¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

martes, 8 de septiembre de 2015

FRANCIA IMPONE, LETONIA RUGE, RUSIA SE HUNDE


Echamos un vistazo a los grupos A y D del Eurobasket, que con su tercera jornada de ayer clarifican en cierta manera su configuración de cara a octavos de final, al menos en el caso del A, ya que el D muestra una igualdad tremenda, como tremendos fueron los finales de la mayoría de los seis partidos jugados ayer. Nadie ganó por más de siete puntos, hubo una prórroga, tres canastas ganadoras, y un triple fallado que pudo haber dado otra prórroga. Eurobasket en estado puro. 


Francia ya es virtualmente equipo de octavos de final, y como se preveía todo apunta a que será primero del grupo A. Es el único equipo con balance 3-0 de todo el torneo en estos momentos (a la espera de lo que hagan hoy Serbia y Grecia) Su juego por ahora no impresiona, no les hace falta. Están jugando a medio gas y a Tony Parker se le ve con el freno de mano echado y sólo sacando la varita de la genialidad cuando es realmente necesario, como ayer frente a una correosa Polonia. Parker, por cierto, se ha convertido ya en el máximo anotador de la historia del Eurobasket, superando al mítico Nikos Gallis, aunque la media de Gallis es muy superior a la del francés (31.2 puntos por partido el griego, 16.6 el galo) Simplemente devastador resultó el Gallis del 87, con 37.8 puntos de media, 40 en la inolvidable final ante la URSS en el enfervorecido Pabellón de La Paz y La Amistad (que por aquel entonces hacía honor a cualquier cosa menos a paz y amistad) Parker, base puro, no ha necesitado tanta obsesión anotadora como el escolta griego, aunque ambos comparten similitudes en su juego, sobre todo un fantástico manejo del uno contra uno y un endiablado cambio de ritmo que les hace ser imparables en penetración. Hay que quitarse el sombrero ante el jugador de los Spurs, estrella NBA consagrada desde hace años que nunca ha perdido el compromiso con su selección nacional pese a las numerosas decepciones que se iban acumulando en esta brillante generación de baloncestistas galos (decepciones provocadas la mayoría de las veces por España), hasta llegar a estos momentos de gloria actuales en los que son campeones de Europa, subcampeones del mundo, y por supuesto grandes favoritos para revalidad título continental. 


Polonia está demostrando mucho oficio y su balance de 2-1 le hace ser candidato a la segunda plaza del grupo, posición que dirimirá en su próximo partido frente a Israel, con idéntico balance. Finlandia acecha en cuarta posición con balance 1-2, y también tiene opciones de ser segundo de grupo si vence respectivamente a Bosnia y Polonia. Apostaría por ellos. Israel empezó muy fuerte pero ayer sumó su primera derrota ante una Bosnia que ya ha cumplido estrenando su casillero de victorias. Los de Ivanovic intentarán colarse entre los cuatro primeros, lo que sería un exitazo, pero para ello deben ganar a Finlandia y Rusia, dos partidos muy complicados. El primero porque Finlandia parece superior, y necesita asegurarse la clasificación. El segundo porque Rusia, aún con una plantilla tan mediocre, cuesta pensar que aunque sólo sea por vergüenza torera vaya a irse de vacío y sin una victoria en el torneo. Rusia, por cierto, aún tendría opciones de pasar ganando sus dos restantes partidos… el problema es que el próximo es contra Francia.   


En Bosnia causa furor el desenfadado nuevo look de un rejuvenecido Dusko Ivanovic y su melena de malote, pero lo importante de verdad es que por fin ha aparecido Elmedin Kikanovic. Horrible ante Polonia, discreto ante Francia, héroe ante Israel con 17 puntos y 3 rebotes, un triple para forzar la prórroga, y una canasta sobre la bocina para la primera victoria bosnia. Pudimos tener otra prórroga en el Francia-Polonia, si Gortat hubiera acertado con su triple final. Posiblemente el pívot de los Wizards no sea la mejor opción para un lanzamiento de este tipo, sobre todo si tienes a un desatado Wacynski en pista (18 puntos, 4 de 7 en triples) Y emoción también en el Finlandia-Rusia, con Koponen anotando la canasta decisiva para que los fineses sigan con opciones de octavos de final. 


Cuatro equipos (Chequia, Bélgica, Letonia y Lituania) empatados a dos victorias y una derrota, Estonia con 1-2 (sorprendente triunfo ante Ucrania) y una Ucrania desahuciada con 0-3, es lo que arroja el imprevisible grupo D tras tres días de competición. Los tres resultados de ayer fueron sorprendentes. Primero con una Bélgica derrotando a Lituania, gran favorito para ser primero de grupo, con Lojeski palmeando el fallo de Van Rossom sobre la bocina. Después con Chequia cayendo con claridad ante Letonia, en un partido dominado desde el comienzo por los anfitriones del grupo. Le está sentando bien el factor cancha al equipo de Bagatskis. Y para finalizar, Ucrania incapaz de sumar su primera victoria frente a una Estonia que sobre el papel podía parecer la selección más débil del campeonato, sin ningún jugador estelar en ninguna gran liga europea. El tirador Gregor Arbert dejó una de las actuaciones de la jornada con 26 puntos. 



Grupo por lo tanto muy abierto, en el que creo que Lituania sigue teniendo más opciones que el resto para ser primeros. Su próximo partido es contra Estonia, presumible victoria, y posteriormente le puede valer incluso la derrota contra República Checa, dependiendo lo que suceda entre belgas y checos en su próximo encuentro, partido de pronóstico incierto. Ojo a Letonia, que pese a tener average negativo (-1), le queda un calendario plácido (Ucrania y Estonia) Lo que parece claro es que los cuatro equipos con dos victorias, es decir, checos, belgas, letones y lituanos, son los que van a seguir en liza. El objetivo lógicamente es quedar lo más arriba posible para evitar en los cruces a griegos y croatas y buscar un cruce más accesible.       



Dusko se desmelena

No hay comentarios:

Publicar un comentario