¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

martes, 30 de agosto de 2011

CINCUENTA NOMBRES PARA EL EUROBASKET (II)

Seguimos con nuestro repaso a quienes creemos que deben ser los jugadores a seguir durante el próximo Europeo de Lituania. En esta ocasión nos centraremos en los escoltas. He de advertir que, en un baloncesto cada vez menos definido en posiciones puras y en el que los jugadores cada vez son más completos y más ricos en técnica (pese a que haya quien siga afirmando que no habrá jugadores como los de antes y no quiera disfrutar con lo de ahora... él se lo pierde), he optado por ubicar cada jugador en lo que pienso es su posición natural. Así por ejemplo Rudy Fernandez entra en mi selección de escoltas, pese a que Scariolo lo usará mayormente como alero, o hablando de aleros, considero como tal a un jugador como Kirilenko al que seguro que veremos de cuatro en muchos momentos. Vayamos pues con los "doses" más interesantes del campeonato. 

Juan Carlos Navarro (España, Regal Barcelona, 31 años, 1.91) El gran referente europeo en su posición. Echaremos de menos sus duelos con Spanoulis en este torneo, ya que sus enfrentamientos suponían la oportunidad de ver frente a frente a los dos escoltas con mayor capacidad de improvisación en el uno contra uno. "La Bomba" es un jugador con ramalazos de genialidad que en un baloncesto cada vez más físico y musculoso es capaz de sobrevivir a base de puro talento. Es ese tipo de "killer" que aparece para dar la puntilla en los momentos decisivos y que desatasca el juego en los minutos más complicados. Lleva toda su vida practicando un tipo de baloncesto basado en el descaro y la osadía, y su capacidad ofensiva, pese a ya sobradamente conocida, nunca deja de sorprender. Un coleccionista de títulos, trofeos, medallas y galardones que sigue manteniendo la ambición ganadora del primer día.  

El coleccionista. 


Rudy Fernandez (España, Dallas Mavericks/Real Madrid, 26 años, 1.96) El espectacular y volador escolta mallorquín saldrá de inicio como tres en nuestra selección, debido a la ya comentada en este blog desconfianza de Scariolo en los actuales aleros altos de nuestro baloncesto. Pese a no ser su posición natural, es tanta la calidad del ex-verdinegro que su rendimiento apenas sufre deterioro. Tras tres temporadas NBA con momentos muy brillantes, pero con un tono general agridulce, se abre una nueva vida deportiva para él asegurándose la posibilidad de jugar en la élite europea con el Real Madrid pero sin renunciar a una NBA representada en los actuales campeones de Dallas. Por lo tanto esperamos ver a un Rudy centrado y motivado ofreciendo su enorme arsenal baloncestístico, ese que lo mismo se nutre de vuelos sin motor como
de triples imposibles.

Marco Belinelli (Italia, New Orleans Hornets, 25 años, 1.96) Tras unos años alejados de una élite de la que nunca debieron bajarse, los aficionados transalpinos tienen motivos
para estar felices viendo juntos a su estelar triángulo Belinelli/Gallinari/Barnagni en un torneo internacional. El ex-compañero de Calderón en Toronto es una garantía en el perímetro y llega a Lituania tras su mejor temporada NBA en los Hornets de Chris Paul. Si se mantiene por encima del 40% en triples como ha hecho en su última campaña estadounidense estaremos ante una de las metralletas del torneo. El nuevo "capo cannonieri" de un baloncesto que siempre se ha caracterizado, desde los tiempos de Antonello Riva, por poseer excelentes tiradores en sus filas.

Belinelli y su caidita de ojos a lo Stallone, aunque él si siente las piernas.


Marko Tomas (Croacia, Fenerbahce, 26 años, 2.01) Quien fuera durante un tiempo apuesta de futuro madridista (y con quien el club blanco no supo tener paciencia) sigue siendo uno de los exteriores más talentosos del continente, capaz de rendir perfectamente tanto de alero como de escolta, y uno de los líderes de la actual selección croata. Aún asi sigue dando la sensación de poseer un potencial aún no totalmente explotado debido a cierta falta de caracter y de dureza mental, algo en lo que se parece a compañeros de selección como Tomic. Quien lo iba a decir cuando hablamos jugadores de la antigua Yugoslavia. 

Sasu Salin (Finlandia, Union Olimpija Ljubljana, 20 años, 1.90) Otra de las jóvenes perlas filandesas es este "combo-guard" a medio camino entre base y escolta, que actualmente milita en un club ideal para el crecimiento como es el mítico Olmipia esloveno. A pesar de su juventud es uno de los jugadores referentes de  su selección, y dispondrá de muchos minutos y tiros, por lo que merece la pena seguirle.  

Sasu y su pandilla. Un país en crecimiento.


Filip Videnov (Bulgaria, Asecco Prokom, 31 años, 1.97) La escopeta búlgara, a buen seguro será uno de los máximos anotadores del torneo mientras su selección esté con vida. Uno de esos jugadores capaz de exasperar a sus propios compañeros por la aglutinación de lanzamientos que acumula en sus manos, no obstante si hablamos de anotadores puros, Videnov es uno de los hombres a seguir.

Nicolas Batum (Francia, Portland Trail Blazers, 22 años, 2.03) Admito que he hecho una pequeña trampa con Batum, poniéndolo como escolta cuando es más un alero, pero ciertamente en la posición de "doses" me ha costado encontrar tanta figura como por ejemplo en bases o pivots, y además posiblemente compartirá varios minutos en pista con Diaw y Gelaballe, quienes harán de tres. Nico Batum es un todoterreno, un jugador completísimo que aporta en todas las estadísticas, y además un excelente atleta dotado de un buen físico. No es un anotador compulsivo, pero suele moverse en buenos porcentajes y seleccionar bien el tiro. Otro de esos ejemplos galos por los que uno se pregunta como no ha sido capaz esta selección de convertirse en uno de los combinados más exitosos del continente, porque talento les sobra.  

El exhuberante Batum machacando por encima de Pau. 



Marquez Haynes (Georgia, Gran Canaria, 24 años, 1.88) Sobre Haynes ya hablamos en este blog cuando conocimos su fichaje por el Gran Canaria, aunque había sonado también para el Real Madrid. A pesar de no llegar al 1.90 su posición natural es la de escolta debido a su talento ofensivo, y su capacidad atlética le lleva a protagonizar espectaculares vuelos y mates de los cuales puede dar cuenta el lector buscando por you tube y similares (por ejemplo los videos de su participación en el concurso de mates galo el año pasado) Anotación y espectáculo asegurado con Haynes en una selección en la que será la referencia exterior cuando no logren surtir de balones a su gran estrella, Zaza Pachulia. 

Yotam Halperin (Israel, Olympiakos, 27 años, 1.96) Una de esas eternas promesas del baloncesto israelí que va ya por su quinta participación en un Eurobasket, que se dice pronto. Irrumpió en el baloncesto europeo como un pura sangre ofensivo de muñeca fácil alcanzando grandes registros anotadores en su única temporada en el Olimpija esloveno, para ir amoldando su juego al de jugador de equipo con un rol menos brillante en un equipo tan competitivo como el Olympiakos griego, del que ha salido para firmar por el Spartak de San Petersburgo.


Nihad Djedovic (Bosnia, Lottomatica Roma, 21 años, 1.97) A pesar de su juventud Djedovic ya es un viejo conocido para el aficionado español debido a su vinculación con la cantera blaugrana, de la que dio el salto a aquel Obradoiro (Xacobeo Blu:Sens por aquellos días) llegado a la ACB 20 años después de que se hiciera justicia con todo el lío aquel de la eliminatoria por el ascenso contra el Juver Murcia y la alineación indebida por parte de los murcianos del jugador argentino Esteban Perez. Los gallegos tuvieron que conformar un plantel competitivo deprisa y corriendo, y Djedovic ilusionaba como joven exponente de la siempre talentosa cantera de la Europa del Este. La experiencia ACB le quedó grande para un jugador que aún no llegaba a los 20 años, pero seguimos confiando en él como un interesante proyecto de futuro que en este Europeo tiene una buena ocasión de seguir progresando.    

Djedovic y su paso por la ACB. Poco aprovechado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario