¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

martes, 30 de agosto de 2011

CINCUENTA NOMBRES PARA EL EUROBASKET (III)


Seguimos con nuestro repaso por posiciones sobre los jugadores que merecen nuestra mayor atención en el Eurobasket que por fin comienza mañana. Vayamos con los aleros, donde encontramos un buen número de nombres deslumbrantes. Por cierto que haciendo un repaso a estos aleros se hace más patente la necesidad de que en nuestra selección se vaya apostando por jugadores de este perfil. Por ejemplo recordando los inicios de Gallinari, es un jugador del 88 que comenzó a irrumpir en el baloncesto de alto nivel a la vez que Batum, Casspi y Claver. Pues bien, todos ellos ya son jugadores referenciales en sus selecciones (aunque el israelí no estará en Lituania por lesión), excepto el español.

Luol Deng (Gran Bretaña, Chicago Bulls, 26 años, 2.06) La gran estrella de un combinado británico que buscará sobre todo dar una buena imagen y seguir creciendo como grupo de cara a los JJOO de Londres más que buscar resultados inmediatos. Lleva años instalado en la elite de la NBA como uno de los aleros más versátiles y completos. Lo tiene todo. Sería un potencial MVP del campeonato de jugar en una selección más competitiva y que pudiera optar por medallas.

Deng apuntando a Londres 2012


Andrei Kirilenko (Rusia, Utah Jazz, 30 años, 2.06) AK-47, el fusil de asalto del combinado de David Blatt es otro alero capaz de hacer absolutamente todo en una cancha de baloncesto. Instalado y acomodado en el estrellato de la liga estadounidense, en los últimos tiempos parece formar parte de eso que el añorado Andrés Montes llamaba el club de los “se dejaba llevar” (aunque Andrei tenía su propio mote para el bueno de Andrés: “Desde Rusia con amor”), pero sigue siendo una de las estrellas NBA que más se motivan cuando se ponen la camiseta de su país. Como siempre, asegurará un buen número de puntos, rebotes y tapones.

Hedo Turkoglu (Turquía, Orlando Magic, 32 años, 2.08) Y seguimos con estrellas NBA, y como en el caso de Kirilenko, otro jugador que parece haber experimentado un bajón en su juego justo cuando alcanzaba el estrellato y comenzó a firmar contratos millonarios. Aún así no olvidamos al majestuoso jugador que realizó dos últimas campañas soberbias en Orlando antes de marchar a Toronto (donde decepcionó profundamente), sobre todo la última en la que fue pieza clave para llevar a su equipo a las finales de la NBA, y donde demostró su enorme clase y repertorio jugando hasta de base. Si está a su mejor nivel, Turquía debe entrar entre las aspirantes al oro.   

AK-47 disparando sobre Turquía. Se dejaban llevar...


Danilo Gallinari (Italia, Denver Nuggets, 23 años, 2.08) “Il Gallo” es otra de las estrellas con luz propia de este torneo. Llegado a Nueva York hace tres temporadas, su segundo año en la NBA ya disipó dudas sobre su enorme calidad. Alero de fina muñeca y buena capacidad para ayudar en el rebote y en defensa, representa la elegancia personificada en la escuadra “azzurra”.  

Como pueden observar, los rumores de problemas de adaptación de "Il Gallo" en  Estados Unidos eran infundados.


Boris Diaw (Francia, Charlotte Bobcats, 29 años, 2.03) Uno de los aleros más completos del mundo, capaz de jugar en cualquier posición, y quien también, al igual que Kirilenko o Turkoglu, parece haberse acomodado ya y no buscar nuevos retos para su carrera (que diferencia con los Pau Gasol o Nowitzki), da la sensación de que no volveremos a ver al Diaw superlativo de Phoenix que fue capaz de llevar en volandas al equipo a las finales de conferencia con auténticas exhibiciones hace cinco años, cuando era uno de los reyes del “triple-doble”, y tuvo que suplir a nada menos que un lesionado Amar’e Stoudemire. No obstante sigue siendo uno de los nombres más ilustres que se presentan a este torneo. 

Viktor Khryapa (Rusia, CSKA Moscu, 29 años, 2.06) Una de las grandes estrellas rusas de los últimos tiempos, que no ha llegado hasta donde su potencial podía indicar (inoportunas lesiones) Un primera ronda del draft que no logró cuajar en la mejor liga del mundo pero que sigue siendo un primera espada en Europa. 

Sergei Monya (Rusia, Khimki Moscu, 28 años, 2.02) Otra perla de la última gran generación rusa. Buena mano para amenazar desde fuera y un físico poderoso para hacer daño al poste y sumar en el rebote. Un alero que cualquier equipo quisiera tener. 

Bojan Bogdanovic (Croacia, Cibona Zagreb, 22 años, 2.00) Hasta ahora hemos hablado de una serie de aleros muy versátiles, exponentes del baloncesto moderno, que dominan prácticamente todos los fundamentos del juego. Este joven alero croata, sin embargo, representa la figura del alero anotador puro de toda la vida, con buena capacidad ofensiva y peligro constante desde el perímetro. Hábil penetrador y habitual visitante de la línea de tiros libres. Alero de vieja escuela. Otro error histórico del Real Madrid el haberlo dejado escapar, y otra muestra más del enorme daño hecho por el tandem Messina/Maceiras hace dos años.   

Bogdanovic y el talento que Messina no quiso.


Nemanca Bjelica (Serbia, Caja Laboral, 23 años, 2.09) El combinado serbio apunta a posible dominador del baloncesto europeo en los próximos años gracias a jugadores como Bjelica, un alero enorme de brazos interminables que ya es una pieza básica en el engranaje de Ivkovic. Puede jugar de lo que quiera, ya que su manejo de balón y sentido del juego es notable. Por contra no es un buen tirador y adolece de capacidad anotadora, pero va para crack. 

Vladimir Dasic (Montenegro, Lottomatica Roma, 23 años, 2.08) La ciclotímica joya montenegrina, claro ejemplo de talento a raudales desgraciadamente sostenido en una cabeza endeble y una mala disposición para hacer carrera. Llegado al Real Madrid de la mano de Messina (suponiendo la salida de jugadores como Hervelle, Mumbru, y el citado Bogdanovic), sin embargo no convenció al entrenador siciliano por lo que fue cedido a un Gran Canaria que no toleró su indisciplina, para acabar recalando en la Lega donde sí ha dado muestras de su talento desde el principio. Puede ser uno de los mejores aleros de Europa si decide trabajar con humildad y abandona hábitos de estrella, que ni siquiera ha demostrado merecer.  

Dasic: para chulo mi pirulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario