¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

sábado, 10 de septiembre de 2011

MADRID SUNS

Aunque toda las miradas baloncestísticas se siguen concentrando en el Eurobasket de Lituania, los equipos de la Liga Endesa ya están trabajando en pretemporada y jugando sus primeros partidos amistosos, entre ellos el Real Madrid, que ayer disputó en Pozuelo de Alarcón un encuentro a puerta cerrada ante el Melilla (equipo de LEB Oro), con el tanteo 97-90 a favor de los blancos. Un partido con la lógica intrascendencia de principios de Septiembre, y del que no se pueden sacar conclusiones, con un Real Madrid sin internacionales en el que destacaron Jayce Carroll quien se fue hasta los 29 puntos, además de Mirotic, Velickovic y Carlos Suárez con buenas anotaciones, y donde tuvieron minutos los jugadores de EBA, el alero Marina y los pivots Kasse (el senegales de hecho fue titular) y Arteaga. Como digo un partido del que no se pueden ni deben sacar conclusiones, pero que puede servir de pequeño apunte de lo que quiere Pablo Laso del equipo y cual puede ser la seña de identidad del nuevo Real Madrid:  Ritmo alto y velocidad. 




Salto inicial en el Open McDonalds del 93 entre los Phoenix Suns y el Madrid de Sabonis.


Tanto es así que Carlos Suárez, el último descartado de la selección que compite en Lituania, el "guerrero número 13", escribió en su twitter una cosa totalmente anecdótica, pero que, quien sabe, como todas las cosas intrascendentes y anecdóticas, quizás con el tiempo se convierta en un tópico al que recurramos. Literalmente el alero escribió que el equipo se parece a los Phoenix Suns en lo que corren, que deben mejorar en defensa, pero en ataque están muy bien. Como digo, una pequeña anécdota, como todo lo que rodea a algo tan banal como el twitter, pero que sin embargo, sin quererlo, sin saberlo, sin intencionarlo, quizás el bueno de Suárez ha dado con la denominación con la que nos refiramos al Madrid 2011/12, unos Madrid Suns veloces y poco especuladores con la posesión del balón. Si es así, sin duda, será una buena noticia para el aficionado desde el punto de vista del espectáculo, sobre todo para aquel aficionado que anteponga la estética al resultado. 


Preparando el "trade" bomba, Steve Nash por Kaká.

No hay comentarios:

Publicar un comentario