¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

miércoles, 31 de agosto de 2011

CINCUENTA NOMBRES PARA EL EUROBASKET (IV)

Pues ya tenemos el campeonato en marcha, ha llegado el momento esperado (y como han visto con el primer partido de nuestra selección, va a ser un camino duro y tortuoso, ¿o qué creían?, ¿qué esto era la play-station?), pero por nuestra parte queremos cumplir nuestra promesa de daros los cincuenta nombres que pensamos merece más la pena seguir en este torneo, o sea que vayamos con los ala-pivots. Posición en la que sin duda encontramos los dos jugadores que mayor atención mediática merecen en esta competición. Dirk Nowitzki y Pau Gasol.  

Dirk Nowitzki (Alemania, Dallas Mavericks, 33 años, 2.13) La estrella entre las estrellas de este Eurobasket. Nadie le puede hacer sombra bajo los focos en estos momentos, ni siquiera nuestro Pau Gasol. El rubio ala de los Mavericks llega luciendo anillo y lustroso MVP de las finales. Ha sido el hombre de la temporada, y es el jugador de moda. Su juego con los años ha ido a más y su repertorio de tiros es cada vez más indefendible, destacando su famoso "fade away a la pata coja" que es ya imagen icónica de este deporte. Es una de las estrellas NBA más fieles a su selección nacional, a la que llevó a la plata en 2005 (derrotando a España en semifinales), si repite similar hazaña Angela Merkel debería poner su estatua en cada localidad germana. Ha sido máximo anotador en tres de los últimos europeos, y MVP en el 2005.  

El orgullo teutón.


Pau Gasol (España, Los Angeles Lakers, 31 años, 2.15) El hombre que ha llevado nuestro baloncesto a cotas inimaginables hace años. Llega con sangre en el ojo tras perderse el mundial de Turquía y después de no poder revalidad título en la NBA y con el objetivo de meternos en los Juegos Olímpicos entre ceja y ceja. Mala noticia para los rivales y buena para España. Si Nowitzki ha sido tres veces máximo anotador de este torneo en los últimos cinco años, Pau lo ha sido en las otras dos ediciones (y MVP en la última), luego estos dos jugadores son la historia reciente del Eurobasket. 

Serge Ibaka (España, Oklahoma City Thunders, 21 años, 2.08) Debut con nuestra selección para el congoleño, quien nunca ocultó sus deseos de defender los colores del país que le dio la oportunidad de crecer y hacerse jugador de baloncesto de elite. Llega con el título de máximo taponador de la NBA como tarjeta de presentación. Espectacular físico y gran "timing" de salto, a lo que ha añadido un tiro de media distancia cada vez más fiable. Chollazo del Supermanager, por cierto. Un dato curioso: el día de la final, 18 de Septiembre, será su vigesimosegundo cumpleaños, ¿lo celebrará en Kaunas en dicho partido?   

Juntos, un mate entre dos, diciendo a los problemas adios.


Ersan Ilyasova (Turquía, Milwauke Bucks/Efes Pilsen, 24 años, 2.08) Otro crack turco con una curiosa leyenda urbana sobre su origen a sus espaldas. Sea cual sea la realidad, lo cierto es que es uno de los jugadores más comprometidos con el baloncesto otómano, y una referencia incluso mayor que la de Turkoglu en su selección. Larguísimos brazos y gran envergadura para el rebote y la defensa y buena mano en ataque. Aún tiene margen de mejora.  

Antonis Fotsis (Grecia, Armani Jeans Milan, 30 años, 2.09) El Bat-Man griego es otro de esos ejemplos de la evolución de los hombres altos, cada vez con mayores recursos para jugar por fuera y crear peligro exterior. Siempre me ha parecido un poco débil de carácter, pero tiene muchísima calidad, y en una Grecia sin Spanoulis, Diamantidis ni Schortsanitis tiene la oportunidad de ser el líder de su equipo.  

Grecia necesita nuevos héroes, ¡Bat-Man al rescate!


Erazem Lorbek (Eslovenia, Regal Barcelona, 27 años, 2.10) Con uno de los mejores juegos de pies de Europa, y un tiro exterior notable, el mayor de los Lorbek es un prototipo de lo que es un ala-pivot del baloncesto moderno. Aunque algo blando bajo aros, con un buen cinco que le cubra las espaldas es un jugador que siempre quieres en tu equipo, a pesar de su gris aspecto de oficinista británico (no me digan que no se parece a John Cleese)

Milan Macvan (Serbia, Maccabi Tel Aviv, 21 años, 2.05) Uno de mis jugadores favoritos desde que lo vi por primera vez en el Europeo U18 de Madrid hace unos años (aquel del “pasteleo” entre Serbia y Lituania para dejarnos fuera) Todo carácter y capacidad de liderazgo, sin tener un físico espectacular, hace daño con su buena muñeca y una extraordinaria inteligencia sobre la pista. Una especie de cruce entre John Pinote y Kevin Love. Con la ausencia de Velickovic, su rol ganará enteros en Serbia.     

Madera de líder.    


Dusko Savanovic (Serbia, Efes Pilsen (si paga el traspaso) 27 años, 2.04) Un superclase que ha ido creciendo con paso firme hasta convertirse en uno de los mejores jugadores de Europa en su posición. Capaz de aparecer en ataque por todas partes, de continuar bien los bloqueos, leer las puertas atrás, y hacer mucho daño por fuera. Un jugador fino, que se dice. Anda en líos entre el Valencia y el Efes Pilsen por el pago de su cláusula, pero todo parece indicar que acabará en Turquía. 

Joel Freeland (Gran Bretaña, Unicaja Malaga, 24 años, 2.08) Jugador al que hemos visto crecer desde su llegada a España al Gran Canaria, su progresión sigue en ascenso y aún está lejos de alcanzar su verdadero potencial. Una de las (pocas) estrellas de su selección. 

Matjaz Smodis (Eslovenia, Cedevita Zagreb, 31 años, 2.05) Sinceramente es difícil que volvamos a ver a Smodis a su mejor nivel, siendo un jugador que prácticamente no hay campaña que no pase lastrado por las lesiones, y su rol en Eslovenia no será muy importante, pero no puedo obviar en mi selección de los mejores cuatros del torneo a quien ha sido uno de los jugadores más ilustres del baloncesto FIBA en los últimos años, depredador de títulos con el CSKA de Messina, y exponente claro de la importancia de tener un pívot que juegue abierto en tus filas.      

Un superclase venido a menos, el físico no perdona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario