¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

miércoles, 8 de enero de 2014

LOS MEJORES DEL AÑO: JUGADORES NACIONALES


El año del Chacho


Queremos en algunas de las próximas entradas hacer un repaso al año 2013 y a los protagonistas que a nuestro juicio más han brillado. Los hemos dividido en dos categorías, a su vez divididas en otras dos. Por un lado los protagonistas nacionales, tanto en la cancha como en los banquillos, por otro los internacionales. Hemos escogido tres nombres por apartado, mostrando un hipotético podio, es decir, el primer personaje de cada apartado es quien creemos que ha sido el mejor del año. Ya que nos están dando tanto la vara con el Balón de Oro futbolístico, estas son nuestras particulares “canastas de oro” del finiquitado año 2013 (y desde luego, un gran año en cuanto a baloncesto se refiere)   

Para hacerlo más ameno vamos a dividirlo en varias entradas. Empezamos por los jugadores de casa.


SERGIO RODRÍGUEZ. No hemos tenido dudas. El Chacho ha sido el jugador nacional del 2013. Un año pletórico que confirma su vuelta a la elite del baloncesto. No hay en Europa un jugador más en forma que él ahora mismo. Fue elegido parte del Mejor Quinteto ACB 2012-13, una temporada en la que acabó levantando el título de liga para el conjunto blanco seis años después de la última conquista liguera. Siguió consolidándose con la selección española, de la que ya parece uno de los fijos. Con las bajas de nuestros mejores hombres se echó el combinado nacional a las espaldas en los momentos calientes y sus medias de 9.8 puntos y 3.2 asistencias en 18.8 minutos con un fantástico 43% en lanzamiento triple (16 de 37) fueron fundamentales para la consecución del bronce. Tras el verano no sólo ha mantenido su estado de gracia si no que lo ha aumentado, empezando por una Supercopa en la que le endosó 18 puntos al Barcelona en la final. El curso lo ha comenzado con unas medias ACB de 12.2 puntos y 6 asistencias (líder de este apartado) en sólo 21 minutos en pista dentro de un Real Madrid invicto. Sigue manteniendo la fiabilidad en el triple (43%, 22 de 51) En Europa también asombra, incluso subiendo sus prestaciones, promediando en tan sólo 20 minutos de juego 13.2 puntos, 5.3 asistencias y 1.5 recuperaciones, y un escalofriante 53% en triples (28 de 52) y exhibiciones para la retina del aficionado como su partido en Estambul frente a un Efes al que martirizó con 24 puntos (6 de 6 en triples) y 5 asistencias en menos de 24 minutos. Una deslumbrante demostración ofensiva de “run and gun” capaz de recordar hasta al mismísimo Drazen Petrovic. Lo dicho, nuestro hombre del año. Viva la barba.   


Un entendimiento que da sus frutos.


MARC GASOL. ¿El mejor 5 de la NBA? Bien podríamos considerarlo así. Elegido Mejor Defensor del Año (galardón al que en mi opinión no se le ha dado la relevancia que requiere en nuestro país), siendo el primer jugador europeo en conseguirlo, su presencia en el Segundo Mejor Quinteto NBA de la temporada no deja lugar a dudas, ya que teniendo en cuenta que en el primero el puesto de 5 lo ocupa un 4 como Tim Duncan, para el periodismo especializado estadounidense Marc ha sido el mejor pívot puro de la pasada temporada en la mejor liga de baloncesto del mundo. Casi nada. Para redondear la jugada fue capaz de llevar a sus Grizzlies por primera vez en su historia a unas finales de conferencia (claro que se aprovecharon de la lesión de Westbrook en Oklahoma) Su verano consistió en colgarse un bronce europeo siendo el gran referente de nuestra selección (13.9 puntos, 7.8 rebotes y 2.2 asistencias por partido), formando parte además del quinteto ideal del torneo. Finalizó el 2013 lesionado, pero las noticias apuntan a que pronto volverá de nuevo a las pistas para seguir progresando como jugador y ayudando a crecer a su franquicia.   


El muro de la NBA.


FELIPE REYES. Un jugador constantemente obligado a reinventarse y resucitar debido al empeño con el que tratan de enterrarlo desde hace años (curiosamente, desde la llegada de Ettore Messina al banquillo blanco, acontecimiento que a posteriori se mostraría fatídico, en parte por la mala gestión del técnico italiano y su desconocimiento del baloncesto español, y en parte por la excesiva libertad que se le otorgó desde la directiva erigiéndose en prácticamente el único hombre con potestad para despedir y contratar dentro del club) Felipe acepta el paso de los años y la rebaja del minutaje en pista para ser todavía mejor jugador. Es decir, juega menos pero rinde más. Gran protagonista de las finales ACB de las que fue elegido MVP después de promediar 12.2 puntos y 5.2 rebotes por partido, pero sobre todo demostrar una vez más una insaciable hambre por ganar y contagiar así al resto de compañeros. Siempre callando bocas. Memorable fue su actuación en el tercer partido de la serie, asaltando el Palau con 20 puntos y 5 rebotes (4 de ellos en ataque) en 22 minutos para dejar a su equipo a una victoria del título liguero. Camino de los 34 años, optó por descansar en verano para comenzar el curso ganando la Supercopa y promediar 9.1 puntos y 5.5 rebotes en Liga Endesa en 18 minutos de juego, y sacar músculo en Europa con 9.3 puntos y 6.4 rebotes en tan sólo 16 minutos en la pista. Ambición sin límites. No le miren el DNI. Si me permiten la expresión, sigue siendo el jugador con más huevos de España.   


Para quienes dejasteis de creer.



Estos son nuestros grandes protagonistas del 2013, pero ha habido muchos más, y es justo cuanto menos mencionarlos. José Manuel Calderón acabó la temporada NBA en Detroit con el mejor porcentaje en triples de la liga (46%), lo cual le valió para pescar un suculento contrato con los Dallas Mavericks, franquicia en la que se sigue consolidando como un excelso base tirador (quien se lo iba a decir al comienzo de su carrera), papel que aceptó con la selección en verano. Rudy Fernández ha sido otro de los grandes hombres del año, protagonista tanto con el Madrid como con la selección, y MVP de la Supercopa, y elegido en el Mejor Quinteto ACB. También ha sido un gran año para Sergio Llull, y por supuesto para Niko Mirotic, MVP de la temporada y el gran talento blanco por el que ya suspiran en Chicago. Pau Gasol sigue siendo noticia, aunque a veces a su pesar, y Ricky Rubio sigue creciendo tanto en la selección como en Minnesota. No cuenta con minutos Víctor Claver en Portland, pero tampoco ha sido un mal año viendo como sí ha aprovechado su mayor relevancia dentro de la selección de Orenga. Al margen del grupo de “escogidos” de nuestro baloncesto nos gustaría hacer una mención a Alberto Corbacho, rutilante tirador quien alcanza merecido reconocimiento a sus 29 años después de una extensa carrera en la LEB. Fue el máximo triplista de la pasada temporada y el mejor triplista nacional en una sola temporada de la historia de nuestra liga. Ya es, por pleno derecho, uno de los grandes de la ACB. Hay muchos nombres más, evidentemente, y como se suele decir, no están todos los que son pero son todos los que están. Nos hemos limitado además al baloncesto masculino, ya que no siendo grandes seguidores del femenino preferimos no meternos en jardines ni escribir sobre lo que no sabemos. Sólo nos acercamos al basket de chicas en momentos puntuales (sobre todo con la selección española) por lo que admitimos que ahí tenemos una cuenta pendiente.       


El "hilo de seda" compostelano.


En próximas entregas, más. 


El gran año del Madrid.



No hay comentarios:

Publicar un comentario