¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 29 de marzo de 2012

STRIKE

El Tirador Melancólico se suma a la Huelga General de hoy 29 de Marzo, se une a las protestas, que consideramos legítimas, y a la lucha contra una reforma laboral injusta, abusiva, retrógrada, y que lo único que supone es un paso atrás, más aún, que el paso atrás que dimos gracias a la reforma de 2010 perpetrada por el gobierno de Rodriguez Zapatero. Habíamos pensado hacerlo de una manera simbólica, ya saben, poner una foto de "cerrado por huelga", colgar el lapicero, y dedicarnos a la callada reflexión, pero al fin y al cabo la única cosa que creo que se hacer medio bien (a pesar del embrutecimiento intelectual al que estamos sometidos hoy día por culpa de las nuevas tecnologías, esas que erróneamente pensamos que nos hacen más libres, y no hacen sino esclavizarnos y entorpecernos) es escribir, de modo que me he decidido a sentarme y juntar unas cuantas letras. Supongo también que siguiendo los dictados de esos que tratan de ridiculizar y echar abajo estas reivindicaciones hoy no debería encender el ordenador, incluso ni ducharme, por no consumir agua, pero ya somos mayorcitos como para dejarnos llevar por el absurdo. Sigo creyendo en el poder de la palabra, de la pluma, el bolígrafo, el lapiz, o el teclado, y por supuesto, huyo de la violencia y de esas "acciones directas" que sinceramente me hacen temblar y estremecerme. 


Año y medio después de la última reforma, la de 2010, las cosas no sólo han mejorado para el ciudadano, si no que ostensiblemente han empeorado. Esa reforma ya apuntaba las directrices de ésta, era, de alguna manera, el prólogo perfecto. Entre otras aberraciones se rebajaba el número de días trabajados por año de 45 a 33 de cara a las indemnizaciones por despido, o se igualaba a las grandes empresas con las pequeñas con aspectos como el FOGASA (que pagamos todos), que entraba de facto a ayudar tanto a una empresa de 25 trabajadores como a una del IBEX 35 (cuando esos fondos sociales se agoten en ayudar a esas empresas poderosas, quizás el pequeño empresario en su mayoría será consciente de lo que ha significado esto). Esa reforma de 2010, que vino acompañada de otra huelga general, parece ya extrañamente lejana en el tiempo, olvidada. El hecho de que muchos ciudadanos ya ni recuerden que sólo hace año y medio los trabajadores se echaron a la calle, nos demuestra hasta que punto el hombre del siglo XXI, ese hombre digital que se cree más libre e informado gracias a intertet y que posee un arma con el que nadie puede engañarle (y en cierta manera es cierto... nadie va a engañarnos, ya nos engañamos a nosotros mismos sin necesidad de terceros), vive en relación a la realidad y el mundo que le rodea. Quizás no recuerde que hace año y medio hubo una reforma laboral, y hubo otra huelga general, pero no tendrá problemas en recordar quien ganó la última edición de Gran Hermano. No obstante, este desconocimiento de la realidad no le impide exclamar soflamas y tópicos falsos como el de "sólo le hacen huelga al PP", demostrando un desconocimiento absoluto sobre la historia muy reciente de este país, y lo que es peor, intentando buscar diferencias entre las "bondades" de nuestros dos partidos mayoritarios, esos que obscenamente han logrado crear una "casta" social intocable.  


De modo que como hemos dicho, desde este pequeño blog nos sumamos a las reivindicaciones del día de hoy, al igual que por ejemplo las asociaciones de futbolistas y baloncestistas profesionales de nuestro país (AFP y ABP respectivamente), no deja de resultar curioso que hoy día uno perciba más compromiso y conciencia en los tan denostados deportistas antes que en muchos músicos de rock&roll y del underground, aquella música que había nacido como un grito de rebeldia, a quienes ahora no les parece "cool" tener compromiso, y a lo Luz Casal parecen cantar "y no me importa nadaaaaaaaa, la riqueza o la pobreza, el paro o el empleo", el mundo se está volviendo loco, se lo digo yo. No obstante ayer pudimos presenciar un gesto realmente disparatado, con el entrenador del Rayo Vallecano, José Ramón Sandoval (magnífico entrenador, por cierto), irrumpiendo como un elefante en una chatarrería en medio de la rueda de prensa de un jugador, y presa del pánico coger el micrófono para asegurar que si el equipo no entrenaba hoy era por casualidades de la vida, y no por apoyo a la huelga, que ellos no eran políticos y no podían meterse en esos temas. ¡Pero querido Sandoval!, ¿y yo soy político acaso?, ¿lo son la decena de compañeros de mi oficina que también están secundando la huelga?, ¿a qué este miedo?, sin quererlo, Sandoval, ya has hecho política, aceptando gustoso la mordaza.  


Y así transcurre el día, que no es si no un reflejo de la existencia, unos, como si fuera una película de terror, con la mano sobre los ojos para no ver lo que sucede, levantando la vista tímidamente de vez en cuando, a ver si acaba la peli de miedo y empieza algún amable "reality show", otros, en su mundo, ese que tiene al alcance de la mano con un solo click las 24 horas al día en las que viven conectados con la "realidad", y otros, directamente, perdieron la conciencia una noche cualquiera en alguna "rave" salvaje en la que confundieron hedonismo con lobotomización. Sea como fuere, el paisanaje que intuyo del ser humano actual me hace ser terriblemente pesimista, incluyendo, por supuesto, a este humilde juntaletras que de vez en cuando se asoma a este blog, un títere más absolutamente embrutecido y desalmado (en su máxima acepción de haber perdido el alma), añorando aquellos tiempos en los que alguna vez tuvo vida.  


No dejen que la basura acabe invadiendo la cancha.     



No hay comentarios:

Publicar un comentario