¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

viernes, 2 de marzo de 2012

UN CAMINO DE LUCES Y SOMBRAS

Se consumó la tragedia madridista en Europa. Tragedia que comenzó a gestarse con el mal partido en Madrid frente al Montepaschi, y que se alimentó sobremanera en Miribilla, con ese descalabro que supuso perder el basket average frente a un conjunto bilbaíno que desde la pasada temporada es ya la actual bestia negra del equipo madridista (y curiosa la relación que viven actualmente ambos equipos, con tantos ex-madridistas en filas vizcaínas, señal de lo mal que se han hecho las cosas desde el club blanco en los últimos tiempos, especialmente durante el nocivo curso con Messina-Maceiras al mando haciendo y deshaciendo a su antojo). Todo esto a pesar de finalizar el Top-16 con un buen balance, un 4-2 que habitualmente daría la clasificación (el mismo que por el ejemplo el Panathinaikos, primero en el grupo G), y de despedirse con la tercera mejor marca de la temporada en la máxima competición contintental, sólo por detrás de CSKA y Barcelona. El Madrid ha ganado el 75% de los partidos de esta Euroliga, su mejor balance en 12 años. Aunque parezca increíble y pese a la eliminación, los blancos han hecho un buen torneo. No se trata de poner paños calientes sobre la herida. Para un equipo como el Real Madrid, no llegar a cuartos de final de esta competición es un fracaso, pero es que hasta en el fracaso se puede ser brillante o cicatero, y está claro que el Madrid ha optado por lo primero.  

Partidazo sin premio en Italia.


Con la eliminación del Madrid nos quedamos además sin la propuesta de juego más atractiva, propuesta que ayer volvió a vivir uno de sus momentos álgidos en el partidazo vivido en el PalaEstra de Siena, con dos equipos abocados a un infierno ofensivo sin tregua como si no hubiera mañana y sin dejarse nada de su mejor juego en la reserva. Los blancos, porque llevan toda la temporada haciéndolo y lo han convertido en seña de identidad, los italianos, aceptando la invitación a ese baile salvaje. El de anoche fue uno de los mejores partidos de la temporada, y me atrevería a decir, de los mejores que he visto en los últimos años, tanto es así que volví a ver la repetición de Teledeporte ya bien entrada la noche, degustando uno de esos encuentros que se dan cada cierto tiempo en el que ninguno de los dos equipos se dedica a especular. Ambos equipos a su máximo nivel, una maravilla. A muchos kilómetros de distancia, en Malaga, el Bilbao certificaba su merecido pase en un partido absolutamente opuesto al que se veía en canchas italianas, especulando y excesivamente tensos, los de Katsikaris jugaron con fuego en un encuentro a priori más fácil de lo vivido ayer, y fueron las ráfagas luminosas de Raúl López las que superaron ese comprensible "miedo a ganar" o vértigo que parecían vivir los jugadores del club vasco sabedores de que se encontraban a las puertas de hacer historia. Un Raúl, por cierto, cuyo "buzzer-beater" la pasada semana ante el Siena ya adquiere rango de canasta histórica.

No queremos con esto hacer una crítica al Gescrap Bilbao, su pase a cuartos es merecido y hasta épico. He seguido su trayectoria europea esta temporada y está siendo realmente brillante. En la primera fase llegaron a verse realmente contra las cuerdas, y comenzaron a reaccionar venciendo en la pista de nada menos que el Caja Laboral, y esa épica de la que hablamos alcanzó cotas de excelencia con su victoria en Estambul (y por cierto, vaya descalabro turco, sin ningún equipo clasificado para cuartos) ante el Fenerbahce en quizás su mejor partido de la temporada. Un Estambul con el que sueñan ahora en Bilbao, sede de una Final Four que se antoja casi imposible viendo que se cruza en el camino el auténtico ogro de esta competición, un CSKA que juega cada partido con una marcha superior, pero para estos hombres de negro parece que no hay misión imposible, y cuanto más complicadas se les ponen las cosas, haciendo gala de ADN bilbaíno (a pesar de no contar con ningún vasco en sus filas) es cuando sacan lo mejor de si mismos. Por lo tanto, gran temporada la que está haciendo el conjunto de Katsikaris, a pesar de no haber estado en la fase final de la Copa, como gran temporada es la que están haciendo los muchachos de Laso, campeones de Copa pero eliminados en Europa. En ese sentido se puede decir que ambos equipos están ofreciendo luces y sombras en su camino, demostrando que en el baloncesto actual la competitividad es tal que si estás mal un par de semanas te cuesta la eliminación de cualquier torneo.   

Raul López, una canasta para la historia.


Pero como aquí somos madridistas, permítanme que siga centrándome en el conjunto blanco. Como he dicho, creo que el Madrid ha hecho una buena Euroliga, ha realizado un gran baloncesto, y deja muy buenas sensaciones. ¿Justa o injusta su eliminación?, bueno, tan justa como cuando un equipo que ha hecho una liga regular increíble cae en la primera eliminatoria. No hay más vueltas que darle. Sabíamos como era el Top-16, una "liguilla" muy entre comillas, ya que prácticamente son seis finales, y cada doble enfrentamiento hay que verlo como una eliminatoria a vida o muerte. Y ahí es donde ha fallado el Madrid, no ha tenido un "plan b" para salvar los averages. Ha hecho dos partidos muy buenos contra Bilbao y Siena... pero es que también ha realizado dos encuentros infames, indignos, y bochornosos ante ambos conjuntos. Posiblemente en una temporada como la que viene, en la que el Top-16 se reduce de cuatro a dos grupos, y la liguilla se hace mayor, los blancos pasarían sin problemas ofreciendo este nivel de juego. Por lo tanto no hay que hacer ningún drama de esta eliminación (recordemos por ejemplo como el Panathinaikos hace dos temporadas quedaba fuera de cuartos, para ganar el título la siguiente temporada... o como el CSKA Moscu caía en la primera fase y ni llegaba a estar entre los 16 mejores la pasada temporada, para llegar a este curso arrasando), dejen seguir trabajando a Laso. El Madrid ha encontrado por fín un camino, una identidad, y luces y sombras al margen, ahora lo que hay que hacer es no desviarse de ese camino que desgraciadamente ha costado tanto encontrar. 

Y ya sólo queda felicitar a nuestros dos representantes "vivos" en la competición, Barcelona y Bilbao, y desearles las mayores de las suertes. Desde aquí les estaremos siguiendo y apoyando. Ya saben que aquí no profesamos ningún culto "anti", y desde luego no somos "anti-barcelonistas". Si hay algún madridista que piense que soy menos madridista que él porque no soy anti-barcelonista le digo con todo el cariño que se puede montar ya sabe donde y peladear. Elegí ser como soy, elegi ser libre, y sólo faltaba que el ser seguidor de cierto equipo fuese a condicionar mi forma de ser. No tengo edad para dogmas ni sectas, ni pienso gastar una sola de mis energias en odiar a ningún rival. Simplemente se trata de ser justo, ¿algún aficionado al baloncesto de este país, por muy madridista que sea, prefiere ver levantar el título de Euroliga a Kirilenko antes que a nuestro genio Navarro?, yo desde luego no. No comparto esa filosofía cainita que por desgracia se da tanto en nuestro deporte, a pesar de que tenga que sufrir día sí y día también ridículas y absurdas muestras de anti-madridismo. Anoche el cabreo por la eliminación me duró lo que estuve navegando por redes sociales, foros, o webs deportivas donde los borregos de turno sacan lo peor de si mismo (habitualmente son futboleros, y aparecen por el baloncesto para rebuznar muy de cuando en cuando), ahora, lo que siento de verdad, es alegría porque creo que el Madrid está en el camino correcto, cierto miedo, porque se que este es un club demasiado resultadista y porque a Laso, pese a darnos un título, el primero en cinco temporadas, mucha gente le espera con el cuchillo afilado (es lo que tiene no apellidarse Messina), y muchas ganas de ver los cuartos de final del torneo y apoyar a Barcelona y Bilbao. Ya hablaremos de todo ello, en principio Barça y CSKA parece que tienen eliminatorias francas a su favor, y Panathinaikos-Maccabi y Montepaschi-Siena bien pueden irse a cinco partidos. No hay que perdérselo.   

También es reseñable, como mencioné antes, que ningún equipo turco esté entre los ocho mejores, en una temporada en la que son anfitriones de la final a cuatro, y han sido los grandes animadores del mercado veraniego dando sensación de que tenían el dinero por castigo. Inversiones millonarias que no han dado su fruto. Esperaba también más de un baloncesto italiano que poco a poco resurge de sus cenizas. Sólo el Montepaschi, una vez más, avanza lejos en la competición. Sangrante es el caso del millonario proyecto milanista encomendado a Sergio Scariolo. Después de caer en semifinales de Copa ante un Siena a la postre campeón, y eliminados en Europa, sólo la Lega, donde mantienen la segunda plaza en la tabla detrás de, como no, el equipo de Bo McCalebb, puede ser el bálsamo que calme las heridas de los Fotsis, Bourousis, Cook y compañía.  

El emporio milanista, una de las grandes decepciones.


Buen fin de semana.  

6 comentarios:

  1. Genial ayer también Raül López, que con su triplazo en el último minuto, cerró el partido. Un jugador(azo) que se tenía que haber retirado en el Real Madrid.

    Griffin

    ResponderEliminar
  2. Totalmente, ayer jugó sólo 13 minutos, pero cuando el balón quemaba y estaban todos acongojados... acabo de leer lo de RTVE y la liga... muy malas noticias...

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que me empiezaa fastidiar estar de acuerdo contigo, parezco un pelota reclacitrante ;-)jeje, pero desde luego has dado en el clavo con respecto a los comentarios "futboleros"...Y conste que a mi el fútbol me gusta, pero más como sentimiento que como deporte en si, motivo por el cual también puedo entender de donde vienen, aunque nunca compartir, determinados comportamientos .... Respecto a tu reflexión sobre el RM...partidazo contra el Siena. No estamos en octavos pero que nos quiten lo bailao ... Creo que la final de copa les ha dado un extra de calidad a los jugadores, el año próximo podemos estar ahí si dejan trabajar a Laso (y espero verlo en la sexta que para hacerlo mejor que TVE no hace falta demasiado).

    saludos.

    ResponderEliminar
  4. Sin duda, y no digamos ya si viene Rudy... sobre la TV, ahí si que no vamos a estar de acuerdo, tranquilo, :-), para mí TD era la cadena ideal para el basket, sin publicidad, y con repeticiones de los partidos a distintas horas, lo cual era ideal sobre todo en los partidos de Euroliga. Veremos que pasa, pero yo soy un poco pesimista sobre el futuro de las retransmisiones baloncestísticas regulares en nuestro país a corto plazo.

    ResponderEliminar
  5. Hombre está claro que eso de tragarse tres partidos seguidos como hice yo el otro día entre euoliga masculina y femenina...se terminó, pero la ACB es un caramelo para cualquier TV privada. Si un auténtico coñazo, como es la F1 (en mi modesta opinión) ha sido un bombazo en audiencias ¿no lo va a ser el basket?
    Seamos optimistas, al menos en esto ;-)

    ResponderEliminar
  6. No sé, será cosa del glamour o que sé yo, pero estoy convencido de que entre F1 y ACB las privadas tendrían claro por quien pujar... pero bueno, el juez tiempo, el Father Time que dicen los yanquis, dictará sentencia... de momento disfrutemos lo que tenemos...

    ResponderEliminar