¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

lunes, 8 de octubre de 2012

ONE STEP BEYOND

Sam The Sham



No pocas veces la salida de un jugador clave de un determinado equipo supone un salto de calidad importante para quien fuera hasta entonces su “back up”, es decir, su relevo desde el banquillo. Esto podría aplicarse al momento actual del jugador del CAI Zaragoza Sam Van Rossom. Fichado con 24 años como estrella emergente del modesto baloncesto belga, la llegada de Carlos Cabezas una vez comenzada aquella misma temporada al club maño truncó su explosión con los zaragozanos. De igual manera, la salida del base malagueño campeón del mundo ha supuesto un brutal paso adelante para el de Gante, quien en los dos primeros partidos de Liga Endesa ofrece unas cifras estadísticas sobre las que merece la pena detenerse a contemplar y analizar porque son extraordinariamente estratosféricas. Cómo si no podríamos calificar los asombrosos porcentajes de tiro del belga, quien sin acudir todavía ni una sola vez a la línea de tiros libres, de sus 13 lanzamientos a canasta ha sido capaz de convertir 11, es decir, sólo se ha permitido fallar dos lanzamientos de un total de trece. No está nada mal, de hecho está muy bien, pero es que por si no les parece suficiente, de esos 13 lanzamientos, nada menos que 8 han sido desde más allá del 6.75, donde arroja un escalofriante acierto del 88%, 7 aciertos y un solo fallo. Pura seda. Acompáñenlo de cuatro rebotes, dos asistencias y una recuperación por partido (además de las dos brillantes victorias de su equipo) y tienen a quien hasta el momento está siendo el base de la Liga.   

El paso adelante de Van Rossom conduce a un CAI Zaragoza quien con un balance de 2-0 apunta a posible revelación de la liga. Otros serio candidato a tal honorífica consideración bien podría ser el Blusens Monbus, equipo que también cuenta sus partidos por victorias. Si la pasada semana nos referíamos a la contundencia de la pareja interior Kendall-Junyent, en esta ocasión al lado del canadiense ha brillado con luz propia el tunecino Salah Mejri, quien rompió el partido con una portentosa actuación en la segunda parte que incluyó hasta penetraciones y lanzamientos de larga distancia (triple incluido… y recuerden que estamos hablando de un 2.17) No es por colgarnos medallas, pero recuerden que ya avisamos por aquí que el gigante africano apuntaba a ser una de las sensaciones de la temporada. Acompañando el solvente juego interior gallego el descarado tirador Alberto Corbacho y el sobrio director boricua Andrés Rodríguez completan la columna vertebral de este Obradoiro que dio buena cuenta de un Fuenlabrada que parece el auténtico reverso de los gallegos, ya que más allá de la muy buena pareja de bases (Colom y Sánchez) y de lo que debe ir aportando en ataque cada vez más Sergii Gladyr, no se ven muchas razones para el optimismo, con especial preocupación en un juego interior absolutamente desértico, en el que sólo el voluntarioso y mermado Sené parece dispuesto a partirse la cara debajo del aro. 

Con dos victorias se pone también ese club ejemplar y milagroso que es el Gran Canaria. Pese a no contar con dos puntales interiores como Xavi Rey y Uros Slokar, arrancaron una valiosa victoria de una cancha nada fácil como es el manresano Nou Congost. La baja de Javi Rodriguez se notó en demasía por parte catalana, y los insulares se volvieron a apoyar en ese jugador colosal que es Spencer Nelson. Pareja de triunfos también para el Valencia Basket de Perasovic, que sufrió más de la cuenta ante un Murcia que parece tener la lección aprendida de la pasada temporada. De hecho los de Quintana mandaron durante gran parte del choque gracias al gran partido de Matt Gatens por fuera y de Marcus Lewis por dentro. La frialdad de Justin Doellman con una canasta ganadora a falta de un segundo para el final mantiene a los taronja como otro de los equipos invictos, esta vez con sufrimiento y sin acierto en el tiro exterior, pero con un trabajo soberbio de otra de nuestras apuestas para esta temporada, el hispano-brasileño Vitor Faverani. E invicto también continúa el Estudiantes, confirmando sus buenas sensaciones para esta temporada. Los lectores de este blog ya saben lo que pensamos de un jugador como Kirksay, es uno de esos tipos que independientemente de que tengan el día siempre aportan, ya que aunque no les acompañe el acierto ni el tino de cara a canasta nunca bajan los brazos en aspectos fundamentales e imprescindibles en este juego como es el rebote o la defensa… ¿qué sucede cuándo este tipo de jugadores encima están acertados de cara al aro rival?, pues que se van a 34 de valoración, como Tariq en su partido en San Sebastián, con series de tiro de quitar el hipo (4 de 5 en triples, 8 de 8 en tiros de dos), lo que se dice ver el aro como una piscina. Granger y Gabriel siguen al buen nivel del curso pasado, y los colegiales como decimos que suman y siguen. Todo lo contrario que el conjunto de Sito Alonso, claro ejemplo en este caso de paso atrás respecto al pasado año. Las ausencias de Baron, Vidal y Panko pesan demasiado, y aunque es cierto que el anterior curso también comenzaron contando sus encuentros por derrotas, lo hacían luchando hasta el bocinazo final y teniendo opciones. Ni rastro de todo aquello en este comienzo de temporada.   

Tariq el Omnipresente.


Primera victoria de un Unicaja que busca conjuntar sus piezas y que tuvo en Carlos Jiménez a su jugador más valorado. Lo curioso es que el alero logra tal mérito en un partido en el que en su estadística figura un único tiro de campo en todo el partido. Hay muy pocos jugadores en todo el mundo que sean capaces de dominar un partido o tener una incidencia tan brutal en el juego sin necesidad de mirar el aro rival. Ricky Rubio, Diamantidis… Jiménez. Jugadores de una inteligencia prodigiosa para este deporte. No olvidemos que estamos hablando de un baloncestista “retirado” al término de la pasada temporada y con 36 años sobre sus hombros. Poco importa. El ex –capitán de la selección española bien podría seguir jugando a esto y aportando en cualquier equipo hasta los 50 años. Primera victoria malagueña que llega ante un correoso Joventut que mantuvo opciones de victoria hasta el final. Un rebote ofensivo del citado Jiménez fue providencial para que el triunfo se quedase en el Martín Carpena. Por parte verdinegra, Albert Oliver sigue de dulce y doble-doble (14+10) de Gaffney. Discreto el reaparecido Corey Fisher, mientras que la sensación de la primera jornada, Manny Quezada, dio en esta ocasión la de arena con una actuación errática (2 de 12 en tiros de campo) El sufrido aficionado de la Penya deberá acostumbrarse a la montaña rusa que suponen este tipo de jugadores cuyo estilo de juego se basa en la búsqueda obsesiva del aro rival (es decir, lo contrario de un Carlos Jiménez), de modo que al bueno de Manny lo veremos por igual dejando tarjetas como la de su primer partido junto a actuaciones absolutamente desastrosas y negativas para los intereses de su equipo.  

El Caja Laboral se rehizo de su tropiezo en Zaragoza con una cómoda victoria sobre un triste Cajasol donde sólo Satoransky parece confirmarse como joven talento. Mucho trabajo para Aito. Los baskonistas siguen disfrutando de un Nocioni a su mejor nivel, al que en esta ocasión acompañó un San Emeterio tirando de galones y un recuperado Lampe, constituyendo una sólida columna vertebral a la que hay que añadir el buen trabajo de Oleson en la anotación y de Nemanja Bjelica haciendo un poquito de todo. Muchas dudas en la dirección, donde de momento Ivanovic tira de inicio del joven Heurtel, aunque es el americano Rochestie quien ofrece hasta el momento mejores prestaciones. Cabezas, buscando su sitio. 

Y para cerrar la jornada uno de esos apasionantes partidos en el fortín de Miribilla convertido en olla de presión. Dos equipos con urgencias debido al mal pie con el que iniciaron la andadura liguera, pero especialmente un Barcelona sumido en una especie de semi-crisis y plagado de dudas, demasiadas dudas. De modo que los de Pascual salieron con la directa puesta (27 puntos en el primer cuarto) para arrollar a un Bilbao que lejos de perderle la cara al encuentro reaccionó con un Mumbrú estelar desde el primer minuto y un Raúl López dejando muestras de clase atemporal cada vez que pisaba la cancha. Los “hombres de negro” de Katsikaris jugaron mejor sus armas, con cinco jugadores yéndose a dobles cifras en anotación, y manteniendo al Barça a remolque durante toda la segunda parte. El ajustado marcador final no refleja la solvencia final con la que los locales se llevaron el triunfo ante un campeón desconcertado que vivió un infructuoso retorno a las canchas de un Navarro totalmente alejado de su mejor versión, y de un Jasikevicius al que gran parte de la afición reclamaba en detrimento de C.J. Wallace, sin que el genio lituano aportase mucho más de lo que hubiera aportado el ala-pivot con pasaporte congoleño. 

Raúl López y la persistencia de la magia.


Esto a grandes rasgos fue lo que deparó la segunda jornada de la Liga Endesa, manteniendo el gran nivel de la primera semana. Una jornada que como todos sabrán comenzó el pasado miércoles con el Blancos de Rueda-RealMadrid ya analizado en éste, su blog amigo. 

EL QUINTETO DE LA JORNADA  

Sam Van Rossom (CAI Zaragoza) 21 puntos y 4 rebotes. 28 de valoración
Alex Mumbrú (Gescrap Bilbao) 15 puntos y 5 rebotes. 22 de valoración.
Tariq Kirksay (Asefa Estudiantes) 28 puntos, 4 robos. 34 de valoración.
Nikola Mirotic (Real Madrid) 26 ptos, 10 rebs, 3 robos, 3 tapones. 46 valoración.
Salah Mejri (Blusens Monbus) 20 puntos y 8 rebotes. 26 de valoración.  

ENTRENADOR 

Fotsis Katsikaris (Gescrap Bilbao) 


EL QUINTETO DE LA TEMPORADA 

Albert Oliver (Fiatc Joventut) 18 ptos y 5.5 asists por partido. 22.5 valoración.
Sam Van Rossom (CAI Zaragoza) 14.5 ptos y 2 asists p.p. 88% en triples. 21.5 val.
Tariq Kirksay (Estudiantes) 19 ptos, 8.5 rebs, 3 robos y 2.5 asists p.p. 27.5 val.
Spencer Nelson (Herbalife Gran Canaria) 20 ptos, 7 rebs y 3 asists p.p 24.5 val.
Nezdad Sinanovic (Blancos de Rueda) 20 ptos y 9 rebs p.p. 25.5 val.

ENTRENADOR 

José Luís Abós (CAI Zaragoza) balance 2-0  

No hay comentarios:

Publicar un comentario