¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

domingo, 1 de junio de 2014

VICTOR CLAVER YA DERROTÓ A LA MONTAÑA



La madre de todos los combates


No descubrimos nada si aseguramos que George R.R. Martin ha revolucionado el mundo de la fantasía con su exitosa saga "Canción de hielo y fuego", cuyas novelas han sido traducidas a infinidad de países y vendido ingentes cantidades de copias. Las historias de Martin han conocido también una adaptación televisiva igualmente exitosa, a cargo de la siempre fiable HBO, que actualmente vive uno de sus momentos cumbres de la cuarta temporada con el inminente duelo entre el príncipe de Dorne, Oberyn Martell, y el sanguinario y cruel Ser Gregor Clegane, "La montaña que cabalga". Combate del que dependerá el futuro de uno de los personajes más queridos de la historia como es el bueno de Tyrion Lannister, y del que ya nos han puesto los dientes largos los productores de la serie al asegurar que es lo mejor que han rodado nunca.  

Lo que posiblemente mucha gente desconozca es que el actor que da vida a La Montaña, el islandés Hafthor Julius Bjornsson, tiene un pasado vinculado al mundo del baloncesto, llegando incluso a ser internacional sub18 con la selección de su país en el campeonato de Grecia en 2006. Poco más se sabe de la carrera baloncestística de este muchacho, ya que parece ser que viendo que no tenía excesivo futuro en este deporte debido a una seria lesión de rodilla a la edad de 20 años se dedicó a cultivar su cuerpo para convertirse en la mole que es hoy día, participando habitualmente en competiciones que buscan al "hombre más fuerte del mundo". Aún así le dio tiempo a llegar a ser profesional jugando la liga de su país en el FSU Selfoss. Poca información podemos encontrar sobre su corta carrera baloncestística, pero revisando el citado campeonato sub18 vemos que en la primera jornada nuestro protagonista se enfrentó a una selección española en la que figuraban jugadores que algunos hoy son lustrosos ACB como Pablo Aguilar, Quino Colom, Pere Tomas, Xavi Rabaseda o Javi Vega. También formaba parte de aquel equipo Marc Rubio, hermano mayor del genio Ricky, y hasta todo un NBA como Victor Claver, líder de aquella generación del 88. España, que acabó siendo bronce en aquel torneo, ganó ese partido por 43 puntos (98-55), y "Thor", quien no era de los más destacados de su roster, acabó aquel encuentro con 6 puntos y 5 rebotes (de hecho fue su mejor partido del torneo) Fue un campeonato muy emotivo para la selección española entrenada por Luis Guil, ya que en vísperas de jugarse el bronce Guillem Raventós, habitual de las selecciones inferiores de nuestro baloncesto, fallecía en accidente de tráfico junto al también jugador Alan Arisa, junior del Hospilatet. Aquel metal fue dedicado a Raventós, quien tenía una especial amistad con los hermanos Rubio. Aquel mismo verano de 2006, Ricky, con 14 años, dejaba una exhibición para la historia con sus 51 puntos, 24 rebotes, 12 asistencias y 7 robos de balón en la final del Europeo cadete de Linares, con el recuerdo de su amigo siempre presente. Pero esa lógicamente es otra historia, la cual ya fue tratada en este blog.  (por cierto es una de las entradas a las que más cariño le tengo, de modo que me sentiré muy honrado si alguien decide releerla o leerla por vez primera)     



"Thor", profesional en la liga islandesa.



Desde aquí queremos desear suerte al bravo príncipe Oberyn en su duelo contra La Montaña (aunque su suerte, como la de todo personaje de ficción, ya está escrita), y recordarle que si necesita asesoramiento sobre como derrotar a su gigantescto rival, bien puede echar un vistazo a aquel lejano partido en tierras griegas en 2006, donde Victor Claver y compañía dieron buena cuenta del gigante islandés.      




Pere Tomas machaca el aro islandés ante la mirada de La Montaña, con el número 7.



No hay comentarios:

Publicar un comentario