¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

martes, 11 de noviembre de 2014

WINTER IS COMING: NORTHWEST


La división en la que más españoles podemos encontrar. Tres de nuestros siete jugadores que compiten en la mejor liga de baloncesto del mundo, Serge Ibaka, Víctor Claver y Ricky Rubio, lucen camisetas de distintos equipos de esta división. 

Comenzando por Ibaka y esos Thunder de la ciudad del trueno que no acaban de convertirse en la potencia que se intuía hace años, cuando la conjunción de tres astros como Westbrook, Harden y Durant parecía anticiparles como la franquicia dominante a corto plazo. La barba más famosa de la NBA salió rumbo a Houston hace dos años vía traspaso debido a que los propietarios consideraban que si tener dos gallos en el mismo corral (Westbrook y Durant) ya era complicado, con tres era directamente insostenible. Todo ello entre veladas críticas al decepcionante comportamiento de Harden en play offs. Desde entonces el equipo no ha sido capaz de crecer ni de volver a repetir su condición de finalista NBA precisamente en el último curso con La Barba en sus filas. Tampoco ayudan las lesiones, si la pasada temporada el menisco de Westbrook tuvo al estelar base en el dique seco durante una buena parte de la temporada, este curso lo comienzan sin Durant, y por si fuera poco de nuevo Westbrook se acaba de fracturar la mano con lo que estará unas semanas fuera de las canchas. Enorme responsabilidad para Ibaka, sobre quien recaerá la responsabilidad de que el equipo no pierda comba de cara a una buena posición de play offs en este inicio de temporada. Con la plantilla completa pueden aspirar incluso a finalistas de conferencia. Apenas sufren cambios respecto al roster del pasado curso, llegando Anthony Morrow para suplir las carencias en el lanzamiento exterior y ofrecer un rol muy distinto al de Sefolosha, jugador más completo y defensivo. Necesario que los más jóvenes, encabezados por Jeremy Lamb, sigan creciendo. También se espera mucho de Reggie Jackson tras la solvencia demostrada la pasada temporada supliendo a Westbrook.   


Serge sostiene a Oklahoma


Portland fue una de las franquicias más sólidas y sorprendentes el pasado curso, con un comportamiento competitivo que les hace enterrar definitivamente la etiqueta de perdedores, malditos, “Jail Blazers”, y olvidarse de todas las desgracias acaecidas en torno a estelares elecciones del draft (Brandon Roy, Greg Oden… por no remontarnos a cuando dejaron escapar a Michael Jordan para escoger a Sam Bowie, claro) De 33 victorias en 2013 pasaron a 54 llegada la pasada primavera, y semifinales de conferencia por primera vez en 14 años. Estaba claro entonces que en Oregon iban a apostar por la continuidad, con Terry Stotts desde el banquillo dirigiendo un grupo de jugadores liderados por la pareja Damian Lillard-LaMarcus Aldridge, y con un elenco de secundarios fabuloso (Batum, Matthews, Lopez… y el recién llegado Chris Kaman poniendo un punto de veteranía) Desgraciadamente nos tememos que Víctor Claver afrontará otra temporada agitando toallas y jugando esporádicos minutos de la basura. 

Bien distinto es el caso de Ricky Rubio en Minnesota, convertido ya en líder del equipo y favorito de los aficionados tras el megatraspaso que ha dado con Kevin Love en Cleveland. Los Wolves post-Love lejos de deprimirse se han dado una inyección de moral y pese a perder a su jugador franquicia de los últimos años los aficionados batieron el record de compra de abonos para la nueva temporada. Sin Love se espera un equipo mucho más coral y con jóvenes creciendo y madurando a buen paso. Aunque nadie piensa en play offs, si hay potencial para rondar las 40 victorias. El comienzo de competición demostraba que el optimismo no era en vano, en los cuatro primeros partidos se conseguían dos victorias y se perdía frente a equipos potentes como Chicago por un solo punto y frente a Memphis por cuatro, con Ricky Rubio rayando a un gran nivel. Desgraciadamente en el siguiente partido, frente a Orlando, nuestro base internacional sufrió un aparatoso percance doblándose su tobillo por lo que puede llegar hasta estar dos meses de baja, con lo que las opciones de Minnesota de mantenerse rozando el 50% de victorias parecen en este momento quiméricas. Aparte de nuestro Ricky, merece la pena seguirles por ver a Wiggins, “the next big thing”, y la segunda oportunidad de Anthony Bennett tras el peor año rookie de un número 1 del draft que se recuerda desde Kwame Brown, así como al resto de jóvenes en general (Dieng, LaVine…) Martin, Young y Pekovic, junto a Ricky cuando esté recuperado, serán la columna vertebral de estos Wolves.    


Ricky se volvió a romper


Denver Nuggets parecía haberse instalado entre ese grupo de equipos que, pese a no tener opciones de anillo, si parecían fiables de cara a play offs además de practicar un baloncesto muy coral y atractivo con el equipo por encima de las individualidades. George Karl fue el gran arquitecto de un proyecto que pisó post-temporada durante diez cursos seguidos, hasta el pasado año en el que desacertadamente el club no renovó al buen coach de Pennsylvania. Brian Shaw lleva las riendas desde entonces de un roster que parece no ofrecer tantas garantías como en su pasado reciente (1-5 de balance cuando escribo estas líneas) En definitiva, uno de los equipos que más pasos atrás ha dado en menos tiempo. La conexión Lawson-Faried es un lujo. Affalo es uno de los exteriores más sobrios de la liga ahora mismo y Mozgov una bestia bajo tableros. Gallinari busca reencontrarse, y hay veteranos ilustres como Wilson Chandler y Nate Robinson. No son malos mimbres, pero el Oeste es así de duro. 

Utah es otra de esas franquicias que vive tiempos de transición con un roster muy joven que en un futuro no muy lejano debiera dar sus frutos. Gordon Hayward obtiene mando en plaza tras su millonaria renovación, y se convierte en el jugador más reconocible de un equipo en el que seguirán creciendo Trey Burke y Alec Burks por fuera (junto al rookie Dante Exum) y los poderosos Derrick Favors y Enes Kanter por dentro. A dejar madurar el proyecto.   


NUESTRO PRONÓSTICO: 

OKLAHOMA: 2º ronda de play offs.
PORTLAND:  1ª o 2ª ronda de play offs.
MINNESOTA: fuera de play offs.
DENVER: fuera de play offs.

UTAH: fuera de play offs. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario