¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

martes, 5 de julio de 2011

FICHAJES Y CULEBRONES

Saludos, amigos lectores. Ante todo hay que congratularse de que el chip veraniego va haciendo cada vez más mella en mí ser, y poco a poco voy logrando cierta desconexión con el mundo del baloncesto que me permita ser un ciudadano normal, y no tener un balón anaranjado por cabeza. 

Aún así seguimos echando una mirada de reojo al mundo de la canasta, y no podemos evitar pasar por aquí a seguir comentando lo que opinamos sobre lo que vemos, leemos y escuchamos sobre nuestro deporte favorito en estos días del estío. Vaya por delante que estando a principios de Julio, y con todo un verano por delante, Eurobasket incluido, no parece adecuado precipitarse pensando en las posibilidades de las futuras plantillas en base a sus configuraciones, fichajes y despidos.  

Eidson, de los primeros en animar el verano.


Algo que no puede faltar en cualquier verano es el típico culebrón de idem. Ese fichaje interminable del que se habla día sí y día también. Este año parecía que el honor podría corresponder a Rudy Fernandez, sobre quien hace poco analizábamos su llegada a los actuales campeones de la NBA. Por lo mediático del personaje, la calidad del jugador, y la posibilidad de una siempre apetecible para un cierto tipo de prensa mediocre (y plagada de mendacidad) guerra Madrid-Barça en los despachos. Por todo ello Rudy bien parecía poder convertirse en el personaje de este verano, después de que saliese a la luz una importante oferta por parte del Real Madrid. En mi opinión, y como madridista confeso, sería un fichaje realmente ilusionante. Aún con el riesgo de perder al jugador a mitad de temporada y de verle la siguiente cumpliendo contrato en Dallas, un Rudy venido de la NBA dentro de dos temporadas, con 28 años, posiblemente iniciando su mejor momento de forma (ese que en baloncesto suele ser de los 28 a los 34 años) y su madurez, sería un regalo para la afición y el jugador sobre el que fundamentar un equipo ganador en el que si las cosas se hicieran bien ya habrían crecido lo suficiente los Velickovic, Suarez, Llull o Mirotic como para hablar de una plantilla con posibilidades de dominar en Europa. Siempre he defendido el trabajo hecho con paciencia, o sea que la espera de dos años por un Rudy Fernandez creo que bien merecería la pena. 

El problema no es el coste de una operación como ésta (por cierto, ya sabrán que el fichaje de Coentrao, el último capricho de Mourinho que llega a un equipo que tiene perfectamente cubierta esa posición, ha costado de largo más que todo el presupuesto destinado a la sección de baloncesto), un jugador como Rudy es de los que merecen ese tipo de esfuerzos monetarios. No hay problema en fichar a un Rudy cueste lo que cueste, económicamente hablando. El problema es ficharlo cueste lo que cueste de cara a realizar un proyecto serio, y ahí es donde se demuestra una vez más el mesianismo megalómano de Florentino Pérez, dispuesto a tirar la casa por la ventana por el mallorquín, pero no de apuntalar la posición que más falta hace reforzar en estos momentos para el equipo, que es la de base. Con la marcha segura de Prigioni, y aún apostando por Sergio Rodríguez, es necesaria la llegada de un director de primerísimo nivel que pueda reflotar el equipo y solucionar el problema acuciante que tiene este equipo a la hora de jugar en estático. Un déficit de juego que arrastra desde hace muchísimos años, y que ha ido solventado gracias a ser un equipo furibundo en el contrataque y la velocidad (cuando han tenido un técnico que les ha dejado jugar de tal manera, claro) y a una gran capacidad de sacrificio en defensa y en el rebote. Teodosic bien podría ser ese hombre, pero todo apunta a que se marcha a intentar que vuelva a imponerse otro periodo de éxito y dominio en Europa del CSKA de Moscú.   

Sólo este tipo vale más que el presupuesto de toda la sección de basket. El Real Mendes se hace fuerte en Madrid.


Es en este tipo de decisiones donde se nota la falta de buena cabeza del presidente blanco con el baloncesto, quien sigue buscando un golpe de efecto similar al de Messina con otra estrella mediática, sin pensar realmente cuales deben ser las necesidades del equipo. Poco importa, el caso es salir en la prensa.   

Floren, le falta vista.


Aparcando por tanto el abortado culebrón Rudy, que el propio jugador en un acto de inteligencia se ha encargado de hacer fracasar, parece más interesante que hablemos de los fichajes ya concretos en nuestra liga, interesantes movimientos como los de Rodrigo San Miguel al Valencia, Valters al Unicaja, o la llegada de lustrosos jugadores a nuestra liga como Eidson al Barcelona o el espectacular Marquez Haynes (quien por cierto, sonó para el Real Madrid) a ese Gran Canaria que siempre hace tanto con tan poco (dinero), por no hablar de la reciente noticia sobre la llegada del joven talento Antoine Diot a otro club modélico en la gestión de sus recursos como el Fuenlabrada… pero eso lo dejaremos para cualquier noche de verano de estas en las que nos aprieta “la calor”, que diría Di Stefano.  

Haynes, sonó para el Madrid, pero se lo lleva el Gran Canaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario