¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 25 de agosto de 2016

EL HITO FEMENINO



El basket femenino, una gran familia



No podemos pasar por alto, hablando del baloncesto en los Juegos, lo que ha sido el grandísimo hito histórico de la selección femenina absoluta alcanzando la plata olímpica en una cita en la que de una tacada accedían a semifinales y final por vez primera en su historia. La culminación de un trabajo bien hecho ya desde categorías inferiores con una actual selección intergeneracional, desde los 21 años de la talentosa Leticia Romero, estrella en la NCAA con la camiseta de Florida State, hasta los casi 37 de la capitana Laia Palau, quien suma ya nada menos que diez medallas con la selección absoluta, y sigue siendo una de las mejores jugadores de Euroliga ahora enrolada en el USK Praga, con quienes consiguió el segundo máximo título europeo de clubes de su historia. ¿Retirada?, ni hablar. La plata olímpica tiene aún mayor mérito si cabe al alcanzarse sobreponiéndose a la baja de una de nuestras grandes estrellas, nuestra mejor jugadora en la actualidad junto a Alba Torres, una Sancho Lyttle que se fracturaba el dedo de un píe el pasado Julio y dejaba el roster español cojo en su juego interior. La joven Astou Ndour ocupaba su plaza demostrando que a sus 21 años sería ya uno de los puntales de esta selección si la FIBA permitiese al menos dos jugadores naturalizadas por país para así convivir en el equipo junto a Lyttle (un problema idéntico al que sucede con Ibaka y Mirotic)


El torneo señala de nuevo a Lucas Mondelo, entrenador muy querido en este blog, como uno de los grandes nombres del baloncesto mundial en los banquillos. Es un técnico extraordinario, y su gestión de los grupos humanos que maneja es espectacular. Ahí queda para la posteridad el ya mítico tiempo muerto durante la remontada ante Turquía pidiendo a Ndour que empujase como no ha empujado en su vida, que si había que hacerle el boca ya se lo harían, y advirtiendo a sus chicas que “os va la marcha”. Otro éxito de un entrenador de baloncesto que se reconoce admirador del “Cholo” Simeone pese a declararse culé.  


No ha sido nada fácil colgarse esta plata. Tras una extraordinaria primera fase, sólo cayendo contra Estados Unidos, derrotando a China y Canadá, ganando a las actuales campeones de Europa (Serbia) y batiendo el record de diferencia a favor en un partido (de 54 puntos a Senegal), llegó el agónico partido contra Turquía. Una selección en teoría inferior, a la que derrotamos en el mundial de hace dos años disputado precisamente en tierras otomanas después de un partido igualado y resuelto en un magnífico último cuarto del combinado español, estuvo a punto de dejarnos fuera de la lucha por las medallas. A menos de cuatro minutos para el final perdíamos de ocho puntos. Tiramos de pundonor y épica para remontar el 52-60 y Anna Cruz llevaba el delirio al banquillo español al anotar el 62-60 tras un robo de Alba Torrens. El siguiente fallo turco parecía darnos el partido, pero en la búsqueda de agotar la posesión la propia Torrens cometía un fallo impropio de su calidad al regalar el balón al rival que anotaba por medio de la imparable Sanders (el destrozo que nos hizo la turco-americana se tradujo en 22 puntos, 10 rebotes, 4 robos y 2 tapones) Empate a 62 con 4 segundos por disputarse. Sin tiempos muertos. Sin tiempo para pensar. Anna Cruz corrió la pista y a los Sergio Llull se levantó sobre la bocina para obrar el milagro. 64-62 y a semifinales por primera vez en la historia. Otra vez Anna Cruz, como el verano pasado también en cuartos de final con aquel 2+1 ante Montenegro. Ya la conocen como “Crunchelita”, por su fiabilidad a la hora de anotar canastas ganadoras. Aquel pase a semifinales en el Eurobasket nos aseguró plaza en un Preolímpico en el que no tuvimos problemas para obtener el billete a Río. El hito no se detuvo en semifinales, ya que vencimos de nuevo a Serbia para subir al segundo cajón del podio, sólo detrás de una incontestable selección estadounidense de otra galaxia. 



Absolutamente espectacular, y una gesta que dado el nivel actual de nuestro baloncesto femenino y la edad de muchas de nuestras jugadoras, parece que no va a quedarse aquí. Recuerden que por detrás viene Ángela Salvadores.    


No hay comentarios:

Publicar un comentario