¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

lunes, 2 de noviembre de 2015

¿SE PUEDE GANAR EL MVP EN OCTUBRE?



Curry sigue mandando.




La respuesta a la pregunta con la que introducimos esta nueva entrada parece tener una respuesta rotunda: sí, si te llamas Stephen Curry. 


Y es que el comienzo de temporada del base de los Warriors no se veía desde Michael Jordan en el curso 1989-90. Nadie había logrado anotar tanto en sus tres primeros partidos desde entonces. En la primera semana del campeonato la muñeca de Curry ha destrozado por dos veces a los New Orleans Pelicans (40 y 53 puntos) y a los Houston Rockets (“sólo” 25 puntos) y a pesar de que quedan nada menos que seis meses de temporada regular se confirma como el gran favorito a revalidar el título de mejor jugador de la liga. Con un LeBron James cada vez más dosificado (y generoso, asegurando que el foco principal de Cleveland a partir de ahora sería Kevin Love) y un Anthony Davis al que las derrotas de su equipo le hacen apartarse de la lucha por el MVP, al igual que en el caso de James Harden, cuyo equipo no acaba de arrancar como se esperaba y está teniendo muchos problemas físicos en el juego interior, sólo la dupla Westbrook-Durant puede amenazar el reinado de Curry, si Oklahoma es capaz de mantener buenos resultados. 



En mi opinión LeBron continúa siendo el mejor jugador del mundo, ya que es el más completo y quien domina más facetas del juego, pero a día de hoy Stephen Curry se confirma como el más letal. A su brutalidad anotadora (39.3 puntos por partido) se suma que lo hace con unos porcentajes insultantemente buenos para un jugador exterior (58,8% en tiros de campo y tremendo 48.6% en triples, es decir, prácticamente convierte uno de cada dos triples que intenta), no lo mandes a la línea de tiros libres porque de momento está en un 95.5%, y por si fuera poco hace jugar al equipo con sus 7.3 asistencias por partido. Para quienes le acusen de no defender o ayudar en otras facetas, estamos viendo al Curry más reboteador (5.7 capturas por partido) y recuperador (2.3 robos) Unos números contra los que nadie puede competir. En un baloncesto tan competitivo como el de la NBA y con una temporada regular tan plagada de partidos, hacer apuestas a largo plazo resulta siempre muy arriesgado, pero si no hay lesiones de por medio jugársela por Curry parece ir sobre seguro. Antes de comenzar la temporada se pagaba 7 a 1 por cada dólar apostado según la ESPN, una cifra que sin duda habrá bajado considerablemente. Por curiosidad he mirado en Bet365 y de momento no hay opción de apostar por el MVP de la temporada, imagino que irá apareciendo durante el curso de la temporada, pero de seguir triturando estadísticas de esta manera el base Warrior, nos tememos que la emoción por saber quién se coronará con el galardón individual más importante de la temporada apenas va a existir.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario