¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

jueves, 9 de junio de 2011

I DIED A THOUSAND TIMES

"Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos" (Rafael Alberti)

Uno de los objetivos de este blog, aparte de seguir escribiendo textos sobre baloncesto, es recuperar algunas actualizaciones de mi fotolog sobre este deporte. Esta es muy reciente y está de plena actualidad, sobre el nuevo (y al fin y al cabo viejo) rumbo que debe tomar el Real Madrid tras otro, cada vez menos sorprendente, descalabro. Esto por lo tanto es la revisión y pequeña ampliación del texto que escribí para fotolog el pasado 3 de Junio, aprovechando además que hoy empieza la final entre Barcelona y Bilbao Basket, por lo tanto, ACB manda.

Los últimos guerreros



Como si fuera el título de aquel brillante remake de "High Sierra" en el que Jack Palance interpretaba al malogrado Roy Earle, pareciera que la sección de baloncesto del Real Madrid vive empeñada en morir, y suicidarse, un millar de veces. He escogido para ilustrar mi texto la imagen del último grupo que levantó un título, nada menos que la liga ACB ante un Barcelona que contaba con Navarro, Basile, Lakovic, Kasun, Trias, Vazquez, Marconato, etc, un Real Madrid que meses antes había levantado la Copa ULEB, logrando así un meritorio doblete en el año del debut de un Joan Plaza que siempre vivió bajo sospecha, debido al escaso "brillo" de su nombre. Aquel Barcelona derrotado, por cierto, tomó buena nota de aquel éxito, y tras prescindir de un entrenador del prestigio de Ivanovic dejó el equipo en manos de un hombre de la casa como Xavi Pascual, pese al descontento y prejuicio de parte de la afición (esa que entiende de "nombres", pero no de "hombres"), tampoco se volvieron locos buscando hacer una "limpia" innecesaria en el vestuario, así seguimos encontrando en su plantilla a jugadores como Navarro, Basile, Lakovic, Sada o Vazquez años después. Si estamos hablando de jugadores de calidad, ¿vas a prescindir de ellos por una mala temporada? 

Supongo que actualizar con esta imagen, después del enésimo descalabro madridista, puede parecer ventajista, pero quienes me conocen saben lo que pienso sobre las decisiones tomadas en los últimos años dentro de la sección de baloncesto de este club, y todos sabemos, como, porque, y por quien, esa plantilla campeona de Joan Plaza fue destrozada. Más sangrante es aún si nos fijamos en los jugadores que conforman ese plantel y vemos que algunos de ellos están en las filas del enemigo (y a quienes posiblemente se una en breve otro defenestrado, Raúl López) que con justicia nos ha pasado por encima en estas semifinales... jugadores que no valían para este equipo, en opinión de un recién llegado que venía de la liga rusa, y al que se le dio poder absoluto para fichar, y sobre todo para despedir. Sé que contra esto no se puede luchar, hay nombres demasiado grandes, y por mucho que insista sobre el fracaso y el desastre que supone fichar 20 jugadores en tan sólo dos años, gran parte de la afición jamás va a reconocer que Messina ha fracasado y ha dejado al club muy tocado. Hay nombres contra los que no se puede luchar, Messina, Mourinho, hagan lo que hagan nunca se equivocan. Por lo tanto no voy a insistir con ese tema, simplemente, en este momento duro, prefiero mirar para adelante y ser optimista con las cosas buenas que tiene este equipo, que las hay, y digo esto porque me conozco a ese sector del madridismo y del florentinismo, cada vez más amplio, que sigue buscando el "nombre" en vez del "hombre", y que está pensando en la enésima limpieza de vestuario, nueva reconstrucción, y otra vez empezar de cero... para que el año que viene por estas fechas estemos en las mismas, ¿qué más da?, hay dinero, equivoquémonos cuanto podemos, fichemos viejos, jóvenes, altos, bajos, sanos, lesionados, negros, blancos, chinos... el caso es coleccionar nombres y cromos, florentinismo puro. Bien, analicemos por tanto lo que nos deja esta temporada y pensemos como se puede mejorar y aprovechar los pasos que se han dado adelante (llegar a la Final Four) y evitar los pasos que se han dado atrás (caer en semifinales de ACB), lo primero es pensar que una plantilla que es finalista de la Copa, que llega a Final Four, que queda segunda en la tabla tras toda una liga regular, y que llega a semifinales ACB, bien, lo primero que hay que pensar, como digo, es que aunque sea un fracaso para un club como el Madrid, no es una mala plantilla, ya que ha estado compitiendo en varias competiciones llegando lejos en todas. La plantilla es buena, ¿mejorable, muy mejorable?, sin duda, pero no es un desastre de plantilla, no hay que volverse locos... parece claro que hay que buscar un entrenador, después de que Molin simplemente ha sido un señor que se ha comido un marrón y que no ha aportado nada, ha estado ahí sentado en el banquillo como si ponen una señora que venda churros. Bien, por la búsqueda del entrenador es por donde empiezan mis preocupaciones, temo una vez más la búsqueda del "nombre", ya se habla de los Pesic, Obradovic, etc... bien, dirán que estoy loco si dudo de estos entrenadores, y no es que dude, simplemente creo que las cosas hay que analizarlas en su contexto, ver en que situación vienen, motivación, hambre de ganar,etc, si vienen con ganas de trabajar un proyecto serio, o van a buscar erróneamente el éxito inmediato echando media plantilla y fichando hombres de su confianza y que vienen de otras ligas, hay que tener en cuenta que este club tradicionalmente trabaja mejor con gente de la casa, y que todo eso del "perfil alto" o "perfil bajo" son bobadas para vender periódicos. Hay que trabajar con el bloque joven de este equipo, no puede ser que jugadores como Velickovic o Mirotic, el primer mes que los vemos con esta camiseta nos parezcan los nuevos Kukoc, y luego desaparezcan.

Mirotic, la esperanza... si le dejan.


Tiene que haber una constancia, y esa constancia tiene que venir motivada por la apuesta de los entrenadores y de los clubes. No se puede dar poder absoluto a un entrenador, por mucho que el madridismo viva ahora cegado por el estilo dictatorial mourinhista. Un entrenador se tiene que seguir adaptando a ciertos aspectos del club en el que trabaje, y hay apuestas por jugadores que deberían estar por encima de lo que opine el entrenador... así por ejemplo, no debería consentirse que mañana llegue un entrenador nuevo al que, por lo que sea, porque no le gusten los cuatros abiertos, o porque lo ve demasiado blando, se empeñe en que Mirotic no tenga sitio en el equipo, como ha pasado con Hervelle, y el chaval se tenga que ir y lo veamos con el tiempo triunfando en otro equipo. El Madrid no puede cometer esas equivocaciones, hay que fortalecer a algunos jugadores, igual que hay que cortar por lo sano con las actitudes de algunos (Prigioni, ese gran "mentiroso", preocupado de su lucimiento personal y que tanto está torpedeando el crecimiento del equipo, dentro y fuera de la cancha con actitudes impropias de alguien que lleve esa camiseta)... en definitiva, sinceramente, con no más de tres fichajes tendríamos una plantilla tremendamente competitiva, o sea que no nos volvamos locos.  

Una vez asumido que el bloque joven no se debería tocar (Sergio Rodríguez-Llull-Suárez-Velickovic-Mirotic-Tomic, jugadores con talento, y lo que es más importante, capacidad de progresión y margen de mejora), hay que ver con que se puede abrigarles, para que no queden a la intemperie sus vergüenzas cuando vienen las citas importantes. Felipe, como gran capitán, alma y corazón (y testículos) de este equipo, debe seguir aportando, cada vez con una mayor dosificación y teniendo un rol menos importante, pero debe seguir. Fischer, como pívot de rotación, aportando defensa, rebote e intimidación, cumple sobradamente. Ya tenemos por lo tanto ocho jugadores. Como he dicho, pienso que con tres fichajes iríamos sobrados, un base estelar, tipo Teodosic, un escolta-alero anotador de los de toda la vida (Carroll) y un alero alto y todoterreno a lo Vesely, más la subida de algún joven jugador del filial, por ejemplo Arteaga, y se podría conformar una plantilla competitiva, todavía joven, con margen de mejora y con mucha ambición.

Teodosic, joven viejo objeto del deseo.


Cuando escribo estas líneas, la posibilidad de que el Barcelona se haga con los servicios de Milos Teodosic parece más que un rumor. Una vez más vuelven a moverse con mucha mayor celeridad y eficacia en los despachos, adelantándose con el fichaje, de producirse, del posiblemente mejor base europeo del momento y que apunta a marcar una época en las próximas euroligas (parece que ha sucedido de igual manera con Chuck Eidson, por quien el Madrid estuvo luchando hasta la semana pasada). No obstante seguro que no habrá problemas para que en futbol podamos satisfacer el enésimo deseo de Mourinho con algún jugador que venga para ser el decimonoveno en rotación de la plantilla por unos 30 millones de euros de nada. Es el sino del Madrid de baloncesto. Comienza a ser peligroso además que muchos jugadores o entrenadores tengan tantas dudas a la hora de firmar por este equipo, temerosos de que el clima de trabajo no sea el adecuado y el proyecto no tome visos de seriedad.

Lo único que espero al menos es que no se cometan nuevamente los errores que están condenando al Real Madrid a ser el moderno Sísifo que cuando parece que va alcanzar la cima con su pesada carga a cuestas, la piedra vuelve a rodar hacia abajo obligándole a volver a comenzar desde el principio. La enésima revolución representada en un montón de cabezas de jugadores guillotinadas para disfrute del público y prensa ávidos de sangre, no presagiaría nada bueno viendo la historia reciente, excepto vivir en un “deja vu” constante. Desde la derrota también se puede avanzar, si se deja a crecer a un equipo, algo que aún no ha aprendido este club y esta sección que más que un equipo de baloncesto, a veces parece un clinic constante sobre la mejor manera de practicar “bonzo”. 

Los chicos de Plaza se lo montan en Bilbao, ¿esperando a Raúl  López?







No hay comentarios:

Publicar un comentario