¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 20 de octubre de 2016

NBA IS COMING: NORTHWEST



Juancho y el sueño NBA



Y le toca el turno al Wild West, en nuestro análisis para la próxima e inminente temporada NBA. Comencemos con la División Noroeste, en la que vamos a tener este curso a nada menos que tres jugadores españoles: Ricky Rubio, Alex Abrines y Juancho Hernángomez. 


DENVER NUGGETS: Continuidad es la mejor palabra para definir a los Nuggets de la 16-17, y es que Michael Malone, en su segundo año como primer entrenador de Denver va a disponer de prácticamente la misma plantilla que la temporada pasada, incluyendo un Kenneth Faried cada vez más dudoso y cuyo traspaso parecería una buena opción para los Nuggets, dotando así de mayor responsabilidad a sus jóvenes y talentosos pívots balcánicos Nurkic y Jokic, y por supuesto a nuestro Juancho Hernángomez cuyas prestaciones en pretemporada apuntan a que tendrá un sitio en la rotación. En la apuesta de futuro sigue entrando el base congoleño Mudiay, pese a que en su año rookie se mostró como una máquina de perder balones, y fue de los pocos bases titulares con el dudoso honor de presentar peores porcentajes en el tiro que Ricky Rubio. Por si acaso se han cubierto las espaldas con la elección del número 7 del draft de este año, Jamal Murray, base-escolta con muy buena mano, y por supuesto Jameer Nelson seguirá teniendo minutos. Las bajas de Augustin, Lauvergne y Papanikolau parecen intrascendentes, y el presente pasa por Danilo Gallinari, llamado de nuevo a ser el referente anotador del equipo. Superar las 33 victorias del pasado curso sería una buena señal. 


MINNESOTTA TIMBERWOLVES: La franquicia del eterno y lento crecimiento. Castigados por las lesiones en la época de Kevin Love, y con decisiones bastante dudosas más recientemente (el traspaso de Thaddeus Young, por ejemplo), parece que este año sí, que sobre el papel los Wolves tienen equipo para si no entrar en play offs quedarse prácticamente en puertas. El gran culpable de tal optimismo es Karl-Anthony Towns, un pívot todoterreno que, sencillamente, hace de todo, y todo bien. Un escándalo de jugador. El problema es que su  “maridaje” con la otra gran estrella del equipo, Andrew Wiggins, no me acaba de convencer. Y es que el alero canadiense es un jugador demasiado individualista sin el sentido del juego de su pívot. Ahí debe notarse la mano de un entrenador tan férreo en la disciplina como el recién llegado Tom Thibodeau. Ricky Rubio, pese a los rumores de traspaso, sigue pareciendo la mejor opción para dirigir el juego y surtir de balones a Towns, y por lo demás juventud al poder en esta manada de lobos, con Zach Lavine y su progresión imparable (sólo tiene 21 años), Gorgui Dieng o el novato Kriss Dunn. Si no hay lesiones de por medio deberían estar en esa horquilla entre las 40-43 victorias para optar a una de las últimas plazas de post-temporada del Oeste, el problema es que posiblemente las disputen frente a equipos más veteranos, y ahí es donde puede notarse su bisoñez. 


PORTLAND TRAIL BLAZERS: Otro equipo lleno de juventud, pero ya consagrado. Confianza plena en Terry Stotts, quien llevó al equipo a segunda ronda de play offs el pasado curso pese a haber tenido que lidiar con las bajas de jugadores como Aldridge, Batum o Robin Lopez. Entraban en las quinielas de equipos más empeorados pero acabaron haciendo mejor temporada que el año anterior. Exitazo. Este año ya no pueden ir de tapados, con Lillard y McCollum como letal pareja exterior capaz de destrozar cualquier defensa. Llega una debilidad personal, Evan Turner, quien pese a no haber cumplido las expectativas que se le presuponían a un número 2 del draft es uno de los jugadores más completos de la liga, y Festus Ezeli, jugador básico en la rotación de los últimos Warriors. Uno mira el roster y sigue sin encontrar, nombre por nombre, argumentos de franquicia grande más allá de Lillard, posiblemente porque muchos jugadores todavía estén sin consagrarse. No obstante huele a que volverán a estar ahí.


OKLAHOMA CITY THUNDER: Vivir sin Durant. De posible aspirante al anillo a que se dude de su presencia en play offs. Tiene su lógica cuando pierdes a todo un MVP de temporada regular y cuatro veces máximo anotador de la competición. Y no empezaba mal el verano para los del trueno, ya que con el movimiento por el que enviaban a Orlando a Serge Ibaka a cambio de Victor Oladipo, Ersan Ilyasova y Domantas Sabonis, constituían un tridente ofensivo exterior demoledor con Westbrook-Oladipo-Durant (claro que ya lo tuvieron antaño con Westbrook-Harden-Durant y aquello no parecía cuajar… pese a que ahora firmarían con los ojos cerrados volver a unas finales por el título) Aun así con Westbrook y Oladipo tienen posiblemente el “backcourt” más letal de la liga (con permiso de Golden State) y si Steven Adams muestra el nivel del final de la pasada temporada, deberían entrar en play offs. Importante la adaptación de Sabonis Jr, ya que el Hijo del Zar apunta a posible cuatro titular por delante de Ilyasova. Otro turco, Enes Kanter, garantiza minutos de calidad para el descanso de Adams. La posición de alero parece la más débil, con Andre Robertson apuntando a la titularidad. Ojo a Alex Abrines que como tirador especialista tendrá bastantes minutos. Si Westbrook se pone en modo MVP no sólo deberían entrar en play offs, sino que son capaces de dar algún susto una vez ahí. 


UTAH JAZZ: Siguen siendo una plantilla joven y en crecimiento, pero esta temporada aportan veteranía y jugadores consagrados con las llegadas de George Hill, Joe Johnson o Boris Diaw, quienes sin duda darán un salto de calidad que puede catapultarles a los deseados play offs. Gordon Hayward sigue siendo el santo y seña, aunque comenzará la temporada de baja por la lesión de un dedo de su mano izquierda. Rudy Gobert y Rodney Hood (brutal progresión el pasado año la del alero) ejemplifican la pujanza de la juventud, sin olvidar al jovencísimo base australiano Dante Exum. Derrick Favors  parece haber encontrado definitivamente su sitio en Salt Lake City y es otro de los hombres fuertes de un equipo que si la pasada temporada se quedó en las puertas de los play offs (novenos en el Oeste), con la aportación de sus nuevos jugadores debería estar entre los ocho mejores de la conferencia. 


NUESTRO PRONÓSTICO: 

DENVER: Fuera de play offs.
MINNESOTTA: Primera ronda de play offs.
PORTLAND: Primera ronda de play offs.
OKLAHOMA CITY: Segunda ronda de play offs.
UTAH: Primera ronda de play offs. 




Abrines y Ricky, amigos y residentes en el Northwest



No hay comentarios:

Publicar un comentario