¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

miércoles, 22 de enero de 2014

LOS MEJORES DEL AÑO: ENTRENADORES EXTRANJEROS


Y finalizamos nuestro pequeño serial sobre los mejores del 2013 con la parte dedicada a los banquillos internacionales, esperamos que estas entregas hayan sido de vuestro agrado. 


GREGG POPOVICH: El viejo marine lo sigue teniendo. Son 18 años ya en unos Spurs a los que ha cambiado para siempre, y manteniéndoles como mínimo por encima del 60% de victorias desde la campaña 97-98 (y recuerden que hablamos del “Wild West”) Siempre apoyado en su fiel Tim Duncan, auténtica prolongación en la pista de su entrenador pese a no jugar de base, ha demostrado una envidiable capacidad de adaptación y evolución para convertir a los antaño rocosos y defensivos Spurs en una de las maquinarias más anotadoras de toda la NBA. La temporada pasada su equipo dejo la firma de 103 puntos por partido en temporada regular (cuarta mejor marca) y fue la franquicia más generosa de la liga con 25.1 asistencias por encuentro (7.6 de su base Tony Parker, pero con muchos jugadores contribuyendo en ese apartado) Juegan de cine. Ya hemos perdido la cuenta de las veces que hemos escuchado eso del “último baile” de Duncan y compañía, que no tienen gasolina para una temporada tan larga como la de la NBA, o que van a llegar fundidos a los play offs. Como los villanos de las mejores películas de terror siempre vuelven. Pese a todo, aún se le pueden reprochar algunos fallos en el ya histórico sexto partido de las finales en esos increíbles minutos finales, con emparejamientos defensivos discutibles, Tim Duncan en el banquillo, y no ordenando falta personal para llevar a la línea de tiros libres a los Heat cuando su equipo estaba tres arriba. Pero a toro pasado se ve muy fácil. La realidad es que Pops lo ha vuelto a hacer.     


Una sociedad para la historia.


ERIK SPOELSTRA: Habrá quien relativice el éxito de Spoelstra en base a la calidad de su plantilla, o quien afirme que lo suyo es estar en el sitio correcto en el momento adecuado. Lo que es innegable es que con 43 años y ya 2 anillos en su palmarés va camino de leyenda de los banquillos. Un triunfador de quien en Marzo se hacía oficial su relación con una cheerleader de los Heat unos 20 años menor que él. ¿Qué más puede le puede pedir a la vida? Hablemos de méritos. El suyo ha sido el saber gestionar los egos de un vestuario plagado de estrellas, convertir a Miami en uno de los clubes más sólidos defensivamente de la NBA, y convencer a jugadores como Dwyane Wade y Chris Bosh, acostumbrados a que todos los focos recaigan sobre ellos, de que si quieren ganar títulos tienen que estar en un segundo plano frente al Rey LeBron. Acostumbrados a ver tantos proyectos de juntar estrellas irse al garete (los Lakers de la pasada temporada o los Brooklyn Nets de este curso), hay que admitir que este tío tiene buena mano en lo suyo.  



Como se decía antiguamente: "¡estás hecho un pink floyd!"


EX AEQUO VINCENT COLLET/GEORGIOS BARTZOKAS: Dudábamos tanto entre estos dos nombres para completar nuestro podio que finalmente hemos sido salomónicos y optado por meter a ambos. Uno, el triunfador continental a nivel de selecciones, el otro, en el ámbito de clubes. Vincent obtiene la recompensa a un largo trabajo de años y de confianza en dicha labor por la federación francesa, después de veranos pegándosela contra un escollo insalvable llamado España. El griego (quien ya había demostrado sus cualidades llevando a Europa al muy modesto Olympia Larissa) tenía la papeleta de tomar el relevo de todo un Dusan Ivkovic en un club que venía de ser campeón de Europa contra pronóstico. Ambos triunfaron y llevaron a sus equipos a lo más alto del escalafón continental.   



El Mr.Bean griego se llevó la Euroliga.



Otros nombres que debemos mencionar por su buena labor durante el 2013 son los de Frank Vogel, capaz de llevar a Indiana Pacers a la final del Este y disputarle siete partidos a unos Miami Heat que se las vieron y se las desearon para conseguir el cetro de conferencia, o el de Eugeny Pashutin, campeón de la Eurocup con el Lokomotiv Kuban por desgracia para nuestro baloncesto, ya que como muchos recordarán su rival por el título en aquella final fue el Bilbao Basket. 

4 comentarios:

  1. ummm, pensé que ibas a poner a Orenga ;-)

    ResponderEliminar
  2. Lo puse en nacionales, hace unas entradas, :-)

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, touché !!! jajaja, como ves tengo poco tiempo últimamente para pasarme por aquí...bueno, por aquí y por casi cualquier sitio. De todas formas aprovecho para decirte que, aunque reconozco la labor de Orenga, creo que eres excesivamente condescendiente con el.

    ResponderEliminar
  4. Últimamente he recobrado un ritmo bueno de publicación de 3-4 entradas por semana, pero no creo que pueda mantenerlo siempre... de hecho la semana que viene tengo vacaciones y creo que apenas actualizaré...

    ResponderEliminar