¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

lunes, 31 de agosto de 2015

EUROBASKET GRUPO A: FRANCIA Y LOS DEMÁS



Alfombra roja para Francia en el grupo A del Eurobasket, oficiando como anfitriones en Montpellier y con una serie de rivales incapaces de inquietar lo que parece una primera plaza segura, y muy posiblemente con un rotundo 5-0 en el casillero. Los de Collet son de hecho los grandes favoritos para revalidar el título continental y proseguir con su dorado ciclo que les llevó a ser bronce en el pasado Mundial de España pese a no contar con su mejor roster. En esta ocasión sólo echarán de menos a Joakim Noah, y en menor medida a un buen “killer” como Causeur. Que hayan cortado para el roster definitivo a un jugador tan seguro en los momentos como Heurtel habla a las claras del potencial galo, y es que no caben todos. Parker volverá a ser el líder indiscutible con Batum y Diaw como más reconocibles escuderos. Rudy Gobert, tras una muy notable progresión en la NBA (8.4 puntos y 9.5 rebotes en su segunda temporada), será otra de sus estrellas, al igual que Fournier después de su brillante curso en Orlando. El resto una “clase media” de postín, con veteranos como Gelabale o Pietrus, torres como  Lauvergne o el joven Jaiteh (incorporación de última hora tras la baja de Ajinca, a quien en vista de sus problemas físicos los New Orleans Hornets han vetado su presencia en el campeonato), el oficio de Kahudi, y De Colo y Diot cubriendo las espaldas en la dirección del líder Parker. Equipazo se mire por donde se mire.    


A partir de ahí, incertidumbre total. En condiciones normales apostaríamos por la segunda plaza para Rusia, después de que haya sido readmitida para el torneo, pero lo cierto es que su roster deja mucho que desear. La selección de Pashutin contará con veteranos como Fridzon y Monya como jugadores más reconocibles, que intentarán tirar de un carro que va cuesta abajo en vista de que no se atisba recuperación en la era post-Kirilenko. Por si fuera poco cuenta con las bajas de Shved y Kaun. Los Ponkrashov o Antonov llevan años siendo habituales en la selección, pero no acaban de tener el impacto deseado. No obstante deberían estar entre los cuatro supervivientes del grupo, debido a la escasa calidad del resto de sus rivales, y superar el fiasco del 2013 cuando no pasaron de grupo. De entre esos rivales nos quedamos con Finlandia. Hicieron un gran campeonato en 2013 y dieron un pasito atrás en el Mundial, pero con su actual generación de jugadores (Koponen, Salin, Huff, Lee…) deberían estar al menos entre los tres primeros del grupo A.    



Entre Israel, Polonia y Bosnia se deberían repartir la cuarta plaza. La gran baza polaca es la experiencia (en comparación con sus rivales, claro) y la presencia de un pívot descomunal como Marcin Gortat, quien estadísticamente ha de ser uno de los grandes nombres del torneo mientras su selección esté en liza. Israel se encomienda a su jugador NBA Omri Casspi (juega sus 20 minutitos en Sacramento) y al sempiterno Lior Eliyahu, además de un viejo rostro conocido como D’or Fischer. Bosnia en principio parece la selección más débil. Sin Teletovic, Djedovic ni Nurkic, el bueno de Dusko Ivanovic tendrá que hacer encaje de bolillos para sacar algo de una selección en la que el nacionalizado y ex -Valladolid Alex Renfroe cobrará un inesperado peso específico. El pívot Elmedin Kikanovic puede ser su mejor hombre. Los bosnios esperan tiempos mejores, después de que sus Sub16 hayan conquistado el oro europeo llevando las locuras a las calles de un país que sigue amando el baloncesto (los míticos Dalipagic y Delibasic han sido los héroes nacionales) pero no acaba de encontrar la manera de volver a despuntar en el continente.   


Francia, el gran favorito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario