¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

lunes, 9 de septiembre de 2013

EUROPA HA MUERTO



Bauermann y el ridículo polaco.



Nos valemos del título de una conocida canción del grupo asturiano Ilegales (banda muy apreciada por El Tirador, dicho sea de paso) para nominar de manera realmente contundente la entrada de hoy. Y es que el presente Eurobasket 2013 de Eslovenia está dejando un nivel de juego tan pobre hasta el momento que nos ha hecho retrotraernos a décadas atrás, antes de la vigorosa actualidad que vive este deporte. No obstante somos optimistas y creemos que esto es un caso puntual. El torneo es largo y muchos equipos están jugando con el freno de mano echado, sabedores de que la dosificación de esfuerzos y la gestión de las emociones son clave, y que de nada vale vaciarse en la primera fase en lo que realmente es una carrera de fondo. Vamos a analizar un poco como está cada grupo tras el fin de semana y a la hora de afrontar la última jornada. 

En el Grupo A sólo Francia es ya equipo de segunda ronda con un balance de 3-1. Como Alemania ya no tiene posibilidades, la derrota que inflingieron a los galos no tendrá efecto para el equipo de Collet, que puede pasar “limpio” si derrota a Bélgica. Ucrania, pese a presentar mismo balance que Francia, necesita ganar a Gran Bretaña, o en caso de derrota confiar en una victoria francesa frente a Bélgica (por lo tanto es casi seguro que los de Fratello estarán en la segunda fase) Tanto belgas, como británicos, como israelíes, aún manejan opciones de clasificación. Bélgica y Gran Bretaña dependen de si mismos. Si ganan sus respectivos partidos ante Francia y Ucrania, están dentro. Los belgas lo tienen complicado debido al rival, pero aún siendo derrotados podrían clasificarse si Gran Bretaña o Israel (no ambos) ganan su partido, y también si británicos pierden y Alemania vence a Israel. De modo que no les pinta mal. Israel, pese a su horrible primera fase, aún puede colarse si gana a Alemania y Francia y Ucrania derrotan a Bélgica y Gran Bretaña, lo cual no parece nada descabellado. Y Gran Bretaña, como decimos, depende de si misma. No hay más cábalas. Aunque Ucrania está realmente fuerte. La lógica (es decir, la apuesta por la calidad de las plantillas) me haría apostar por Ucrania e Israel acompañando a Francia, pero en una primera fase que empezó loca, nada es descartable para su cierre. 

El Grupo B sigue estando apasionante, aunque Serbia ya es matemáticamente equipo de segunda fase. Queda por ver si pasan “limpios” o arrastran su derrota frente a Macedonia. De ello depende, claro está, que el equipo de la bandera de los ocho rayos se clasifique o no. Los de McCalebb necesitan ganar por más de 9 puntos a Letonia y esperar una derrota bosnia frente a una Lituania que necesita ganar para no tener que esperar el resultado entre letones y macedonios. Letonia, con balance 2-2, tiene no pocas opciones de presentarse en la siguiente ronda. Lo harán si ganan su partido contra Macedonia, como es lógico, pero aún perdiendo podrían seguir adelante si pierden Bosnia y Serbia. Y aún ganando Serbia (partido a priori fácil, contra Montenegro), los letones estarán vivos si su derrota frente a Macedonia es por debajo de los 10 puntos de diferencia. Bosnia necesita ganar a Lituania y esperar una derrota letona, o ganar de más de 9 puntos para no depender del resultado letón. Bastante complicado. Montenegro, pese a la buena imagen mostrada, no tiene opciones, ya que sale perdiendo en todos los empates posibles aunque gane su partido frente a Serbia. Esas derrotas por un punto frente a Macedonia y Letonia como les estarán pesando ahora. Resultados aparte la selección de Montenegro ha vivido otro momento de indisciplina deportiva por parte de Vladimir Dasic, apartado de su selección y sumando un capítulo más a una carrera llena de despropósitos por parte de un jugador con tanta calidad como escasa profesionalidad. Una pena.    


Dasic la vuelve a liar.


Vamos con nuestro grupo. Después del tropiezo ante Eslovenia hemos arrasado respectivamente a la República Checa y a Polonia. Estamos matemáticamente clasificados, y todo parece indicar que nos llevaremos la derrota eslovena, ya que aunque los anfitriones no están en segunda ronda de manera matemática, sólo una victoria de Chequia por dos puntos a Croacia unida a una derrota eslovena por más de 40 puntos frente a Polonia les dejaría fuera. Nuestro encuentro hoy contra Georgia es absolutamente intrascendente, ya que tanto los georgianos como Polonia ya no presentan opciones. Lo de la selección de Bauermann merece comentario aparte. Con diferencia el equipo que peor imagen deja en el torneo, y teniendo jugadores de la calidad de Gortat, Lampe o Kelati. Todo lo contrario que la voluntariosa Chequia, que se la juega frente a Croacia en un partido que es una final para ambos. Prácticamente quien gane sigue, aunque los checos necesitan hacerlo por dos puntos o más (si lo hacen por uno deben esperar una derrota española o bien una victoria eslovena) De modo que es un partido para no perdérselo. 

Por último, en el Grupo D ya está todo decidido. Nuestros tres rivales para la siguiente fase serán Italia (único equipo invicto del torneo), Grecia y la sorprendente Finlandia. Interesante partido el Grecia-Finlandia de hoy, ya que quien pierda pasará a la segunda fase con un balance 0-2 complicado de levantar. Por lo tanto los griegos obligados a ganar para no sufrir posteriormente. Suecia ha cumplido y se va con al menos una victoria (frente a Rusia) Turquía, decepcionante, eliminada y hasta el momento con una sola victoria ante Suecia. Claro que peor es lo de Rusia, con cuatro derrotas en cuatro partidos. Hablamos de la actual medalla de bronce olímpica y europea y de la selección campeona de este torneo en 2007. La ausencia de su gran líder Andrei Kirilenko no es excusa. Su Eurobasket debe hacer reflexionar a su federación sobre como llenar el vacío dejado por David Blatt, después de un verano tumultuoso protagonizado por la espantada de Fotsis Katsikaris. 

En definitiva, a falta de buen baloncesto, aún nos queda emoción. Esperemos que en la segunda fase suba el nivel.    


A ver con que carita volvemos ahora a casa...



No hay comentarios:

Publicar un comentario