¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 30 de octubre de 2014

WINTER IS COMING: SOUTHEAST


La división sureste de la NBA es la que más ha sufrido el retorno de LeBron a Cleveland, desahuciando a unos Miami Heat que de ser claros favoritos al título en las cuatro últimas temporadas apenas cuentan para colarse en primera ronda de play-offs. Siguen Wade y Bosh, pero el impacto de la marcha de The King es imposible de relativizar ni aunque Luol Deng, llegado desde Chicago como free agent, haga el mejor baloncesto de su carrera. Por lo demás apenas hay novedades en el roster de Florida, siguen los Andersen, Chalmers, Cole… y Spoelstra en el banquillo. Danny Granger, antaño líder de Indiana Pacers, es una incógnita debido a sus ya habituales problemas físicos, y Josh McRoberts, también aterrizado en Florida este verano, ha demostrado ser un jugador de banquillo solvente, pero también comienza la temporada en la enfermería. No optarán por el anillo ni de lejos, pero tampoco es previsible un costalazo mayúsculo que les deje fuera de play offs. 

Washington quiere seguir creciendo de la mano de John Wall y la exhuberancia de su juego. El base forma un backcourt de lujo junto al escolta de tercer año Bradley Beal, quien estará ausente por lesión las primeras semanas de la competición. Llega una leyenda en vida como Paul Pierce para ocupar la plaza de alero, y en el juego interior dos bastiones como Nené Hilario y Marcin Gortat conforman uno de los quintetos titulares más temibles de toda la conferencia. Claro que para compensar, su banquillo no ofrece demasiadas garantías. Confianza plena en el coach Randy Wittman, que la pasada temporada les llevó a play offs tras cinco años fuera de post-temporada. Este curso quieren dar un paso más. 

Atlanta es una de esas franquicias que parecía ejemplar en su progresión no hace demasiadas temporadas, cuando durante tres años seguidos pasaron de primera ronda de play offs. Hablamos de hace apenas tres o cuatro cursos. El bloque estaba muy definido y tenía margen de mejora, con Jeff Teague, Joe Johnson, Marvin Williams, Josh Smith o Al Horford. Mucho ha cambiado la fisonomía de su roster en tan poco tiempo, pero siguen siendo un equipo fiable e incluso la baja de Al Horford prácticamente toda la temporada pasada no impidió que acudieran a su cita de post-temporada. En esta ocasión no lo tendrán fácil, ya que la competencia en el Este es cada vez mayor. 

Charlotte busca consolidarse después de su buena campaña anterior (balance 43-39 y billete para play offs), para ello se hicieron con los servicios de uno de los agentes libres más deseados del mercado como era Lance Stephenson, corajudo exterior capaz de aportar en todas las facetas del juego y en ambos lados de la cancha. Debe liderar, junto al estelar pívot Al Jefferson, a unos Hornets (recuperan su antiguo nombre y los Bobcats pasan a la historia) en los que se espera que los jóvenes Kemba Walker, Cody Zeller, o Michael Kidd-Gilchrist, sigan creciendo (sobre todo éste último, quien tantas expectativas había levantado, de momento no cumplidas) 

Y nos queda Orlando, otrora equipo finalista de la NBA en los tiempos de Dwight Howard, y ahora posiblemente el peor equipo de su división (la cual posiblemente también pueda ser considerada la peor del Este) Poco se espera a corto plazo de la otra franquicia de Florida, cuya apuesta es claramente de futuro siendo uno de los equipos más jóvenes de la liga, con varios jugadores nacidos en la década de los 90, entre ellos quien debe ser su nuevo jugador franquicia, Victor Oladipo (baja indefinida en estos momentos), el emergente Tobias Harris, o su base rookie internacional USA sub19 Elfrid Payton. Vucevic, otro jugador en progresión, se seguirá hinchando a coger rebotes. A verlos crecer.   


Elfrid Payton, futuro para los Magic.



NUESTRO PRONÓSTICO: 

MIAMI: 1ª o 2ª ronda de play offs.
WASHINGTON: 1ª ronda de play offs.     
ATLANTA: Fuera de play offs.
CHARLOTTE: Fuera de play offs.

ORLANDO: Fuera de play offs.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario