¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 7 de julio de 2011

CONSTRUIR DESDE LA BASE

Profundizamos hoy un poco más en este mercado veraniego de fichajes que, aún a principios de Julio, se sigue moviendo con bastante inquietud para las fechas en las que estamos. 

En efecto, si hay una posición en la que vemos una especial actividad en estos primeros compases de las planificaciones de las nuevas plantillas es esa sobre la que se sustenta la dirección del equipo. La del base puro. 

Uno de estos movimientos más interesantes es el que lleva a Rodrigo San Miguel a suplir la baja de Omar Cook (con destino al Milan de Scariolo) a Valencia. Un salto de calidad para un jugador que en las tres últimas temporadas ha crecido significativamente en Manresa, plaza esta ideal para tal tarea, por cierto. Rodrigo es un jugador al que veíamos con posibilidades de acabar en un grande. Compartirá minutos con un De Colo cada vez más centrado en labores ofensivas y con el debutante en ACB Markovic, y apostamos por él como uno de los mejores fichajes realizados por el momento en nuestro mercado. El citado Stefan Markovic será otro hombre a seguir, base-escolta de 1,90 al que ya conocemos de la joven y talentosa selección serbia, donde intenta brillar en los minutos que le deja el genio Teodosic. Rodrigo-De Colo-Markovic conforman así un trío joven y de calidad en el exterior para un Valencia que aspira a estar nuevamente en los puestos nobles de la tabla.  

Rodrigo San Miguel, el gran salto.


Otro base que se mueve dentro de nuestra liga cambiando de camiseta es Kristaps Valters. Jugador que a mí personalmente me gusta mucho, quizás sea por su aspecto “ye-ye” y su flequillo garagero, o quizás por ser hijo del genial Valdis Valters, aquel explosivo y descarado base soviético cuyo prominente mostacho figura como uno de los más reconocibles recuerdos de mi infancia baloncestística. Kristaps ha sido uno de los mejores bases ACB en sus dos temporadas fuenlabreñas, interrumpidas por un paso por el DKV Joventut no demasiado convincente. Ahora le llega otro reto, tomando las riendas de un Unicaja que por distintos motivos (lesiones, problemas de adaptación, etc), no encuentra una dirección segura en la pista desde la marcha de Carlos Cabezas. La ardilla letona formará pareja con el recién llegado E.J. Rowland procedente del Cremona italiano, y al que creo que no he visto jugar en mi vida, o sea que no me voy a tirar el pisto aquí hablando sobre sus cualidades. Lo que si es cierto es que un equipo que cada temporada cambia su pareja de bases, como constantemente está sucediendo en el club malagueño, no es fácil que encuentre una identidad en su juego. Esperemos seguir disfrutando de la buena visión de juego y del eficiente lanzamiento exterior del bueno de Kristaps en las filas malagueñas. Por todo lo explicado anteriormente, no nos atrevemos a pronosticar que sea un fichaje exitoso, tengan en cuenta que ni siquiera un fantástico base, de los mejores que hemos visto en Europa en los últimos años, como Terrel McIntyre logró cuajar en el sur de la ACB. No es plaza fácil hoy día para un play-maker.

El flequillo más famoso de la ACB.


Precisamente el hueco que deja el letón es cubierto por el Fuenlabrada con la llegada de un jugador que creemos ha de ser uno de los jóvenes debutantes a seguir en la próxima temporada en nuestra liga. El base galo Antonie Diot, una de las más pujantes promesas, o realidades ya, europeas. Base purísimo, de gran visión de juego, dominio del pick&roll, y capacidad para moverse en distintos ritmos de partido y estilos de juego, además de pegajoso defensa y hábil ladrón de balones al estilo Ricky Rubio. Apuesta segura y un buen tanto que se apunta el Fuenlabrada. 

Aunque estamos hablando de bases puros, tampoco queremos pasar por alto el fichaje del que puede ser una de las sensaciones de la próxima liga. Marquez Haynes, combo-guard fichado por el Gran Canaria desde la liga francesa, es un jugador espectacular, anotador compulsivo con fama traída desde la NCAA, puede jugar tanto de base como de escolta, aunque apostamos por él como la principal referencia ofensiva de su equipo, siguiendo la estela de brillantes exteriores que en los últimos años han vestido la camiseta amarilla del Gran Canaria como Carl English o Jayce Carroll. Apuesten por él en el próximo Supermanager.  

Antoine Diot, jugador a seguir.


A pesar de que no parece un movimiento tan mediático como los mencionados, el Caja Laboral también refuerza la posición de base con el fichaje de otro joven compatriota de los citados Diot o De Colo. Se trata de Thomas Heurtel, quien tan buenas sensaciones de progreso ha mostrado la pasada temporada en Alicante. A la sombra de un Huertas elegido la pasada temporada como mejor base ACB y que lideró la tabla de asistentes, el francés puede y debe hacer crecer su juego con un entrenador exigente como Ivanovic, y progresar sin prisa pero sin pausa. Todo esto a la espera de lo que suceda con jugadores como Logan o Ribas, quienes de quedarse posiblemente ocupen más minutos residuales como recambios para el perímetro en calidad de escoltas que como directores de juego. 

En definitiva, y hasta la fecha, es el puesto de base donde el mercado se está mostrando más animado (sin olvidarnos de lo que está pasando en Europa: Teodosic al CSKA, Lakovic al Galatasaray, Cook al Milan… o el último rumor bomba que habla de nada menos que Deron Williams al Besiktas (no me creo nada) ), pero no me gustaría finalizar esta exposición sin hacer notar que precisamente los dos equipos que más necesidades tienen en estos momentos en el puesto de base, Barcelona y Real Madrid, no han movido ficha en este tema. Sada y Sergio Rodríguez, por muy magníficos bases que sean deben encontrar compañeros de posición cuanto antes de cara a que sus equipos puedan afrontar la temporada con garantías. El Madrid del primer año de Messina comenzó la temporada sólo con Prigioni como timonel, y se demostró que aquello era una locura. Por lo tanto me asombra la parsimonia que están teniendo los dos clubes de fútbol en este sentido. 

Como madridista además me preocupa enormemente que el club blanco contemple seriamente la posibilidad de no fichar ningún base. Las últimas informaciones que nos llegan hablan de que las intenciones son fichar un alero y un escolta. Esto me parece un disparate mayúsculo, una aberración al sentido común similar a la del referido primer año de Messina. Algo que no se debería consentir, no tiene ni pies ni cabeza. Llull ha demostrado que su estilo de juego no puede ser “domado” como para considerarlo un director de juego. Sergio Rodríguez me sigue pareciendo un base que es puro talento y por quien hay que apostar, pero aún así no se le puede dar todo el timón, máxime considerando que es un jugador para un estilo de juego muy concreto y para moverse en un tipo de partidos de ritmo muy alto y posesiones cortas. Necesitamos otra batuta que le complemente y maneje tempos de partido más pausados, de esos que se dan en los partidos más ásperos y duros. A todo el mundo le puede ilusionar oír hablar, por muy humo que sea, de Rudy Fernandez o de Kirilenko, pero lo que pedimos los madridistas, o al menos lo que pide este madridista, es que se hagan las cosas con criterio y sentido común. Afrontar la temporada con sólo Sergio Rodríguez de base va a conducir al Madrid a un gravísimo error que posiblemente le haga tirar por la borda toda una temporada. No quiero ser agorero ni jugar a profeta, pero escrito queda. De nada sirve que juntemos un buen número de aleros y ala-pivots jóvenes y con talento si queremos caminar por la vida a la pata coja y sin reforzar lo prioritario. La dirección de juego. El cuerpo técnico y la directiva quieren empeñarse en arrojarse al vacío simplemente por no atender al sentido común.    

Llull y su baloncesto desbocado. Por mucho que se empeñen, no es un base.

No hay comentarios:

Publicar un comentario