¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

miércoles, 22 de julio de 2015

ALTERNATIVAS AL PODER



El mercado de fichajes se mueve en vacaciones. Ese gran tópico periódistico que no deja de ser una verdad. El verano baloncestístico español se nutre de, por un lado, nuestras selecciones recogiendo medallas por toda Europa, y por otro de información sobre caras nuevas y cambios de cromos que se suceden en nuestra liga. 

Hoy queremos fijarnos en los dos clubes que apuntan de nuevo a alternativas al poder establecido representado por Real Madrid y Barcelona. En un baloncesto nacional en el que, a semejanza del fútbol, resulta prácticamente imposible competir contra los dos grandes, Unicaja de Málaga y Valencia trabajan por mantener la competitividad y ser aspirantes a algún título en caso de que los clubes futbolísticos flaqueen en algún momento. Y en nuestra opinión, viendo sus últimos movimientos, hemos de decir que trabajan bien. 

El Unicaja de Málaga viene de hacer una gran temporada en la que llegó a liderar la tabla clasificatoria durante varias jornadas de la liga regular. Pareció flaquear al final de curso, pero en play offs volvieron a mostrar su mejor cara poniendo contras las cuerdas a todo un Barcelona que sufrió lo indecible para acceder a la gran final ACB. Se impone por tanto la lógica continuista, con Joan Plaza que va a cumplir su tercera temporada al mando de este proyecto. No ha permanecido nunca más de tres años al frente de un banquillo como primer entrenador (es el tiempo que estuvo al frente del Real Madrid y Sevilla), y nos gustaría verlo poder trabajar con perspectiva de futuro y madurar proyectos ganadores, a la manera de su maestro Aíto García Reneses, por lo que confiamos en que los malagueños vuelvan a hacer una gran temporada, y a ser posible no sólo en ACB sino también en Europa, su asignatura pendiente la campaña pasada. Si hay continuidad en la dirección técnica, con Plaza y el habitual Sánchez Cañete como ayudante, en la pista el equipo malagueño se ha visto obligado a modificar sustancialmente su roster, sin que, en nuestra opinión, mengue la calidad del conjunto, incluso parece afrontar la próxima campaña con mejor equipo.     


Dani Díez, más madera para Plaza. 


La gran temporada de Jayson Granger no ha pasado desapercibida en Europa, y el base uruguayo es la baja más sensible entre los hombres de Plaza, partiendo rumbo a Estambul a enrolarse en las filas del Efes Pilsen. La competición turca a día de hoy es la liga más fuerte económicamente de Europa y el Unicaja no puede competir contra ello. Tampoco andan cortos de presupuesto en Rusia, donde el Zenit San Petersburgo se lleva a otro de los hombres claves del Unicaja la pasada temporada como era el tirador Ryan Toolson. También deja el equipo Kostas Vasileiadis, en este caso cortado por el club, que había firmado un contrato con el jugador de dos temporadas pero reservándose el derecho a que no se cumpliese el segundo de los cursos en este verano. Parece ser que su rendimiento y su físico no han convencido a Plaza para seguir contando con él. También se prescinde de Caleb Green, no ejercitando la cláusula de ampliación de contrato. Por último, el pívot montenegrino Vladimir Golubovic también ha visto como su rendimiento no ha sido suficiente para continuar en el proyecto cajista. Cinco bajas, una por cada puesto.  

Y como decimos, creemos que los movimientos de cara a suplir tales bajas han sido acertados. A falta de saber quien será su nuevo hombre alto dentro de una galería de nombres que se barajan de mucha calidad (Petway, Hendrix, Lima, Mavrokefailidis, Kuzmic o Radosevic), en las posiciones exteriores ya han conseguido refuerzos importantes. Las sombras de Granger y Toolson pueden ser alargadas, pero Nedovic, llegado desde Valencia, y Edwing Jackson, desde Barcelona, parecen jugadores de las suficientes garantías para convertirse en parte del nuevo núcleo duro de Joan Plaza. Jamar Smith, ex del Limoges, es más dinamita exterior, típico escolta americano con buena mano y capacidad anotadora. En el puesto de alero alto los malagueños se hacen con una pieza muy codiciada como es Dani Díez, después de su magnífica temporada en Gipuzkoa. Veremos cómo se adapta a un equipo en el que Carlos Suárez parece tener un perfil similar. Junto a un Kuzminkas que no para de progresar, se puede decir que Plaza cuenta con tres jugadores capaces de jugar de 3 y de 4 con totales y absolutas garantías. Pocos equipos pueden presumir de una tripleta similar. Como decimos, falta por saber quien acompañará a Vázquez y Thomas en la pintura, y resolver la ecuación Gabriel/Stefansson, ya que sólo contarán con uno de estos dos jugadores para dejar plaza a un canterano. Markovic, Nedovic, Jackson y Smith como bases/escoltas, Díez, Suarez y Kuzminkas como forwards, y Vázquez, Thomas y otro jugador por llegar como pívots, más un canterano del Clínicas Rincón (parece ser que el inglés Morayo Soluade, a quien hemos visto en el último Europeo Sub20) y el “elegido” entre Germán Gabriel y Jon Stefansson. Buenos mimbres en buenas manos.       

El Valencia vivió una pasada temporada un tanto convulsa. Después de su magnífica campaña 2013-14 (campeones de la Eurocup y a una canasta de ser finalistas ACB), Velimir Perasovic comprobó la poca memoria que existe en el deporte de alta competición, siendo despedido a principios de este 2015 por los malos resultados. Se hizo cargo del equipo el interino Carles Durán, revitalizando a un equipo que acabó dando tan buena imagen como la mostrada en la espectacular eliminatoria semifinal frente al intratable Real Madrid. No bastó para convencer a la directiva, que vuelve a relegar a Durán al cargo de ayudante, y se ficha a un “pata negra” de nuestros banquillos como es Pedro Martínez. Después de conseguir 11 victorias con el Baloncesto Manresa (una proeza equiparable a alcanzar 30 con Real Madrid o Barcelona), el técnico catalán cambia el chip para perseguir metas mayores en un equipo que buscará volver a ser puntero en Eurocup y aspirante al título, así como tener alguna opción en Copa y Liga dentro de las competiciones domésticas. El equipo taronja ya conoce cinco bajas seguras (Nedovic, Harangody, Aguilar, Loncar y Lishchuk, muchas salidas, sobre todo en el juego interior) y podrían ser seis si finalmente no continúa el nombre que mantiene en vilo a los valencianistas y protagoniza el actual culebrón de verano en cuantos a fichajes. Hablamos del mejor jugador naranja la pasada temporada, Pau Ribas, situado en los últimos días en la órbita de un Barcelona que busca reforzarse tras su campaña en blanco, pero cuya situación puede sufrir un vuelco debido al interés del Valencia en igualar la oferta barcelonista. Sin duda sería un golpe de efecto ilusionante de cara a la afición, ya que pese a que las incorporaciones de momento son sólo tres, se trata de jugadores de mucha calidad con los que conformar un equipo con posibilidades de luchar por títulos.   


Pau Ribas sigue sin quitarse la camiseta.


Salga o no salga Pau Ribas del roster valencionista una de las prioridades del club taronja era reforzar el juego exterior (recordemos que Nedovic sale destino Unicaja de Málaga), en ese sentido la nueva pieza no pinta nada mal. Antoine Diot, sin llegar a ser el base que se podía esperar cuando era una de las figuras del baloncesto de formación galo, es un habitual internacional con la selección francesa con la que ya ha sido campeón de Europa en 2013, además de colgarse el bronce en el pasado Mundial de España (contribuyó por tanto a la debacle española con 4 puntos, 4 asistencias y 2 rebotes en aquel infausto encuentro) Es un jugador de calidad contrastada que emprende por vez primera una aventura fuera de la liga de su país, por lo que el salto de calidad que supone pasar del Strasbourg al Valencia seguro que es un acicate para un jugador que buscará dejar huella en el conjunto taronja como hiciera su compatriota Nando De Colo, campeón de Eurocup en 2010 vistiendo la camiseta patrocinada por aquel entonces por Power Electronics. Diot, Van Rossom y Vives, extraordinaria tripleta de bases para Pedro Martínez. 

Luke Sikma lleva dos temporadas siendo uno de los mejores jugadores de la ACB con la camiseta del Iberostar Tenerife, un equipo que ya se le quedaba pequeño. Uno de los interiores más completos que ha pasado por nuestro baloncesto en los últimos años, capaz de aportar en todas las facetas del juego. No sólo hará olvidar a Aguilar y Harangody, sino que incluso su rendimiento puede llegar a asemejarse al de un Justin Doellman que lideraba hace dos años al cuadro valencianista con una solvencia magnífica.      


El nuevo reto de San Eme


Pero el gran nombre del verano che es sin duda Fernando San Emeterio, uno de los grandes de nuestro basket por derecho propio, cuyo palmares habla por sí solo (tres medallas con la selección nacional absoluta, campeón de Eurocopa con el Akasvayu Girona, y de Supercopa, Copa y Liga con un Baskonia del que ha sido santo y seña en los últimos años) Calidad y madera de líder para un jugador que junto a Rafa Martínez, Lucic y Romain Sato, asegura un brutal juego en las alas para el conjunto valencianista. 


Sólo en el juego interior es donde sigue ofreciendo dudas el club taronja, ya que con la continuidad de Dubljevic y la llegada de Sikma, son sólo dos los hombres altos de Pedro Martínez en estos momentos (y ambos más “cuatros” que “cincos”), por lo que han de llegar más refuerzos en esta posición (suenan Lima, Lampe o Mejri) Un Víctor Claver en versión “hijo pródigo” suena también con intensidad para reforzar a un Valencia con muy buena pinta. Lo que es seguro es que con Diot, Van Rossom, Vives, Martínez, San Emeterio, Sato, Lucic, Dubjlevic y Sikma, hablamos ya de nueve jugadores todos con el suficiente empaque para aspirar a todo y tener banquillo largo, a la espera, sobre todo, de uno o dos pívots de calidad, y con la posibilidad de guindas al pastel del lustre de Claver o quién sabe si Ribas. Y claro, la seguridad que da un Pedro Martínez al mando. El conjunto del Turia, más “outsider” que nunca.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario