¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 17 de septiembre de 2015

CUENTAS PENDIENTES


Parker y Gasol, líderes de las mejores generaciones de la historia de sus respectivos países.



Esta noche tenemos de nuevo el que ya es el clásico europeo por excelencia entre selecciones nacionales en esta década. Los dos últimos campeones de Europa frente a frente. España, la selección que dominó el continente a partir de la segunda mitad de la primera década del siglo XXI, frente a Francia, que con la mejor generación de jugadores de su historia veía truncados una y otra vez sus sueños de gloria precisamente a causa de la superioridad de los Gasol y compañía. Supieron esperar su momento y los frutos llegaron. Repasamos los últimos enfrentamientos entre hispanos y galos en torneos de la máxima categoría. 


EUROBASKET 2009. CUARTOS DE FINAL. Francia 66-España 86  

Francia llegaba al cruce invicta, como primeros de su grupo, y después de pasarse por la piedra a Rusia, Alemania, Letonia, Grecia y Macedonia. Parker era el máximo anotador del torneo y los galos parecían una máquina perfectamente engrasada bajo el mando del base de los Spurs y sus inseparables escuderos Batum y Diaw, además del infatigable Pietrus, Diot, y el trotamundos NBA Turiaf. España era un mar de dudas. Después de perder contra Serbia y Turquía y clasificarse cuarta de grupo, acabó barriendo en aquel torneo para proclamarse por vez primera campeona de Europa. Fue el comienzo de la frustración francesa. Ricky Rubio dio un clinic defensivo sobre Tony Parker, y Pau Gasol sembró estragos en ambas zonas (28 puntos, 9 rebotes y 3 tapones) España daría posteriormente dos exhibiciones más para colgarse el oro apalizando a Grecia y Serbia en un torneo en el que se empezó pidiendo la cabeza de Scariolo y se acabó realizando posiblemente el mejor baloncesto que hayamos visto con esta generación de jugadores.   


Ricky y su inolvidable defensa a Parker en 2009



MUNDIAL 2010. PRIMERA FASE. Francia 72-España 66  

No tardaron mucho los galos en desquitarse. Fue en el primer partido de ambas selecciones en aquel torneo en el que acabamos sextos (a Francia no le fue mejor, cayendo en octavos de final de manera contundente ante Turquía), y que será recordado por aquel triple de Teodosic que nos apartó de la lucha por las medallas, escenario al que parecíamos abonados. Francia iba sin Parker (pero con Diaw y Batum) y nosotros sin Pau Gasol. Gelabale nos hizo daño con 16 puntos, y Navarro nos sostuvo con 17.


EUROBASKET 2011. SEGUNDA FASE. Francia 69-España 96

Defendíamos título en un largo Eurobasket con dos liguillas, e infligíamos a Francia su primera derrota, y de qué manera. Habían llevado a todas sus figuras al torneo y Collet reservó a Parker y a Noah, dando lugar a especulaciones de que lo hacía para no ser primeros de grupo y evitar el lado del cuadro por el que iba Lituania, anfitriona del evento. Seraphin y Traore, con 18 y 16 puntos respectivamente mantuvieron el tipo para los galos, mientras que en el festín español varios jugadores anotaron en dobles dígitos, destacando Navarro y Rudy con 16 y 15 puntos respectivamente. Días después nos veríamos en una gran e inolvidable final. 


EUROBASKET 2011. FINAL. España 98-Francia 85 

Segundo oro consecutivo para la selección española en una final para el recuerdo. Los trece puntos de diferencia finales son anecdóticos, porque lo cierto es que España fue una perfecta sinfonía coral con un juego exterior inmenso (Calderón 17 puntos, Rudy 14, Navarro 27 y 5 asistencias), un Pau imperial (17 puntos y 10 rebotes) y la exhibición taponadora de Ibaka (históricos sus 5 tapones en 3.43 minutos) Nuestro baloncesto vivía sus mejores momentos, y una constelación de estrellas como la que formaban Parker,  Batum, Noah, Diaw, De Colo, Seraphin o Gelabale debían conformarse con la plata. Lo nuestro era de otra galaxia.     


Ibaka se consagró con nuestra selección en la final de 2011



JUEGOS OLÍMPICOS 2012. CUARTOS DE FINAL. Francia 59-España 66  

El día que Batum perdió los nervios, y la frustración francesa se hizo más evidente que nunca. El partido ya llegaba caliente debido a las acusaciones vertidas por nuestros rivales de dejarnos perder contra Brasil para evitar el lado del cuadro en el que iba Estados Unidos. El caso es que llegábamos con muchas dudas, habiendo perdido dos partidos (Rusia y el citado contra Brasil) y sufriendo lo indecible ante Gran Bretaña. Francia sólo había claudicado ante la todopoderosa USA. El partido más bronco y duro de los disputados entre estas dos selecciones con sus actuales generaciones. Encuentro a cara de perro en el que cada canasta costaba sangre, sudor y lágrimas y se decidió desde la defensa. Llull puso testiculina en los momentos decisivos, encendiendo las gradas londinenses, Rudy taponó a Parker cuando empezamos a tener las primeras ventajas del último cuarto, en los minutos finales, y a partir de ahí desinflamos a una Francia en su versión más rocosa pero igualmente derrotada. La escena final de Batum agrediendo a Navarro simbolizó lo que significaba en aquel momento la selección española para Francia. Pura frustración. En un partido sin apenas brillo estadístico, destacó el doble-doble de Pau Gasol con 10 puntos y 11 rebotes. Acabaríamos colgándonos nuestra tercera plata olímpica tras otra extraordinaria final frente a los imbatibles norteamericanos. 


EUROBASKET 2013. SEMIFINALES. España 72-Francia 75  

Y por fin llegó el momento para Francia. Su dulce venganza previo paso a convertirse en campeones continentales (Lituania no fue rival en la final) Visto con perspectiva, y pese a todo lo que ha caído sobre Orenga posteriormente, hay que admitir que el bronce de 2013 tiene un enorme mérito, y más aún haber tenido auténticas opciones de victoria frente una Francia muy superior a la que llevamos a la prórroga, después de dominar durante gran parte del partido y de tener incluso un tiro ganador con Calderón. Pudimos haber ganado a una selección que contaba con los habituales Parker (estelar con 32 puntos), Batum y Diaw y a la que se unían grandes pívots como Ajinca o Lauvergne. Sin embargo con nuestras ausencias se podría haber hecho un equipo favorito para el oro (Pau Gasol, Felipe Reyes, Navarro, Ibaka y Mirotic) Sencillamente, era el momento de Francia. 


MUNDIAL 2014. CUARTOS DE FINAL. España 52-Francia 65

El penúltimo capítulo de esta historia supuso la derrota más dolorosa para una España que como anfitriona y con su mejor selección posible aspiraba incluso a plantar cara a unos intratables Estados Unidos. Orenga, muy señalado tras su mala gestión de recursos (incomprensible ostracismo para Felipe Reyes) tuvo que dimitir bajo la presión popular. Marc Gasol, estrenando paternidad y sin haber dormido en toda la noche, no debería haber permanecido aquellos 29 minutos en pista en los que su presencia no sólo no aportó nada ni en defensa ni en ataque si no que nos lastró sobremanera. Los franceses arrasaron en el rebote (50 por 28) y nos ejecutaron con un constante Diaw y un Heurtel en modo “killer” en los instantes finales del partido. Ni siquiera un solvente defensor como Ricky Rubio supo pararlo. Todo fue un desastre. Ibaka, nuestra gran esperanza para suplir a los Gasol, errático en el tiro e indolente en la actitud. Navarro, Llull y Rudy con la pólvora mojada. El porcentaje en el tiro de 3 lo dice todo: 2 de 22. Sólo se salvó mínimamente Pau Gasol respondiendo con 17 puntos y 8 rebotes. Derrota ignominiosa ante una Francia sin Parker ni Noah, pero donde empezaba a destacar un espectacular pívot que apunta a estrella NBA. Rudy Gobert anotó sólo 5 puntos, pero sus 13 rebotes le convirtieron en el auténtico dueño de los tableros. La noche más negra del baloncesto español en mucho tiempo.    


La noche más triste




De modo que muchas cuentas pendientes entre ambas selecciones. El mayor ánimo de revancha es nuestro tras sus dos últimas victorias, pero nos siguen teniendo muchas ganas ya que en su recuerdo aún perduran exhibiciones de Pau Gasol o Navarro. Son claramente favoritos y tendrán 27000 gargantas apoyándoles. Al igual que dijimos ante Grecia, empecemos por reconocer su superioridad y ese será el primer paso para tener opciones de victoria y conseguir ese deseado billete directo para los Juegos de Río, que tantos problemas de calendario ahorraría a nuestros jugadores.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario