no quejarse, y con gusto por un baloncesto de juego atractivo y buena calidad. Hablamos del CB Canarias de Alejandro Martínez y del Río Natura Monbus del profeta en su tierra Moncho Fernández. Ofrecieron un choque vibrante y finalmente igualado, aunque con los locales mandando desde los primeros compases y alcanzando rentas que llegaron a ser hasta de 20 puntos (69-49 a 8 minutos del final), pero los gallegos se meterían en el partido con un parcial de 0-13 para dar emoción al duelo de gallitos. Finalmente Nicolas Richotti, descomunal todo el partido, certificaría el triunfo local desde el tiro libre.   

El baloncesto ACB en Euskadi afronta una temporada complicada con sus dos grandes equipos del pasado más reciente en clara devaluación frente a sus exitosas campañas de antaño. Un brillante Cai Zaragoza tomó el en otras ocasiones inexpugnable fortín de Miribilla con una facilidad insultante, comenzando con una exhibición de tiro exterior (anotando 6 triples en sus 8 primeros intentos) y rematando la faena con una demostración de descomunal poderío interior. Ojo a este Cai. Se han ido Van Rossom y Aguilar pero llegan el internacional belga Tabu y la preja interior georgiana Shermadini y Sanikidze. Entre ambos pívots y Joseph Jones sumaron 48 puntos y 16 rebotes… y siguen esperando a Norel. Malos tiempos para “los hombres de negro”, donde Alex Mumbrú, quien era duda por problemas físicos, dio una lección de pundonor para que el marcador no reflejase un destrozo mayor sobre los hombres de Rafa Pueyo. Tampoco comienzan bien las cosas para el Laboral Kutxa de Sergio Scariolo, cayendo frente a un Herbalife Gran Canaria convertido ya en su bestia negra después de que cercenase su paso a semifinales en la sorprendente pasada temporada. Lo de los insulares es muy grande, y Pedro Martínez agota los calificativos. El partido llegó a la prórroga después de un errático final con una falta antideportiva de los canarios y opciones de victoria para ambos equipos (Hamilton y Baez las tuvieron) Al final el temple de Oliver en los tiros libres dio la primera victoria para los de la isla. Albert Oliver y Nacho Martín, dos de los mejores jugadores de la pasada Liga Endesa, comienzan el nuevo curso con magníficas actuaciones (17 puntos el base, 22 tantos y 6 rebotes el ala-pívot), aunque el mejor fue Eulis Báez con un gran doble-doble (13 puntos y 11 rebotes), dominando los tableros frente a un Baskonia donde Hamilton deja buenas sensaciones, San Emeterio tira del carro y Nocioni estrena temporada mostrando un preocupante bajo estado de forma.     


Pedro Martínez, miracle worker.


Salvó el orgullo vasco el equipo de San Sebastián, el Gipuzkoa Basket de Sito Alonso frente al jovencísimo Cajasol (ronda los 21 años de edad media) de Aito García Reneses. No se esperan grandes cosas por parte del equipo andaluz pero si debe ser un equipo a seguir como lanzadera de jóvenes valores del baloncesto europeo, aunque la pauta la siguen marcando los “veteranos” Latavious Williams y Tomas Satoransky (24 y casi 22 años respectivamente) Veteranía es lo que le sobra a David Doblas, protagonista del choque con 18 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias y 3 recuperaciones. Anthony Winchester, uno de mis favoritos para ser máximo triplista de la temporada, comienza dejando tres dianas. 

El UCAM Murcia se acostó como provisional líder tras deshacerse con relativa facilidad de un decepcionante Fuenlabrada. Pese al gran partido de Carlos Cabezas (16 puntos, 6 asistencias y 5 rebotes), se esperaba mucho más de Andy Panko, por no hablar del desastroso partido de James Feldeine. Buenas sensaciones de los murcianos cimentadas en su nuevo base Rodrigo San Miguel y un descomunal Augusto Lima (17 puntos y 13 rebotes en 20 minutos) Los de Quintana parecen decididos a dar un salto de calidad respecto a las anteriores campañas.  

El partido más interesante de la jornada se disputaba en el Palau Blaugrana, donde el Barcelona sufrió para derrotar a un Valencia superior en algunas fases del juego, especialmente el segundo cuarto. A pesar de las bajas (Oleson y Lorbek) los de Pascual volvieron a tirar de “fondo de armario” con sus interiores Dorsey y Nachbar entonándose según transcurría el encuentro. Buen trabajo de Lampe en casi todas las facetas y de Papanikolau en el tiro exterior. 


El martes se completará la jornada con el partido entre Real Madrid y Valladolid.      


Augusto Lima puede ser uno de los nombres de la temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario