¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 29 de enero de 2015

LOS MEJORES DEL 2014: JUGADORES INTERNACIONALES


Teníamos abandonado nuestro resumen de los mejores del 2014, en realidad nos faltaban los protagonistas internacionales, una vez hablado de “los nuestros”. Vamos con nuestros tres jugadores elegidos por lo demostrado la pasada temporada. Nos ha costado mucho, porque nadie ha sobresalido por encima del resto. Quienes han triunfado en la NBA (Durant y Leonard, como MVPs de temporada y finales respectivamente) no han estado en el mundial, quienes han estado en el mundial, no han brillado excesivamente en lo colectivo con sus franquicias, y el gran triunfador en Europa, Tyrese Rice con el Maccabi, no ha sido el dominador de la competición durante todo su transcurso como lo fueron en otras ediciones los Diamantidis, Navarro o Spanoulis. Aún así, este es nuestro veredicto. 



STEPHEN CURRY: De los 12 campeones del mundo en España el pasado verano, Curry fue además, junto con Thompson, quien más atrajo los focos mediáticos el resto del año gracias a una gran temporada con sus Golden State Warriors (51-31, sextos en el Oeste, con 24 puntos y 8.5 asistencias por partido de nuestro hombre), y llegando a los siete partidos en una espectacular serie contra Los Angeles Clippers (con Curry manteniendo su nivel, 23 puntos y 8.4 asistencias de media) Sin tener el potencial brutal de Durant o su paisano LeBron, pero sólo un peldaño por debajo de ellos, el base de Akron ha convertido a los Warriors en un serio candidato al anillo y en uno de los equipos favoritos de los aficionados, que disfrutan tanto con la dirección de juego como con el acierto en ataque de un tirador capaz de lanzar por encima del 40% en acierto triple en sus ya 6 años de carrera NBA. Una de las actuales estrellas cuya progresión ha sido más ejemplar y segura.      


Curry brilló todo el año



KAWHI LEONARD: No podía faltar un representante de los Spurs, y no podía ser otro que quien se postula como relevo y nueva antorcha tejana cuando el gran Tim Duncan definitivamente deje de vestirse de corto. Y es que la pantera de Riverside se convirtió en Junio del pasado año en el tercer MVP más joven de unas finales NBA (el primero sigue siendo “Magic” Johnson, mientras que el segundo es precisamente Tim Duncan) gracias a sus medias de 17.8 puntos, 6.4 rebotes, 2 asistencias, 1.6 robos de balón y 1.2 tapones por partido (lo que se dice hacer de todo, y hacerlo bien) Y créanme, aunque esto no se vea en los números, LeBron James aún tiene pesadillas recordando su defensa. Para la posteridad su mítico tercer partido de la serie en el que se fue a los 29 puntos anotando con una efectividad del 76.9% en tiros de campo. De videojuego.     


LeBron no contaba con Kawhi


 MILOS TEODOSIC: Un jugador siempre bajo sospecha. De ser uno de los mayores prospects del baloncesto europeo, el mejor base de su generación, a ganarse una (en ocasiones muy merecida) fama de perdedor y de jugador propenso a fallar en los momentos claves, finales incluidas. Su juego es de genio, pero su carácter frío crea la sensación de que le importa bien poco el resultado de lo que esté pasando en la pista, sea una pachanga o una final de Euroliga. Pero en 2014 se ha desquitado, comportándose como el líder que el baloncesto serbio necesitaba y siendo la prolongación en la pista de un entrenador que como jugador mostraba un carácter diametralmente opuesto al base del CSKA como es Sasha Djordjevic. Sus 13.6 puntos y 4.4 asistencias le valieron ser incluido en el mejor quinteto del mundial, y sobre todo impulsaron a su selección a la medalla de plata, reverdeciendo viejos laureles para un país en el que el baloncesto es cuestión de estado. Esta vez si respondió en los momentos claves (47 puntos entre cuartos y semifinales frente a Brasil y Francia respectivamente) Para seguir engordando su palmarés, también se llevó la liga unificada del Este de Europa VTB United League, de la que fue MVP de las finales.    


Djordjevic le insufló carácter a su jugador

No hay comentarios:

Publicar un comentario