¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

miércoles, 20 de julio de 2011

YOUNGER GENERATION

A pesar de que toda nuestra atención baloncestística la está concitando el Europeo U20 de Bilbao, con una participación española que hasta el momento se salda con seis victorias en el mismo número de partidos y que nos lleva a un cruce de cuartos contra Letonia, nos apetece poner un ojo en el torneo continental U18 que mañana comienza en la polaca ciudad de Wroclaw (la ciudad que vio jugar por última vez al genio Drazen Petrovic, por cierto), ya que la selección española dirigida por Luis Guil bien merece unas líneas y un poco de atención, aunque me temo que el torneo no será televisado en nuestro país. 

Nuestro combinado vuelve a mostrar una vez más, como viene pasando en nuestras últimas generaciones, un talento brutal concentrado en las líneas exteriores, concretamente en los aleros. Como jugador más reconocible para el aficionado está el estudiantil Jaime Fernandez, que ya ha jugado ACB y Eurocopa con el club madrileño, y que en este campeonato acude en la que parece su posición natural, la de escolta, pese a apenas superar el 1,80. Fernandez parece el líder natural de este grupo, un escolta habilidoso que compensa su déficit físico con toneladas de talento y que asoma, manteniendo todas las cautelas posibles y lógicas, como el sucesor de Navarro. A su lado otros brillantes jugadores como la nueva perla verdinegra, Albert Homs, quien también ha debutado en ACB. Homs apunta a jugador total, viniendo desde la posición de base, su envergadura y físico, actualmente rozando los dos metros, le llevan a ser un 1-2-3 de esos que pueden marcar época en el baloncesto europeo, ya saben, ese tipo de jugador a lo Bodiroga, Papaloukas o Diamantidis. Baloncestistas capaces de dominar las tres posiciones exteriores y darle al equipo lo que necesite en cada momento, sea dirección, defensa o anotacion. En definitiva, una auténtica joya para nuestro baloncesto. Otro chaval a quien hay que seguir de cerca es el madridista Dani Diez, alero alto de físico exhuberante para su edad y buena capacidad tanto anotadora como reboteadora. En la dirección los galones parece que serán para Josep Pérez, base para el futuro del Barcelona, y seguiremos las evoluciones de un Jorge Sanz quien ya ha "arañado" algún minuto en el primer equipo del Real Madrid. En el juego interior me temo que volveré a incidir sobre algo que ya he comentado en este blog. Y es la sensación que tengo de que en los puestos de hombres altos, o más bien de pivots puros, el futuro no se presenta tan brillante en comparación con la calidad que se asoma en nuestras próximas generaciones de jugadores exteriores, donde el relevo de calidad lo tenemos asegurado. Aún así en este grupo encontramos un nombre ilusionante para el futuro en Guillermo Hernángomez, un habitual de las selecciones inferiores y cuyo nombre lleva tiempo dando que hablar.  




Jaime Fernandez, la referencia.

Esperemos que en esta ocasión Guil supere los resultados de sus anteriores aventuras como seleccionador nacional (quinto con los U18 en 2007 y cuarto con los U16 en 2010) y encuentre el camino a las medallas con una selección plagada de talento, pero en la que por otro lado el exceso de polivalencia hace que algunas posiciones no estén del todo definidas y no sepamos realmente que rol y papel van a desempeñar algunos jugadores. Esperemos también encontrar buenos focos informativos sobre un torneo en el que la mayoría de las miradas se posarán sobre el nuevo genio croata, Dario Saric, pero en el que también habrá que fijarse en otros nombres que en unos años estarán dominando Europa (el francés Invernizzi, el serbio Miljenovic, etc)    




El hombre a seguir. Dario Saric con la camiseta de Drazen, su ídolo y paisano, en los Nets.


Debutamos mañana a las 13,30 contra la República Checa, otro país que en los últimos años no para de sacar talentos.

Por cierto, bonita canción de Loovin' Spoonful la que da título a nuestra entrada de hoy. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario