¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

lunes, 1 de junio de 2015

MADRID Y BARCELONA ESPERAN SUS RIVALES


Los dos grandes hicieron buenos los pronósticos, deshaciéndose de sus rivales en cuartos de final de play offs por el título por la vía rápida, y demostrando una vez que son los máximos favoritos a disputarse la gran final.

El equipo de Xavi Pascual llega al final de la temporada en su mejor momento de forma (algo habitual con Pascual, cuyo roster siempre va de menos a más durante el curso), y apenas dio opciones a un Fiatc Joventut que concluye una gran temporada a pesar de no haber podido ganar un solo partido de play offs. El primer partido, jugado en Barcelona, fue casi un paseo para los blaugranas (77-55), y en el Olimpic de Badalona la garra y voluntad verdinegras, plasmadas sobre todo en el rebote ofensivo (hasta 18 rechaces en tablero contrario llegaron a atrapar los de Maldonado), permitieron a los locales no descolgarse en el marcador, pese a que el Barcelona tuvo en todo momento el mando del encuentro para certificar el 2-0 en la serie con el 74-80 final. Satoransky ha sido el mejor de la eliminatoria con sus 10 puntos, 4.5 rebotes y 5.5 asistencias de media en ambos partidos. Sin duda es el base más completo en la actual ACB  y una pieza clave para Pascual, muy por delante de Huertas. Navarro abandonó el segundo partido por lesión en el tercer cuarto, después de convertirse en el segundo máximo anotador histórico en play offs ACB, superando a Herreros y a 100 puntos de Villacampa. Como no hay noticias sobre su retirada, estamos seguros de que lo superará, aunque de momento hay que esperar a ver como evoluciona de esta última lesión muscular. 

El Real Madrid sigue en estado de gracia tras proclamarse campeón de Europa. Pese a que el comienzo del primer partido disputado en Madrid parecía prolongar la resaca continental (0-12 de salida para el Gran Canaria), una resaca que le costó al equipo de Laso perder dos partidos consecutivos en ACB (eso sí, con la primera plaza de liga regular ya asegurada) Los marcadores lo dicen todo, 101-74 y 86-93. 97 puntos de media han metido los blancos a un equipo que en liga regular sólo había encajado 77,53 puntos por encuentro. Rodillo merengue para plantarse en semifinales. Lo cierto es que era una empresa muy complicada el poder disputarle algún partido a los campeones de Europa, pese al empeño de un Oliver excelso en el partido de Las Palmas (18 puntos y 10 asistencias, con 5 de 6 en triples) Las bajas de Txemi Urtasun, Ian O’Leary y Levon Kendall han mermado la capacidad de rotación de Aíto, sobre todo en el juego interior. Aprovechamos para mandar desde aquí un fortísimo abrazo a Kendall y todo nuestro ánimo. Uno de los mejores extranjeros que han pasado últimamente por nuestro baloncesto (inolvidables sus años en el Obradoiro) vive un auténtico drama con su hijo de diez meses aquejado de una grave enfermedad que pone en riesgo su vida. El bueno de Levon además es un gran aficionado a la música (su padre es músico y le puso el nombre de Levon en homenaje a Levon Helm, el genial baterista de The Band) y le hemos visto tocando el piano en más de una ocasión. Un tío muy grande que no se merece lo que le está pasando… en realidad nadie puede merecer el infierno de ver a un hijo de diez meses luchando por una vida recién estrenada.    


Kendall, el baloncestista bohemio y su drama particular.


Volviendo a lo deportivo, el Madrid parece recuperar su versión más efervescente, la del juego vertiginoso y la velocidad de crucero, con sus dos bases señalando el camino. El Chacho Rodríguez, perfecto en el primer partido con 20 puntos sin fallo, 4 de 4 en libres, 5 de 5 en canastas de 2, y 2 de 2 en triples, y killer total en el segundo con otros 26 tantos (8 de 13 en tiros de campo y 5 de 5 en libres) En total ha anotado 46 puntos, con 9 de 9 en tiros libres, 8 de 10 en tiros de 2, y 7 de 10 en triples. Una auténtica salvajada. Su tocayo Llull no le ha andado a la zaga. 18.5 puntos y 4 asistencias de media en los dos partidos. Al ritmo de los sergios. También hay que destacar la presencia de Luka Doncic en esta serie, con casi once minutos jugados en Madrid y cinco en Las Palmas. Recuerden que hablamos de un jugador de 16 años, con una calidad extraordinaria, y con un entrenador valiente como Laso que parece dispuesto a darle un papel en la rotación madridista. Gran trabajo de cantera en el baloncesto blanco, que este fin de semana ha visto a su equipo cadete convertirse en campeón de España. A ver si aprenden en fútbol.


Las otras dos series, como se preveía, están más igualadas y conocerán hoy a su vencedor. El resultado se antoja imprevisible, sobre todo en el caso del enfrentamiento entre Dominion Bilbao y Valencia, ya que ninguno de ambos equipos ha logrado ganar su partido en casa. El Unicaja realizó un gran encuentro (69-55) con Golubovic mandando en ambas zonas (9 puntos y 13 rebotes), pero en Vitoria los James, Causeur y San Emeterio sacaron el fusil (8 triples de 14 entre los tres pistoleros baskonistas) para poner el 1-1. El Valencia por su parte sorprendió con un gran partido en Bilbao (75-91), con un gran acierto en el triple (14 de 27, 52%) y Pau Ribas de nuevo comandando las operaciones. Que temporadón el del catalán. Se la jugaban los de Sito Alonso en La Fonteta, y se mantienen con vida después de una gran segunda parte para remontar el 48-37 del descanso. El 74-80 final fuerza el tercer partido. Marko Todorovic sigue impresionante, y está firmando 13.5 puntos, 8 rebotes, 2 robos y 2 tapones de media ante los taronja. Aun así, totalmente impredecible lo que pueda suceder hoy.        


Doncic ya es uno más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario