¡SÍGUENOS DESDE TU CORREO!

viernes, 24 de junio de 2011

LASITUD O FORTALEZA

laso, sa.

(Del lat. lassus).

1. adj. Flojo y macilento.

2. adj. Dicho del hilo de lino o del cáñamo y de la seda: Sin torcer.

3. adj. p. us. Cansado, desfallecido, falto de fuerzas. 




Las acepciones que nuestra Real Academia Española hace del vocablo "laso" parecen querer dar la razón a quienes sin siquiera haber comenzado la pretemporada ya aventuran un proyecto de entrenador fallido para los banquillos del Real Madrid. El lenguaje florentinista se impone de nuevo para asi hablar de "perfil bajo", de fichaje condicionado por el recorte de presupuesto en la sección, y de contratación motivada por la imposibilidad de conseguir nombres de más relumbrón (a pesar de que el nombre de Pablo Laso, junto al de Pedro Martínez, fue de los primeros en salir en las quinielas y con muchas opciones de concretarse) Las críticas hablan del poco lustre del nombre del protagonista en su carrera como entrenador y del poco cartel que atesora el vitoriano, a pesar de sus 8 años en los banquillos. También parece olvidarse demasiado rápido el fiasco absoluto para este club que significó quien llegó con cartel de mejor entrenador de Europa, una especie de dios infalible, que sin embargo y como el resto de los humanos tampoco vive libre de equivocarse de vez en cuando, por mucho que cueste admitirlo. Se olvida también que con entrenadores del nombre y el cartel de Javier Imbroda, Julio Lamas, o Bozidar Maljkovic, en cinco temporadas el Real Madrid se mantuvo en un porcentaje de un 60% de victorias. Y se obvia el hecho de que con Joan Plaza, otro fichaje de "perfil bajo", producido entre limitaciones presupuestarias y negativas de técnicos de renombre (Aito, por ejemplo), el Real Madrid recupera la "normalidad" para mantenerse en un 73% de victorias, (que Messina tampoco supera, quedándose en un 70%) Echando un vistazo por lo tanto a la historia reciente de este equipo, a las últimas experiencias vividas con técnicos y proyectos varios, no encontramos ninguna razón para pensar que este club funcione mejor cuanto más brillante sea el apellido del entrenador.

Vitoriano de base.


No obstante es comprensible el recelo con el que se pueda recibir a Laso, el máximo asistente histórico de la liga ACB muestra una carrera en los banquillos demasiado anodina, tranquila, discreta, con cierto tono grisáceo. Una trayectoria con visos de normalidad consolidada en el GBC de San Sebastián, al que ascendió a la ACB y con quien parece haber cumplido un ciclo, de esos que acaban con división de opiniones, por un lado el “¡Laso dimisión!” rugiendo en el San Sebastián Arena cuando llegaban las rachas de derrotas, por otro, la sensatez de quienes saben de la dificultad y competitividad de la liga ACB y que admiten que dentro de sus posibilidades el GBC se ha movido más que dignamente. Particularmente, a mí es un fichaje que no me provoca especial ilusión, me deja frío. Por eso lo recibo con escepticismo pero sin ningún cuchillo entre los dientes. Dejémosle trabajar. Dejémosle tener poder en las decisiones de altas y bajas como se hizo con Messina, hagámosle caso cuando dice que confía en Velickovic (estamos ante un error histórico como se prescinda de él) 

Como base, un ciclón.


Creo que lo mejor que puede pasar con Laso es que esa aparente frialdad que transmite su llegada se mantenga, que el Madrid se despoje de apasionamientos cegadores de la realidad. No vendamos humo. Todo indica que el Barcelona será una vez más el gran dominador de nuestro baloncesto, y que en Europa, además de los blaugranas, los dos grandes griegos, más CSKA y Maccabi parecen estar uno o varios peldaños por encima de nosotros. Estupenda oportunidad para que un equipo joven crezca tranquilo y sin ruido mediático a su alrededor. Laso no generará tantos titulares como Messina, ni para lo bueno no para malo. Aprovechemos ese clima de normalidad, de invisibilidad, para que los jóvenes talentos que tiene este equipo muestren su progresión sin miedo al fallo o cargados sus hombros de excesiva responsabilidad. Por mucho que nos guste hablar de glorias pasadas, y del poder de la camiseta blanca, el momento presente dista mucho de ese pasado triunfal, aceptemos la realidad de una vez y trabajemos con lo que hay, porque su potencial es bueno. Aprendamos a tener paciencia y a convivir con los rivales de una vez. Hoy día a este club le va a tocar sufrir años y ciclos de vivir en un segundo plano frente a los grandes de Europa. Son esos momentos los que hay que aprovechar para crear un bloque sólido que en cuanto los rivales dominadores acaben su hegemonía (como es el caso hoy día del Barcelona) de un paso al frente y muestre el buen trabajo realizado gracias a la paciencia de dejar crecer un proyecto. Exijamos, eso sí, un trato institucional por parte del club a esta sección acorde a su grandeza. Sobre el proyecto actual ya lo comentamos en una anterior entrada, el bloque es muy bueno y es joven, tiene margen de mejora y capacidad de progresión. La actual plantilla necesita tres fichajes a lo sumo, (eso sí, que sean de calidad), abandonemos el falso camino de los atajos del triunfo inmediato.

Y dentro de ese elogio del trabajo y del esfuerzo de la progresión, confiemos también en nuestro nuevo entrenador. Un técnico joven, brillante e histórico ex –jugador, que conoce perfectamente nuestra liga, y que tiene ante sí una magnífica ocasión, también él, para crecer. Si es así todos saldremos ganando. 

Para finalizar tengo que dejar algún apunte sobre el desarrollo del blog, ahora que comienza el verano. Realmente estoy muy ilusionado con este rinconcito que me he agenciado para dedicarme a una de mis grandes pasiones, pero ciertamente llega un momento en la vida en la que no puedes dedicarle todo el tiempo que desearías a algo que no es más que un hobby, una afición, pero que realmente no te da comer materialmente (aunque sí espiritualmente), ello unido a las fechas estivales que se presentan, y a la necesidad de desconectar un poco y dedicarme a las cosas que suelen hacer los teenagers en esta época del año, como bailar en los guateques, ir a ver pelis a los auto-cines, y seducir señoritas, hace que vea necesario reconocer que no vamos a seguir el ritmo actual de una entrada diaria (ayer mismo no actualicé, y como voy a estar ausente unos días creo que hasta mediados de la semana que viene no volveré por aquí), pero os aseguro que actualizaremos mucho, porque creo que va a ser un verano movido (vaya nochecita ayer al otro lado del Atlántico) 

Feliz primer fin de semana de verano.    

El mayor pasador de la historia de la ACB ante su gran reto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario